El empate dejó en zona de descenso a Juventud Unida

El cuerpo técnico del local increpó a los visitantes

14 Jul 2017
1

APUNTADOS. El cuerpo técnico visitante fue el blanco de los insultos por parte de Javier Osella y sus colaboradores. chinophotos (especial para la gaceta)

En Gualeguaychú, la sangre casi llega al río. No al homónimo, ni al lindante Uruguay, sino al de la zona de las duchas del estadio de Juventud Unida.

El principal artífice fue el técnico local Javier Osella, quien fuera de sí y acompañado por su ayudante de campo, se dirigió al vestuario visitante y acusó al cuerpo técnico de San Martín de haberse dejado ganar por Independiente Rivadavia -rival directo del “Decano” entrerriano en la lucha por no descender- en La Ciudadela, unas fechas atrás.

La discusión fue acalorada e incluso circularon versiones de que habría derivado en algunos golpes de puños entre los protagonistas, algo que desmintió Diego Cagna, aunque admitió veladamente su tocayo Diego Bucci.

“Sólo fue un intercambio verbal de Osella con varios, con el ‘profe’, con (Mariano) Pasini… conmigo directamente no; es más, yo lo saludé y no me dijo nada”, respondió el entrenador “santo” a la consulta de LG Deportiva antes de que el plantel abordara el micro que lo llevaría a Tucumán.

De todas formas, Cagna no ahorró munición gruesa al describir el iracundo comportamiento del hermano del ex técnico de Newell’s, Diego Osella.

“Se lo dijo a varios, que nosotros le tendríamos que haber ganado a Independiente Rivadavia, que nos dejamos ganar en nuestra cancha (el partido terminó 1-2)… Que se preocupe por su equipo, que no se meta con los demás. ¿Qué piensa, que quisimos perder, que somos tontos? Si por ahí se preocupara por su equipo, no estaría en zona de descenso”, afirmó “El Flaco”.

Consultado por LG Deportiva, Bucci dio su versión sobre el episodio. “Uno entiende su situación, ellos están más comprometidos que nosotros. Pero el entrenador y el ayudante tienen cierta responsabilidad. Si uno recibe insultos o comentarios fuera de lugar… una cosa es que lo haga un compañero o un rival que está con las pulsaciones a mil y otra es escuchar esta clase de cosas por parte de los responsables de un plantel”, explicó el carrilero.

“¿Si hubo piñas? Capaz que algún tumulto… yo me estaba bañando, pero puede ser”, admitió el volante ofensivo.

Durante el partido, los ánimos ya se habían crispado en Juventud Unida, en particular luego de la expulsión de un integrante del cuerpo técnico encabezado por Osella, debido a sus reclamos al árbitro asistente Matías Beares.

Rápido regreso

Una ducha y a casa. El plantel de San Martín partió de inmediato hacia Tucumán tras el empate frente al “Decano” entrerriano. El lunes, a las 21.30, el “Santo” recibirá a Los Andes, por la fecha 44 de la B Nacional.

Profeta en su tierra

A Guillermo Ríos lo idolatran en Gualeguaychú, su tierra natal. En el hotel donde se hospedó el plantel, lo esperaron con un cartel que rezaba. “Bienvenidos San Martín de Tucumán... que de la mano de ‘Luly’ Ríos, todos la vuelta vamos a dar” (foto).

El fútbol pasó a segundo plano

Son días duros en Gualeguaychú. La ciudad está conmocionada por el asesinato de Susana Villarroel, de 38 años y madre de cuatro hijos, que el jueves fue encontrada muerta a orillas del arroyo “El Cura”, con golpes y cortadas en su cuerpo. Su marido, principal sospechoso, fue detenido. Por ese motivo, el difícil momento del “Decano” pasa desapercibido en una ciudad que divide sus pasiones entre el fútbol y el básquet.

El “Ferro”, con la soga al cuello

Central Córdoba (SE) parece estar condenado. El miércoles, el “Ferro” perdió 2-1 con el ya descendido Atlético Paraná y depende de un milagro para zafar. Otros resultados: Ferro 1-Brown (PM) 2, Independiente Rivadavia 3-Douglas Haig 0, Santamarina 1-Estudiantes (SL) 0, Boca Unidos 2-Villa Dálmine 1 y Gimnasia (J) 1-Instituto 1.

Comentarios