Los planteles de Argentina XV y Toulon llegaron a Tucumán para la revancha en Lawn Tennis

03 Ago 2017

Para la mayoría de los jugadores de Los Pumas y de Argentina XV jugar en el interior del país encierra la desventaja de tener que viajar, un proceso que demanda bastante más que el tiempo neto de vuelo. Sin embargo, el fervor del público, menos habituado que el de Buenos Aires a este tipo de visitas, termina por compensarlo.

Manuel Montero, que ya perdió la cuenta de las veces que visitó la provincia -aunque asegura que fueron más de 10-, resaltó el clima particular que ofrece Tucumán. “Todos saben que acá el rugby se vive de manera especial. Hay una pasión que no existe en otros lados, y eso lo hace una linda provincia para venir a disfrutar siempre”, comentó el wing desde la recepción del Hotel Bicentenario, adonde arribó el plantel argentino ayer, a las 20. Hoy a las 11 tendrá el captain’s run en Lawn Tennis, donde mañana a las 21 jugará la revancha contra Toulon, en la que estará en juego la Copa LA GACETA.

La delegación del club francés llegó en el mismo vuelo y, paso previo por Las Termas, se alojó en el Catalinas Park. Hoy se entrenará a las 9.30 y a las 16 en Lince.

“Los franceses que vienen a Argentina suelen perder el primer partido y se enojan en el segundo. Pero sabemos que están de pretemporada. De todos modos, nosotros no debemos perder el foco de lo que nos importa, que es hacer nuestro juego”, añadió “La Pantera” Montero.

Santiago Portillo, el único tucumano entre los convocados, auguró que la revancha será mucho más difícil y ajustada. “Ya saben lo que podemos hacer, así que van a salir con una mentalidad diferente. Van a querer tomarse revancha”, alertó el tercera línea de Los Tarcos, que se siente muy cómodo con el rigor físico: de hecho, fue uno de los jugadores con mayor número de colisiones en el primer partido, de acuerdo a los datos brindados por el chip que llevan los jugadores en la camiseta.

Ya desde la previa, Portillo anticipaba un duelo particular con Mamuka Gorgodze, que bien podría repetirse mañana. “Nos buscamos todo el partido y tuvimos muchas situaciones en las que nos enfrentamos”, destacó Santiago su partido personal con el enorme “Gorgodzilla”, como se conoce al experimentado ex capitán del seleccionado de Georgia. Fue sin dudas, un duelo de gigantes, ya que ambos rozan los dos metros de estatura. “Me gustó mucho haber podido medirme con un jugador de semejante calidad. Ojalá pueda hacerlo de nuevo”, cerró Portillo.

Comentarios