Elena Roger: cantar Piazzolla... con la sangre de Piazzolla

La vocalista y el conjunto Escalandrum presentan en el teatro San Martín “3001”, el disco que honra la obra del músico argentino.

09 Sep 2017
1

ESCALANDRUM Y LA DAMA. Elena Roger y “Pipi” Piazzolla confluyeron en un proyecto que se afianza a partir del disco y de los shows en vivo.

ESTA NOCHE

• A las 22, en el teatro San Martín (av, Sarmiento 601). Entradas 2 x 1 con Club LA GACETA.

“Fue increíble. No nos encontramos para ensayar. Ellos me mandaron los audios de lo que estaban tocando y les dije las tonalidades (yo estaba en Ushuaia). El día del concierto hicimos prueba de sonido: salió todo bien. Y se dio tan bien la comunión... Además no hubo problemas de egos, ni profesionales ni personales. Fue como amor a primera vista. Congeniamos y vimos mucho potencial. Empezamos a hacer shows privados porque todavía yo tenía que presentar en gira mi disco ‘Tiempo mariposa’”.

Elena Roger rememora cómo, casi por casualidad, confluyeron en un primer show el talento de su voz con las condiciones de Escalandrum, el grupo que lidera Daniel “Pipi” Piazzolla. Ocurrió durante el verano de 2014, antes de la inauguración del Museo de Arte Contemporáneo (MAR), en Mar del Plata.

La sociedad musical se consolidó con el disco “3001. Proyecto Piazzolla”, que vienen a presentar en el teatro San Martín y en el Septiembre Musical.

Banda sólida

“A mí la idea me pareció fantástica porque ya los conocía, y hacía mucho tenía intenciones de cantar con una banda como esa, tan formada y tan sólida. Al estar 20 años juntos tocan muy bien y saben cómo abordar el repertorio, más allá de que tienen como líder a Pipi. Por eso, con mucha autoridad, saben qué quieren musicalmente”, sostiene la cantante.

En 2016, en el mítico estudio ION grabaron en colaboración el disco “3001”, con arreglos de Nicolás Guerschberg. Lo presentaron en el teatro Coliseo, con dirección de arte y puesta en escena de Renata Schussheim.

“Empezamos a andar por el mundo en festivales, y muy contentos”. No era para menos: el álbum recibió una nominación para los premios Gardel en la categoría Mejor Disco del Año, el rubro más significativo.

Qué se escucha

Roger y Escalandrum están abocados al repertorio más conocido, y el grupo aporta algunos temas instrumentales infaltables, como “Adiós Nonino”. “Canto ‘Los pájaros perdidos’, ‘Milonga de la Anunciación’, la melodía conocida como ‘María de Buenos Aires’, ‘Balada para mi muerte’, ‘Vuelvo al Sur’, ‘Chiquilín de Bachín’... Son todos hitazos”, enumera la cantante.

La sociedad

Sobre qué le ha dado esta sociedad musical, ella refiere: “era un repertorio que yo quería abordar en algún momento, el tango. Cuando hice el disco ‘Vientos del Sur’, que tenía tangos, había escuchado mucho Piazzolla, y me había quedado pensando: ‘qué temazos’. Pero no me veía cantando con una orquesta de tangos. Creo que ellos llegaron en un momento muy copado”.

El proyecto

“Creo que a todos nos encuentra maduros y profesionales; cada uno tiene claros los objetivos, no esperamos nada extraordinario del proyecto, sólo tocar y pasarla bien, y eso hace que también cada logro sea un festejo, no una terrible derrota -afirma-. Es por la música, es por Piazzolla, nada mas”. (Y nada menos).

La gira

Tel Aviv, Barcelona, Canadá, Chile, Brasil; después las provincias argentinas; en verano a Uruguay, pero antes, en octubre, llevarán “3001” a París y a Oslo.

“Cuando uno hace musicales tiene que prestar mucha atención a la interpretación, porque hace personajes y es lo que prima; no se trata sólo de cantar hermoso y con mucha técnica. Es que se entiendan las palabras, abordar el mensaje, y hay un punto de contacto: en los textos de Horacio Ferrer hay mucha metáfora, muchas imágenes porteñas y argentina, mucha idiosincrasia, lo que nos pega el tango. Cantando encontrás el sentido . Y los temas de Pino Solana y de Mario Trejo también son bellísimos. “Es música internacional, que se escucha en todos lados: tiene jazz, tiene tango, tiene clásico”, dice de los temas de Piazzolla.

El privilegio

Roger se afianza en el proyecto “3001”, abocada de lleno al show y a “Navetierra”, la película dirigida por su pareja, Mariano Torres, que produjeron ambos.

En el cierre vuelve al show: “me siento privilegiada por cantar con Escalandrum porque es una banda argentina que se hace cada vez más popular; son unos genios tocando. Y no es menor tocar Piazzolla con la sangre de Piazzolla”.


Comentarios