Cano duda de obras pedidas por Manzur

Según el titular del Plan Belgrano, entre los proyectos requeridos por la Provincia hay iniciativas que no guardan relación con las lluvias. “No tienen nada que ver con lo que se dañó”, alertó el radical. La semana pasada, el Gobierno solicitó $ 1.350 millones.

23 May 2017
1

EN LA COSTANERA. Los funcionarios nacionales Cano y Ascárate acompañaron ayer al intendente Alfaro en una recorrida por obras de urbanización. prensa MUNICIPALIDAD DE SAN MIGUEL DE TUCUMÁN

“Algunos de los proyectos, varios, no tienen nada que ver con arreglar lo que dañó la inundación”. El titular del Plan Belgrano, José Cano, advirtió sobre supuestas incorrecciones en la lista de 75 proyectos de obras públicas que presentó la Provincia a la Nación para reconstruir los pueblos del sur que fueron arrasados por el agua.

“El compromiso del Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (Sinagir) o de la Nación fue contener la emergencia. Tuvimos presencia fuerte en la provincia. Se verá cuáles iniciativas tienen pertinencia con lo que ocurrió”, subrayó. Agregó que, en paralelo, una comisión integrada por funcionarios nacionales y provinciales analizan alternativas para la prevención de nuevos desbordes, sobre todo, del río Marapa. Sucede que los cursos del Medina y del Gastona podrían quedar controlados una vez construidos los diques Potrero del Clavillo y El Naranjal (próximos a licitarse).

Cano estuvo ayer en la provincia y recorrió obras de infraestructura en La Costanera junto al intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro.

“Grave”

El coordinador de Infraestructura del Plan Belgrano, José Ricardo Ascárate, forma parte del comité de revisión de propuestas del Sinagir, junto con funcionarios de los ministerios de Transporte, Interior y Seguridad. “La Provincia se adhirió recién la semana pasada al Sinagir, porque era un requisito para hacer uso de los fondos de emergencia. Los proyectos que se presentaron no son todos de la emergencia y este es el problema grave”, reiteró.

Puso como ejemplo los pozos para la provisión de agua en El Sacrificio (La Cocha) o la refacción, remodelación y ampliación del hospital de Juan Bautista Alberdi. “Evidentemente no leyeron la Ley del Sinagir (a la que se adhirió la Provincia); es muy especifica. Es para atender y paliar los problemas causados por la inundación. Analizaremos todos los proyectos. Hay algunos muy bien presentados, como los de Vialidad Provincial. Pero muy distinto es decir ‘enripiaremos 1.500 kilómetros de rutas’ terciarias. ¿Dónde están?”, puso en duda. Estos últimos planes habían sido presentados por el Ministerio del Interior local, que tiene a su cargo el mantenimiento de la red terciaria de caminos.

Lamentó, por otro lado, que la Provincia deje pasar oportunidades, según dijo, para financiar obras mediante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o el Banco Mundial (BM). “No presentan los proyectos en tiempo y forma. Son fondos que dejamos de percibir y los usan otras provincias. Por gestiones ridículas no tenemos firmado el convenio por el dique El Naranjal. Están discutiendo una coma más o una coma menos. Tucumán atrasa con estas cosas”, aseguró.

Miembros del Sinagir tienen previsto venir a Tucumán el 30 y allí anunciarán cuáles de las obras obtendrán fondos.

Hace una semana, una comitiva encabezada por la secretaria de Obras Públicas provincial, Cristina Boscarino, viajó a Buenos Aires para llevar la nómina y la documentación.

El secretario General de la Gobernación, Pablo Yedlin, había manifestado que el Poder Ejecutivo estaba expectante. “Necesitamos imperiosamente que nos den una mano”, había dicho.

LA GACETA accedió al borrador de 75 proyectos, que suman alrededor de $ 1.350 millones.

El mayor número de obras, una treintena, corresponde a tareas que deberían hacerse en canales, arroyos y ríos. Sumarían unos $ 110 millones. Una decena de emprendimientos, en tanto, serían para la reconstrucción de caminos. Mientras que una veintena están proyectados para la red de vías terciarias, que suman unos 1.000 kilómetros. Implicaría más de $ 300 millones.

La Nación y la Provincia protagonizaron fuertes cruces tras las inundaciones de abril. Varios pueblos de Simoca, Alberdi, Graneros y La Cocha, fueron afectados. La Provincia sostiene que la asistencia nacional es insuficiente y tardía. El gobernador Juan Manzur pidió un ATN de $ 600 millones para la recuperación. Desde Cambiemos afirmaron que no se enviaría dinero por esa modalidad porque permitía la “discrecionalidad”.

Comentarios