Fueron cuatro bancas, pero ocho las ocuparon - LA GACETA Tucumán

Fueron cuatro bancas, pero ocho las ocuparon

Casañas prepara su desembarco en un programa agropecuario Ninguno de los electos en 2013 completó su mandato, y hasta hubo corrimientos entre quienes los reemplazaron

30 Ene 2017
En 2013, Tucumán renovó cuatro de las nueve bancas de diputado que le corresponden. Sin embargo, ninguno de los electos en aquella ocasión terminaría el mandato. En rigor, sería cuestión de horas para que el radical Juan Casañas deje el escaño y se sume al equipo del Gobierno nacional.

En octubre de 2013, el Frente para la Victoria (FpV) y el Acuerdo Cívico y Social (ACyS) se repartieron dos bancas cada uno. Por el oficialismo provincial fueron elegidos Juan Manzur y Osvaldo Jaldo; y por la oposición los radicales José Cano y Silvia Elías de Pérez. No obstante, ninguno de ellos mantuvo ese lugar.

De esos cuatro, el actual gobernador ni siquiera llegó a jurar en el cargo, porque desistió para continuar como ministro de Salud de Cristina Kirchner. En su lugar, entonces, juró la tercera en la lista del FpV, la camporista Mabel Carrizo.

Elías de Pérez y Jaldo, en cambio, sí prestaron el juramento de rigor sólo por una cuestión de estrategia. Al poco tiempo, en tanto, dejaron el escaño para seguir otros rumbos. El actual vicegobernador llegó a presentar la renuncia al cargo de ministro del Interior de José Alperovich que ocupaba, pero regresó a los pocos meses y en la Cámara Baja lo suplantó la luleña Miriam Gallardo de Dip.

Aunque tiene sus similitudes con el del alperovichista, el de Elías fue un caso diferente. Si bien ella tampoco se quedó en Diputados y no regresó a la Legislatura (tenía una banca), recaló en el Senado. Así, a pocos días de jurar como diputada, la ahora ex legisladora pasó a ocupar la silla que liberó Cano, puesto que lo había secundado en los comicios nacionales de 2009, en los que Tucumán renovó senadores. Ese plan radical permitió que Casañas ocupara el escaño en diputados por segundo mandato consecutivo.

Pero en el transcurso de estos años hubo situaciones que hicieron que ni siquiera quienes sí asumieron aquellos escaños pudieran completar el mandato.

A fines de 2015, Cano fue otro que liberó su lugar, ya que fue convocado por el presidente electo Mauricio Macri para desempeñarse como titular del Plan Belgrano, un programa que condensa las políticas nacionales para las provincias del norte. En su lugar, en febrero de 2016, asumió Federico Masso, representante del Movimiento Libres del Sur. Lo curioso es que su llegada hizo que Cambiemos perdiera un voto en Diputados: aunque integró lista con el ACyS, Masso es opositor al macrismo.

La sangría en la Cámara Baja continuaría en las próximas semanas, cuando el “sobreviviente” Casañas presente su dimisión al cargo que finaliza en diciembre próximo. Su destino sería la conducción del programa Cambio Rural, bajo la órbita del Ministerio de Agricultura. En su lugar, por unos meses, asumiría la concejala de la Coalición Cívica, Sandra Manzone.

Pedido de licencia

La concejala Manzone asumiría por unos meses como diputada

Si el radical Juan Casañas concreta su desembarco en el programa Cambio Rural, su lugar en Diputados sería ocupado por la actual concejala de la Capital Sandra Manzone (foto). La edil representa a la Coalición Cívica-ARI, de Elisa Carrió. Como su mandato en el Concejo finaliza en 2019, Manzone solicitaría una licencia para mudarse al Congreso hasta diciembre. En ese lapso sería cubierta por el abogado radical Juan Andrés Robles.
Comentarios