Sólo en impuestos, ahorraron $ 3.500 millones en nueve meses

Según Mariano Mayer, secretario del área, las PyME deben alcanzar mayores niveles de productividad y de competitividad, digitalizando sus procesos para competir con otros países. "La Argentina necesita entre 200.000 y 300.000 PyME más. Son ellas las que generan más empleo de calidad y las que nos permitirán bajar paulatinamente los niveles de pobreza".

20 Ago 2017

MUNDO PYME 

En vigencia desde hace nueve meses, la Ley para Pequeñas y Medianas Empresas (PyME) ya ha generado beneficios por un total de $ 21.600 millones en todo el país, de acuerdo con los datos del Ministerio de Producción de la Nación. Casi la mitad de esa suma corresponde a desembolsos por los programas de financiamiento; otros $ 5.100 millones por IVA diferido a 90 días; unos $ 2.600 millones por compensación del impuesto al Cheque y casi $ 900 millones en descuentos del impuesto a las Ganancias por inversiones productivas.

Según el secretario de Emprendedores y PyME de la Nación, Mariano Mayer, la norma ya contribuyó con un ahorro en impuestos para las pequeñas y medianas empresas de $ 3.500 millones. Y el camino recién empieza, según el funcionario. Sobre un universo de 853.886 PyME, sólo se registraron en total un 36%, es decir poco más de 300.000 unidades. En Tucumán, ese porcentaje es mucho más bajo, del 15% de acuerdo con el censo nacional.

“Esta situación responde a múltiples factores. Algunas PyME no se enteraron de los beneficios; otras señalan que no les aplica y también están las escépticas, que tienen cierta desconfianza sobre el Estado. Pero los beneficios que se otorgaron son una clara muestra de que la ley es operativa”, indica Mayer en una charla telefónica con DINERO.

¿Cuáles son los beneficios de la norma?

• Eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.

• Pago de IVA a 90 días para micro y pequeñas empresas.

• Compensación del impuesto al cheque como pago a cuentas de Ganancias.

• Acceso a bonos de crédito fiscal para devolución del IVA de las inversiones.

• Descuento del Impuesto a las Ganancias hasta el 10% de inversión en maquinaria o infraestructura.

• Respecto del financiamiento hay un programa denominado Primer Crédito PyME del BICE, que son préstamos a tasa del 16%, a un plazo de hasta 7 años.

• Fondo Semilla: préstamos de hasta $ 150.000 a tasa cero para impulsar el desarrollo de emprendimientos

• También se promueve la simplificación de trámites a través de Internet, más fáciles y rápidos en www.produccion.gob.ar.

La promoción de estos beneficios no son solamente temporales. “Cuando arrancamos me decían que las PyME siempre están en boca de todos y en las manos de nadie. Pero los resultados están a la vista. Aún así, necesitamos mejorar la competitividad del sector como también la productividad puertas adentro de las pequeñas compañías para que incorporen tecnología y se digitalicen”, destaca Mayer.

En estos días, la Comisión Nacional de Valores (CVN) autorizó a dar inicio a la oferta pública de la “ON Pyme Garantizada”, que permite que las pequeñas y medianas empresas accedan más fácilmente al financiamiento en el mercado bursátil.

La negociación de este nuevo instrumento podrá realizarse mediante la plataforma de Colocaciones Primarias del Mercado Argentino de Valores (MAV).

Menor carga fiscal

El secretario de Estado acota que hay otras medidas que van a contribuir a la expansión de las PyME. Una de ella está relacionada con el plan para bajar la carga fiscal y otra que tienda a disminuir los costos laborales. “Para esto último es necesario que las provincias adhieran a la ley de ART”, sugiere.

Mayer sostiene que las políticas que promuevan el desarrollo de las PyME deben dejar atrás los momentos de crisis, de rebote económico o de devaluación. “Las medidas que se han tomado en materia económica tienden a mejorar el panorama y darles más oportunidades. Sabemos que el camino es difícil, pero estamos convencidos de que será sostenible”, destaca.

Más allá de los beneficios de una economía en crecimiento, el funcionario destaca que las PyME deben avanzar hacia la digitalización de sus actividades. “Hay un plan en marcha que les ayuda a tener todo on line, pero además a adquirir insumos y equipamiento tecnológico, a través de vaucher, con proveedores de este tipo de materiales”, recuerda.

Mayer está convencido de que ese camino contribuirá a apuntalar la productividad empresarial, además de subirse al mundo del comercio electrónico, otra fuente de comercialización con el mundo.

“La Argentina necesita entre 200.000 y 300.000 pequeñas y medianas empresas más, porque son ellas las que generan empleos de calidad que necesitamos para reducir los niveles de pobreza”, remarca el secretario de Emprendedores y PyME.

Según el Ministerio de Producción, si cada una de estas empresas contratara un trabajador, se generaría más empleo que en los últimos 10 años en la Argentina.

Sucede que las PyME “son el corazón del modelo productivo nacional, ya que representan el 99% de las empresas y el 70% del empleo privado”.

Comentarios