Crean en la provincia otra oficina contra el narcotráfico

Las gestiones habían sido iniciadas por los fiscales Camuña y Brito. El apoyo de la senadora Silvia Elías de Pérez La Procunar coordinará la labor de las fiscalías que investigan causas por drogas.

30 Ago 2017
1

OPERATIVOS. Desde la Agencia se agilizarán las investigaciones contras las organizaciones narco.

La Procuración General de la Nación aceptó que se cree una oficina dedicada a la Narcocriminalidad, con lo cual la provincia contará con una nueva herramienta para luchar contra el tráfico de drogas. “Con esto vamos a poder sistematizar las investigaciones”, indicó el fiscal federal Pablo Camuña que, junto a su par Carlos Brito, pidió esta oficina.

Los investigadores tucumanos realizaron este planteo el año pasado a Diego Iglesias, titular de la Procuradoría de Narcocriminalidad (Procunar), planteo que también fue apoyado por la senadora Silvia Elías de Pérez. Después de analizar las peticiones, el 22 de agosto le solicitó a la procuradora Alejandra Gils Garbó la designación del personal para ocupar el Área de Narcocriminalidad en el ámbito de nuestra provincia.

Gils Garbó, dos días después, aceptó el pedido y ordenó asignar transitoriamente cuatro personas para que se encarguen de realizar esta tarea. Sin embargo, les pidió al jefe de Gabinete, Marcos Peña y a Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, que liberen los fondos para cubrir los gastos que implique su funcionamiento. Según trascendió, la senadora Elías de Pérez, que viajó ayer a Buenos Aires, tiene pensado reunirse con ambos funcionarios para destrabar este asunto. “Ella cree que no encontrará obstáculos para asegurar la partida presupuestaria que se necesita”, dijo un allegado.

Iglesias recordó que en Salta funciona la oficina regional de la Procunar, pero consideró fundamental que haya otra oficina en Tucumán. “En el entendimiento de que así se logra un contacto fluido con las fiscalías de la región, un mejor conocimiento de la dinámica propia de cada parte del país y la identificación de organizaciones narcocriminales con alcance interjurisdiccionales y cadenas de tráfico de gran alcance, optimizando los recursos con los que cuenta este Ministerio Público”, razonó en el escrito.

Aumento de causas

El investigador recurrió a las estadísticas para justificar la creación de esta oficina. En 2015, las fiscalías de Camuña y de Brito atendieron unas 675 causas. El 46% de esos expedientes (314) estarían vinculados con el fenómeno de la criminalidad organizada. Aunque aún no están los números de 2016, se estima que hubo un incremento de hasta el 30% con respecto a 2015.

Iglesias reconoció además que desde que su organismo abrió las puertas, colaboró en unas 27 investigaciones. “Trabajamos con organizaciones que operaron no sólo en esa provincia, sino que se extienden a todo el NOA, lo que permitió articular investigaciones. Esa intervención proactiva permitió alcanzar resultados sumamente productivos en diversas pesquisas, lográndose no sólo la desarticulación de grandes organizaciones narcocriminales, sino que además se logró determinar el desvío de precursores químicos secuestrados a partir de su trazabilidad”, destacó.

Casos más complejos

“Ahora sí podremos abordar una investigación que puede ser mucho más compleja. En un principio, las fiscalías fueron diseñadas para dictaminar, no para investigar. Esa tendencia se fue extendiendo y por la cantidad de recursos que existen están totalmente desfasadas. Una oficina con 10 personas no puede atender estas causas y otras vinculadas a evasión impositiva, amparos varios y delitos comunes como el robo de una computadora de la Universidad Nacional de Tucumán”, explicó Camuña.

El fiscal federal 2 dijo además: “con esta oficina podremos avanzar mucho más contra las organizaciones que operan no sólo en una provincia, sino en varias. Pero además, tendremos la capacidad para profundizar la capacidad de lavado que tiene la banda, y otras cuestiones importantes”.

Comentarios