El programa “Probá Rugby” busca acercar chicos al rugby

23 Ago 2017
2

CONOCIENDO LA OVALADA. Al principio, la idea es que los chicos se acostumbren a la forma de la pelota y se diviertan jugando con ella en una modalidad sin contacto. la gaceta / fotos de Analía Jaramillo

Despojado ya de la etiqueta de deporte elitista, actualmente el rugby se asemeja a un brote verde que se abre paso entre el cemento. Nuevos focos de práctica se van generando de manera espontánea en lugares históricamente ajenos a cualquier noción sobre la pelota ovalada. World Rugby, la entidad equivalente a la FIFA, tomó nota de ello y aprovechó el regreso del rugby a los Juegos Olímpicos en Río 2016 para motorizar el programa Get into rugby (“Entrar al rugby”), cuyo objetivo era alentar a chicos y chicas de todas las edades a conocer la disciplina y adentrarse en ella, practicándola de forma segura y progresiva.

El éxito fue tal que llevó a World Rugby a sostener el programa e impulsar su “evangelización” en el mundo. Muy pronto, Argentina lo adoptó bajo el nombre de “Probá Rugby”.

“El programa persigue dos objetivos: el primero es hacer que nuevas personas prueben este deporte, y el segundo es lograr que se queden jugándolo, ya sea sumándose a un club o formando uno en lugares donde no los haya”, resumió el tucumano David Ruffino, coordinador general del programa a nivel UAR.

Probá

La primera de las tres etapas que conforman el programa es la que le da nombre por antonomasia: “Probá”. Consiste en iniciar a chicos y chicas en la práctica del rugby, pero con una versión diferente a la conocida. “Se trata de juegos sin contacto. Lo que se busca es que se familiaricen con la pelota de rugby, que para ellos es extraña, porque pica distinto y se pasa diferente a la de fútbol. Al no haber contacto, también es una buena opción para introducirlo en las escuelas. Está bueno, porque además de ser divertido, se trata de un deporte de valores. Eso es lo más importante”, comentó José Rubino, oficial de Desarrollo y encargado del programa en la Unión de Rugby de Tucumán.

“Un ‘Probá Rugby’ se puede hacer en un club o en cualquier lado donde haya gente con ganas de jugar. Incluso se pueden aprovechar eventos de gran convocatoria de público y armar un ‘Probá’ al lado, para que se acerquen los chicos. Puede ser un festival de folklore, o el amistoso que jugaron Argentina XV y Toulón el otro día, por ejemplo. En donde haya ganas de jugar, pueden solicitarlo a través de la URT y nosotros armaremos un evento de ‘Probá’. También puede ser en clubes que necesiten sumar chicos en las infantiles”, detalló Ruffino.

Jugá

La segunda etapa del programa se denomina “Jugá” y es la profundización de la primera.

“Se desarrolla en el mismo lugar. En esta fase, se introduce el contacto, primero moderado y después mayor”, explica Ruffino.

“Una vez que los chicos probaron el rugby y se entusiasmaron, se procede a capacitar a quienes se harán cargo de llevar adelante esta segunda etapa. Eso es muy importante, para que la introducción al juego de contacto se haga de forma segura y sin dejar de ser divertida, para que toda esa nueva población que se acercó a jugar no se vaya”, completó Rubino.

Seguí

La tercera y última etapa apunta a que los nuevos jugadores se sumen a un club.

“Puede ser en los que ya están formados, o en los llamados clubes emergentes, como Lomas Marcos Paz, Bella Vista, El Cadillal, Trancas, La Banda, etcétera”, menciona Ruffino.

Rubino hizo hincapié en la importancia de que también se sumen chicas. “La mujer tiene un lugar importante hoy en el rugby. Gracias al rugby femenino, la disciplina volvió a ser olímpica. Además, la mujer que juega al rugby es porque se anima a hacerlo, y eso ya marca que tiene mucha personalidad. Por eso se están organizando encuentros en los clubes para que se sumen”, concluyó.

Comentarios