Estados Unidos quiere resolver la crisis con Corea del Norte por vía “diplomática”

Luego de la escalada verbal entre Trump y Kim Jong-un, ahora buscan bajar el tono. La Casa Blanca dice que es absurda la acusación de que declaró la guerra al país asiático. Rusia trata de interceder

27 Sep 2017
1

SECRETARIO DE DEFENSA. “Repaldamos a los diplomáticos”, dijo Mattis. Reuters

NUEVA DELHI, India/MOSCÚ, Rusia.- Estados Unidos quiere resolver la crisis con Corea del Norte por vía “diplomática”, dijo el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, tras la reciente escalada verbal entre los dos países.

Estados Unidos apoya los esfuerzos liderados por la ONU por una península coreana libre de armas nucleares, dijo en Nueva Delhi tras reunirse con su homólogo indio, Nirmala Sitharaman.

“Al mismo tiempo mantenemos la capacidad de disuasión de las amenazas más peligrosas de Corea del Norte pero también respaldamos a nuestros diplomáticos de forma que esto (el conflicto) se mantenga todo el tiempo posible en el ámbito diplomático”, dijo Mattis.

“Es nuestro objetivo, resolver esto por vía diplomacia, y creo que el presidente Donald Trump ha sido muy claro al respecto”.

Los comentarios de Mattis se producen tras la escalada de la retórica entre Trump y el líder norocreano, Kim Jong-un, en los últimos días tras una serie de ensayos misilísticos y nucleares.

El lunes, la Casa Blanca negó como “absurda” la acusación del ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, de que Trump había declarado la guerra a la nación asiática, que por su parte amenazó con derribar uno de los aviones estadounidenses desplegados en la región como demostración de fuerza.

Sin embarto, según el principal general de Estados Unidos. pese a la escalada verbal entre Washington y Pyongyang no ha visto un cambio en la posición militar de Corea del Norte.

“Si bien el ámbito político está muy cargado ahora, no hemos visto un cambio de la posición de las fuerzas norcoreanas y las estamos monitorizando muy de cerca”, dijo el general Joseph Dunford, presidente del Comando Conjunto en una audiencia con un comité del Senado de Estados Unidos. “No hemos visto actividad militar que refleje el tenso ambiente político”, agregó.

Rusia está hablando con Corea del Norte en busca de una distensión en la disputa nuclear, dijo el director del departamento para control de armamento del Ministerio de Exteriores ruso, Majil Ulyanov, hoy en Moscú.

“Nos estamos esforzando al menos en llevar la situación en una dirección aceptable”, dijo el diplomático citado por la agencia de noticias Interfax. Moscú sigue abogando por la vía de las negociaciones al considerar que cualquier solución militar supone una catástrofe. China y Rusia son los países a quienes se atribuye la mayor influencia sobre la cúpula de Pyongyang.

Aunque no hubo movimientos de fuerzas, Corea del Norte sí parece haber reforzado sus defensas en la costa, reportó ayer la agencia de noticias Yonhap de Corea del Sur. La agencia sugirió que Corea del Norte estaba moviendo aviones a su costa este y tomando medidas después de que bombarderos estadounidenses volaron cerca de la península coreana el fin de semana.

Las tensiones han aumentado desde que Corea del Norte llevó a cabo su sexto y más poderoso ensayo nuclear el 3 de septiembre, pero la retórica ha alcanzado un nuevo nivel en los últimos días con líderes de ambos países intercambiando amenazas e insultos.

Lancer B-1B de la Fuerza Aérea estadounidense, acompañados por aviones de combate, volaron en el este de Corea del Norte en una demostración de fuerza tras el intenso intercambio retórico entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong-Un.

En una reunión con sus pares del grupo de países BRICS, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que la situación en la Península de Corea se encuentra en una etapa muy peligrosa. Las tareas urgentes son frenar un avance de los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte, evitar una mayor escalada de las tensiones y eludir cualquier deseo por recurrir a las armas, dijo Wang en Nueva York, en una reunión paralela a la Asamblea general de la ONU. (DPA-Reuters)

Comentarios