Porcesaron con prisión preventiva a Pérez Corradi por tráfico de efedrina

Lo dispuso la jueza federal María Romilda Servini de Cubría.

FOTO TOMADA DE INFOBAE.COM FOTO TOMADA DE INFOBAE.COM
12 Octubre 2016
La jueza federal María Romilda Servini procesó hoy con prisión preventiva al empresario detenido Ibar Pérez Corradi por tráfico de Efedrina durante los años 2007 y 2008, pero no se expidió sobre su presunta participación en el Triple Crimen de General Rodríguez.
La magistrada consideró que Pérez Corradi es coautor penalmente responsable del delito de haber introducido al país materias primas destinadas a la fabricación de estupefacientes y dispuso su procesamiento por el tráfico de 14.000 kilos de efederina.
La jueza además le trabó un embargo a Perez Corradi por 98 millones de pesos y le requirió colaboración al fiscal federal Juan Pedro Zoni para identificar los bienes y lograr el recupero de activos que pudieran haber sido conseguidos a través de fondos de origen ilícito.
Fuentes judiciales informaron a Télam que el procesamiento se basó en tres pilares: las declaraciones del propio Pérez Corradi, los llamados diarios que mantenía su proveedor de efedrina Alfredo Abraham y la declaración de Jorge Ochoa, una persona a la que el traficante le usó el nombre.
En relación a las comunicaciones con Abraham, la investigación habría permitido comprobar que se ponía en contacto con Pérez Corradi cada vez que llegaba un cargamento de efedrina al país y cuando era retirado del lugar al que llegaba.
Fuentes judiciales detallaron en diálogo con Télam que la efedrina ingresaba al país a través de mecanismo permitidos por la ley, que era presentada de manera "correcta" ante la Aduana y que luego era alterado su "destino de uso".
En el caso de la utilización de la identidad de Jorge Ochoa, la investigación habría permitido determinar que Pérez Corradi le utilizó el nombre para crear la droguería Masterfarm a través de la cual pidió presupuestos a China y a India para importar efedrina en pólvora. 
La magistrada determinó además que el delito por el empresario detenido desde junio estuvo agravado por la intervención de "tres o mas personas organizadas para cometerlo"  y lo señaló también como autor de la comercialización de materias primas para la producción o fabricación de estupefacientes.
En el final de su fallo de más de 100 páginas, Servini ordenó enviarle un oficio al titular de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, con el objetivo agradecerle al departamento de Interpol por el papel desempeñado en la búsqueda de Pérez Corradi, desde febrero, cuando todavía estaba prófugo.
Hasta junio de este año, Pérez Corradi había logrado permanecer prófugo durante cuatro años; situación que concluyó cuando fue detenido en Foz de Iguazú, Brasil, y luego trasladado a asunción, Paraguay. (Télam)
La jueza federal María Romilda Servini de Cubría procesó hoy con prisión preventiva al empresario detenido Ibar Pérez Corradi por tráfico de Efedrina durante los años 2007 y 2008, pero no se expidió sobre su presunta participación en el Triple Crimen de General Rodríguez.

La magistrada consideró que Pérez Corradi es coautor penalmente responsable del delito de haber introducido al país materias primas destinadas a la fabricación de estupefacientes y dispuso su procesamiento por el tráfico de 14.000 kilos de efederina.

La jueza además le trabó un embargo a Perez Corradi por $ 98 millones y le requirió colaboración al fiscal federal Juan Pedro Zoni para identificar los bienes y lograr el recupero de activos que pudieran haber sido conseguidos a través de fondos de origen ilícito.

Fuentes judiciales informaron que el procesamiento se basó en tres pilares: las declaraciones del propio Pérez Corradi, los llamados diarios que mantenía su proveedor de efedrina Alfredo Abraham y la declaración de Jorge Ochoa, una persona a la que el traficante le usó el nombre.

En relación a las comunicaciones con Abraham, la investigación habría permitido comprobar que se ponía en contacto con Pérez Corradi cada vez que llegaba un cargamento de efedrina al país y cuando era retirado del lugar al que llegaba.

Fuentes judiciales detallaron que la efedrina ingresaba al país a través de mecanismo permitidos por la ley, que era presentada de manera "correcta" ante la Aduana y que luego era alterado su "destino de uso".

En el caso de la utilización de la identidad de Ochoa, la investigación habría permitido determinar que Pérez Corradi le utilizó el nombre para crear la droguería Masterfarm a través de la cual pidió presupuestos a China y a India para importar efedrina en pólvora. 

La magistrada determinó además que el delito por el empresario detenido desde junio estuvo agravado por la intervención de "tres o mas personas organizadas para cometerlo"  y lo señaló también como autor de la comercialización de materias primas para la producción o fabricación de estupefacientes.

En el final de su fallo de más de 100 páginas, Servini ordenó enviarle un oficio al titular de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, con el objetivo agradecerle al departamento de Interpol por el papel desempeñado en la búsqueda de Pérez Corradi, desde febrero, cuando todavía estaba prófugo.

Hasta junio de este año, Pérez Corradi había logrado permanecer prófugo durante cuatro años; situación que concluyó cuando fue detenido en Foz de Iguazú, Brasil, y luego trasladado a asunción, Paraguay. (Télam)

Comentarios