Los hermanitos que no tengan hogar ya no serán separados

Hasta ahora, el Estado dividía a los chicos según su género y edad

26 Sep 2017

El propósito es brindar una alternativa al sistema tradicional de hogares de menores, donde hay casos de hermanos separados por edad y por género, lo cual rompe aún más los lazos familiares y afectivos. Con ese objetivo se inaugurará en Tucumán la primera casa para hermanos. Funcionará en la avenida Aconquija al 200. La vivienda tiene que ser totalmente refaccionada y para ello hoy, a las 10, el Ministerio de Desarrollo Social realizará la apertura de sobres de la licitación de la obra de refuncionalización del inmueble. Allí funcionaba el Instituto de Puericultura Alfredo Guzmán. La casa fue donada y hasta hace unos años era el lugar donde vacacionaban los niños de los distintos hogares de menores que tiene la provincia, explicó Sandra Tirado, secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia.

“El edificio estaba muy deteriorada y era imposible seguir usándolo. La idea de recuperarlo surgió con el objetivo de tener un espacio en el que puedan crecer juntos hermanitos que hoy están separados. Tenemos varios casos y contamos con un dispositivo similar en la Casa Cuna. Allí hicimos la prueba piloto. Tenemos dos espacios en los que viven niños con sus hermanos”, resaltó.

“Teniendo en cuenta que existen lineamientos de preservar los lazos familiares se elaboró este proyecto. La idea es que la casa tenga pequeños hogares en los que crezca cada grupo de hermanos. Además, habrá espacios al aire libre tales como merenderos y cancha de fútbol”, remarcó.

Actualmente hay unos 300 chicos en los hogares de menores, precisó Tirado. La cifra va en baja porque siguiendo las nuevas políticas apuntan a que la decisión de internar a un niño en una institución sea una medida excepcional.

“Lo ideal sería que en este hogar los hermanos estén juntos hasta que puedan volver con sus familias o sean adoptados”, explicó. La institución tendrá, al igual que los otros hogares, equipos técnicos conformados por psicólogos, trabajadores sociales y preceptores.

Comentarios