Hoy, el asfalto del cerro San Javier estará “en llamas”

Tomás García Hamilton lidera la general, y tiene a Gerónimo Padilla a sólo 34”5/10.

10 Sep 2017
1

ESTUVO INSPIRADO. Gerónimo Padilla avanza raudo en el tramo de Monteros con su Peugeot 208 Maxi Rally turbo.

Necesitaba un día así arriba de un auto de rally. Tomás García Hamilton, hace unos meses atrás, se “bajaba” de la presente edición del Rally Argentino. Hoy, en su segunda competencia al mando del VW Gol MR, parte como líder de la séptima fecha que concluirá en el asfalto del cerro San Javier. “No me esperaba tanta diferencia porque todavía no lo conozco bien el auto. Sigo espiando para saber qué le gusta”, reconoció “Tomy” en el parque de asistencia de Monteros, centro de acción del “Rally de Tucumán-Cuna de la Independencia”.

Es probable que correr en condición de local haya sacado el plus que necesitaba para borrar los malos momentos del pasado. La evidencia está en que su apellido estuvo antes que ninguno en cuatro de los seis especiales del primer día de competencia. “No me esperaba ganar y tampoco podía creer el tiempo que marcamos porque es la segunda vez arriba de este auto”, insistió el piloto navegado por Luis Catálfamo.

Cuando cerró trato con la Compañía General de Rally, el binomio vislumbraba sólo dos carreras seguras en el horizonte. La de este fin de semana y al anterior en Río Negro en la que quedaron quintos. Ayer, en sus declaraciones, García Hamilton dejó en claro que el horizonte se amplió. “Con los miembros del equipo hablábamos sobre que, en las carreras que quedan, tenemos que conocer el auto para comenzar siendo competitivos el año que viene. Vamos una carrera y media recién, y estamos peleando arriba”, analizó con entusiasmo.

Para hoy, el plan de todos los equipos del campeonato nacional cambiará radicalmente. Las máquinas se posarán en la cinta asfáltica que se extiende desde San Pablo hasta El Corte. No habrá polvo en suspensión, ni piedras que esquivar. Pero no por eso será más fácil. “Si el asfalto está seco me tengo fe”, reconoció “Tomy”.

Seguramente, como Gerónimo Padilla, su escolta en la carrera, dormirá pensando en las precipitaciones. “Nos vamos a acostar mirando el cielo y nos vamos a levantar mirando el cielo. Espero que la lluvia y la neblina también, no nos vayan a complicar la jornada”, anheló “Gero”.

Padilla quedó a más de 34” de “Tomy” y en una situación ideal para irse de su propia tierra como líder del campeonato, ya que el cordobés Marcos Ligato, puntero del certamen, no terminó la primera etapa. “La carrera cambió cuando Marcos se fue afuera del camino”, reconoció el yerbabuenense. Desde que la distancia es tan corta y entre el tucumano y el cordobés se intercambian la cima del torneo, Padilla adoptó una estrategia clara: siempre tratar de terminar por delante del rival. “Salí con la mentalidad de andar rápido y terminar adelante de él. No es normal que un campeón de la talla de Marcos se equivoque. Es humano también”, dijo con tono de elogio sobre Ligato, que se reengancha hoy. “No vamos a salir a correr a nadie porque nos sirve terminar en la posición que estamos. La firmo ya porque sumamos buenos puntos”, sostuvo el piloto del Peugeot 208 MR.

“El auto está impecable. La segunda etapa me gusta. Lamentablemente el año pasado me fui en el especial uno de asfalto, así que no tengo la hoja corregida. Iré a buen ritmo, pero no a dar todo porque me sirven los puntos”, anticipó Padilla el modo de trabajo previsto para hoy con su navegante Nicolás García.

Comentarios