La obra musical Tina la administrará el Ente del Teatro Mercedes Sosa.’

"Tiene que ser eterno, como ‘Luz y sonido’”, según Raúl Armisén. Duración de los contratos artísticos y llamados a concursos.

05 Jul 2017
1

PERSONAJES EN VIVO Y PROYECTADOS. La tecnología tiene una importante presencia en el espectáculo musical “Tina, el rumor de una Nación”. accontenidos

A fines de la próxima semana volverá a escena “Tina, el rumor de una Nación”, el musical que hasta fin de año se montó en la ex sede del Banco de la Provincia, donde luego funcionó la Secretaría de Hacienda (Laprida y San Martín). La reposición del espectáculo será posible a partir de la promulgación de la ley 9.030, que ayer se publicó en el Boletín Oficial y que consagró el pase de su administración al Ente del Teatro Mercedes Sosa, luego de la eliminación del Ente del Bicentenario.

La primera acción a emprender será la firma de los contratos con el elenco (en principio, volverán a actuar María Victoria Toledo, Abby Gacioppo, Florencia Naranjo, Juan Carlos Torres, Facundo Gastón Basso y Joel Alonso, que integran tres parejas diferentes) y con el equipo técnico, para luego ensayar y realizar los ajustes técnicos indispensables. En principio, la función de regreso se realizará el sábado 15.

El musical seguirá presentándose en el señorial edificio inaugurado en 1928, con los distintos espacios donde se desarrolla la acción (instalados en los arcos laterales) y la platea giratoria sobre la cual se desplaza al público. La parte técnica es clave en esta propuesta estética, ya que los actores interactúan constantemente con proyecciones en alta definición.

La administración a cargo del Mercedes Sosa va más allá de la venta de entradas en esa boletería; el ente que conduce Raúl Armisén asume ahora la responsabilidad integral del proyecto, incluyendo la gestión.

La decisión es mantener un mínimo de tres funciones vespertinas diarias (salvo los lunes, jornada de descanso del personal), con posibilidad de ampliar a cuatro si así lo solicita el Ente de Turismo por el flujo de visitantes y el interés que muestren en esta obra. Del mismo modo, en caso excepcional se podría habilitar el lunes para contingentes de viajeros.

“Vamos a retomar lo que se venía haciendo, con la diferencia de que, cuando se vuelva a clases luego de las vacaciones, tengamos una o dos funciones matutinas para colegios; también queremos que vayan escuelas por la tarde, y lo vamos a coordinar con el Ministerio de Educación. Sería importante que los alumnos del interior que vengan a la capital puedan ver ‘Tina...’”, explica Armisén.

El funcionario precisa que los contratos artísticos tendrán una duración de un año y medio, hasta fines de 2018, porque la decisión es llamar a concurso a partir de esa fecha. “Esto ya está hablado con el elenco actual, porque no será un grupo estable y permanente. Esto se debe a que los chicos van creciendo, tienen otros proyectos y otros intereses, y a que hay muchos estudiantes de teatro en establecimientos públicos y privados que merecen una oportunidad para ser parte de esta propuesta, hay que abrir el juego”, agrega.

Permanente

“‘Tina...’ tiene que ser eterno. La consigna es que sea como ‘Luz y sonido’, que nunca pare y que se mantenga en forma permanente como una oferta artística, salvo que políticamente alguien decida otra cosa. La interrupción se debió a las características del Ente del Bicentenario y el traspaso al Mercedes Sosa”, sostiene Armisén.

El costo de la entrada (por función habrá 120 asientos) se mantendrá en $10, al igual que el año pasado, un valor simbólico que sirve para realizar la liquidación de bordereaux a Argentores y pagar los derechos de autor a Leandro Panetta, con un porcentaje sobre el monto recaudado. Si se lo hiciese gratis, se debería abonar un fijo mucho mayor que lo que se pagará a futuro. La música fue compuesta por Manu Sija, Lucho Hoyos y Fabio Zurita. La Provincia tiene la exclusividad de la obra, por lo que no puede representarse en ningún otro lugar del país.

Con la ley 9.030 se habilita al Teatro Mercedes Sosa a “desarrollar sus actividades en el ámbito del inmueble que actualmente ocupa (N de la R: el ex Cine Plaza), como asimismo en espacios escénicos convencionales y no convencionales que sean afectados para su administración”. Por tal motivo, se autoriza a ese ente a “entender en la planificación, programación y ejecución de actividades artísticas, culturales, educativas, científicas, recreativas y sociales en todas sus manifestaciones”.

Comentarios