“Me amenazan porque dije que a Franco no lo mataron en un robo”

Uno de los creadores de la Hermandad de los Barrios le contó a la ministra de Seguridad Bullrich los detalles del polémico caso.

06 Ago 2017
1

Se paró como si nada. Pidió la palabra. La miró a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y disparó las palabras que cambiaron los rostros de todas las autoridades y candidatos que estaban presentes en un centro vecinal de Villa 9 de Julio. “Soy fundador del grupo La Hermandad de los Barrios. Ayer hice una conferencia de prensa porque al chico (Franco Agüero) que lo mataron es un integrante nuestro que estaba en la lucha contra el narcotráfico y lo mandaron a matar”, dijo con tono firme Ángel Villagrán.

Los representantes del Estado que estaban en el lugar se quedaron sin reacción. “No hubo ningún robo, nada que ver. Este chico no tenía ninguna causa policial”, insistió.

Villagrán siguió con su duro relato. “Por este caso fui amenazado. Mandaron soldaditos diciendo que me iban a asesinar a balazos. Los aprietes son constantes. Todos los días los sufro. Lo padezco. Le dije: vení cuando quieras. No te tengo miedo a vos ni a nadie. Sólo lucho por los chicos. Ojalá que a través de usted esta causa llegue a su fin”, siguió.

“Uno de los delincuentes más grandes que tenemos es el secretario de la Gobernación, Pablo Yedlin, porque nos prometió que si la Nación no construía el Cepla lo iban a construir ellos y nos mintió. Se pudieron haber evitado muchas muertes si se edificaba ese lugar”, concluyó.

Sin respuestas

La ministra Bullrich, que siguió atentamente sus palabras, no dijo nada. Intentó responderle algo a Villagrán, pero no pudo hacerlo. Otro hombre, que también integra una ONG que lucha contra las adicciones, la interrumpió para contarle sus problemas. La funcionaria, desde que arribó a la provincia sólo escucho reclamos para que luchara contra el narcotráfico en la provincia y la Nación se hiciera cargo de la recuperación de los chicos que sufren por las adicciones. “Me comprometo a que vamos a ir a buscar a cada narco que esté en Tucumán”, les prometió a los vecinos.

Antes de regresar a Buenos Aires, Bullrich tuvo un fugaz encuentro con los jefes de la Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Gendarmería Nacional. Pese a que se esperaban algunos anuncios, la ministra les pidió más esfuerzos para desarticular los quioscos que existen en los barrios de la capital.

También mantuvo un encuentro a puertas cerradas con Silvia Elías de Pérez, a quien le solicitó que presentara varios proyectos. Uno de ellos es que el Código Penal contemple la figura del sicariato para poner freno a la violencia.

Comentarios