Manzur insiste en que no cederá un peso ante Buenos Aires

Manzur afirmó que la situación será difícil si la Corte nacional falla a favor de Buenos Aires (reclama la actualización del Fondo del Conurbano) y se quitan fondos al resto de las provincias. Jaldo advirtió que la Casa Rosada busca asfixiar a Tucumán. Cano afirmó que Macri “cumple con los tucumanos”.

29 Ago 2017
1

CAPS EL SALVADOR. El gobernador Manzur y el vicegobernador Jaldo visitaron ayer el centro asistencial de la capital que fue remodelado y ampliado. secretaría de estado de comunicación pública

“Si nos quitan la plata, centros de salud como este no podrían seguir funcionando. Y el hospital Padilla, ¿cómo va a funcionar?”. El gobernador Juan Manzur (Partido Justicialista) estaba parado en la remodelada sala de espera del caps del barrio El Salvador, en la capital. La habitación estaba colmada de miembros del gremio de ATSA y de funcionarios que asintieron cada vez que el mandatario puso énfasis en los conceptos que repitió como un mantra: “quitar”, “un peso”, “difícil” y “defender”.

El Poder Ejecutivo puso ayer en ejemplos concretos cómo afectaría a Tucumán que los $ 3.500 millones que -en promedio- llegan anualmente de fondos coparticipables se redestinan al Fondo del Conurbano bonarense, lo que sucedería si la Justicia da la razón al planteo efectuado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

El vicegobernador y candidato a diputado Osvaldo Jaldo (PJ) explicó a LA GACETA que la suma equivaldría a unas 2.500 casas (el valor de cada vivienda social ronda el $ 1,4 millón); a más de tres hospitales nuevos (cada edificio cuesta cerca de $ 1.000 millones); a 147 escuelas (se estima $ 24 millones por cada una) y a 233 millones de raciones en comedores escolares estatales (se destinan unos $ 15 por alumno).

“No vamos a resignar un peso. No sólo no nos están enviando los recursos que nos corresponden, sino que si ahora no nos envían esa plata que es de todos los tucumanos, la situación puede ser difícil. Hay que defender y cuidar Tucumán ¡Es mucha plata!”, consignó Manzur.

En ese contexto, había dicho que viajaría hoy a Buenos Aires para participar de una reunión de la Liga de Gobernadores peronistas, principal grupo de resistencia a la posible medida nacional. Manzur había aclarado que invitaron a mandatarios no peronistas, cuyas administraciones también se verían afectadas. Por la tarde se supo que el cónclave se había pospuesto para la semana próxima.

Juan Schiaretti (gobernador de Córdoba) ya dijo que para su provincia significarían $ 8 mil millones. Si esto sucede, transformaría a las provincias prácticamente en inviables. Son temas que hay que hablarlos. La mayoría de los gobernadores coincide en que no podemos resignar plata de las provincias porque, en ese caso, no hay manera de que puedan seguir funcionando. Hay una amenaza real y concreta: nos quieren quitar la plata”, reiteró.

Subrayó que Tucumán tiene sus cuentas equilibradas; paga en tiempo y forma los sueldos y lleva adelante obras públicas.

“Mayor diferencia”

Jaldo reiteró que la Nación pretende asfixiar a la provincia y cargó contra Vidal. “Somos de las pocas con superávit (los ingresos son mayores que los gastos) y esto es gracias a una administración responsable y eficiente. La gobernadora Vidal, con el acompañamiento del Presidente, quiere que ese presupuesto se quede en Buenos Aires”, manifestó. Añadió que el año pasado la Casa Rosada le acreditó $ 25.000 millones y en el primer semestre de este año, $ 15.000 millones.

“Ahora los porteños se quieren quedar con los recursos de los tucumanos. No lo vamos a permitir como Gobierno, como Legislatura ni desde el lugar en el que nos ponga el pueblo tucumano (por su postulación a la Cámara Baja). Buenos Aires tiene que mejorar el manejo de su presupuesto y usar recursos con mayor responsabilidad”, recomendó. Cuestionó que se haya recurrido a la Justicia para cambiar la disposición de una ley, en vez de al Congreso. “La Nación tiene que cumplir con la ley. Los recursos coparticipables se tienen que modificar por ley. Si hay un fallo de la Corte, (que nos perjudique) lo vamos a apelar”, adelantó. Consideró que situaciones como estas profundizarán la victoria del Frente Justicialista en octubre: “si siguen intentando avanzar sobre la Provincia, cada vez perderán peor. En 2015 perdieron por 120.000 votos y ahora, por 200.000”, concluyó.

En la demanda que realizó el año pasado ante la Corte Suprema, Vidal requirió la eliminación del tope de $ 650 millones del Fondo del Conurbano, una cifra que fue impuesta en 1995 (ver cuadro aparte). Si el reclamo avanza, obtendría una actualización del alrededor de $ 53.000 millones. Luego de las PASO, la gobernadora aseguró que mantendrá su postura. “Es mi responsabilidad y debió ser la obligación, que no se cumplió, de los anteriores gobernadores”, afirmó. El Presidente, Mauricio Macri, respaldó públicamente el reclamo.

Comentarios