Puerto Rico es una “zona de catástrofe”

El huracán “María” dejó 18 muertos y 20 desaparecidos en Dominica y otras islas del Caribe

22 Sep 2017
1

ZONA DEVASTADA. Un hombre corre por una calle azotada de Guayama. reuters

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El huracán “María” azotó ayer a la República Dominicana, después de pasar por las islas de Dominica, Guadalupe y Puerto Rico, donde dejó inundaciones, viviendas destruidas y -al menos- 18 muertos y 20 desaparecidos, según reportes oficiales.

El presidente dominicano, Danilo Medina, se reunió con sus ministros para analizar los estragos causados por “María”, que golpeó al país con lluvias y vientos de 195 kilómetros por hora, según el más reciente informe del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Miami.

Medina anunció que enviará ayuda humanitaria a Puerto Rico en momentos en que ambos países sufren los estragos del ciclón, según informó a periodistas el vocero presidencial, Roberto Rodríguez Marchena, citado por “El Nuevo Diario” de Santo Domingo.

En República Dominicana, el huracán arrancó árboles de raíz, derribó postes de luz y causó inundaciones. Ernesto Pérez Modesto, del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), dijo que 350.000 viviendas en 14 provincias del norte quedaron sin electricidad. El Gobierno dominicano suspendió labores en el sector público y privado ayer, a fin de que la mayoría de la población permanezca a cubierto durante el paso del ciclón.

Según datos extraoficiales, más de 14.000 personas habrían sido evacuadas. De ellas, 7.371 se refugiaron en casas y otras 6.657 en albergues del Gobierno.

Entre los desplazados figuran unos 4.000 turistas que fueron desalojados en días previos, cuando el huracán “Irma” causó al menos 40 muertos y gran devastación en el Caribe y en el estado estadounidense de Florida.

Antes de pasar frente a la costa norte de República Dominicana, “María” golpeó a las islas de Dominica y Guadalupe, y el miércoles a Puerto Rico, provocando en todos una “severa devastación”.

“María” también pasó sobre el archipiélago francés de Guadalupe, donde se reportaron otros dos muertos, y continuó su marcha hacia Puerto Rico como un huracán categoría 4, con vientos de hasta 250 kilómetros por hora.

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró ayer “estado de catástrofe” en Puerto Rico y anunció el envío de fondos federales para la reconstrucción. (DPA)

Comentarios