Un fallo desliza que Albaca paralizó el caso “Lebbos” - LA GACETA Tucumán

Un fallo desliza que Albaca paralizó el caso “Lebbos”

El ex fiscal N°2 de esta capital quedó a las puertas del juicio oral en virtud de una decisión unánime de los vocales Pedicone, Albo y Vitar El ex funcionario hoy jubilado está acusado de incumplimiento de deberes y de encubrimiento. Tuvo la causa durante 7 años

22 Sep 2016
1

EX FISCAL ACUSADO. Carlos Ramón Albaca en una foto de archivo. la gaceta / foto de franco vera (archivo)

A menos que prospere un eventual recurso ante la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, Carlos Albaca se convertirá en el primer ex fiscal de Instrucción de la provincia enjuiciado por su proceder en una causa penal. La Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción confirmó ayer que el ex titular de la Fiscalía N°2 de esta capital debe ser juzgado por su comportamiento respecto del caso de Paulina Lebbos. El fallo que rubricaron los vocales Enrique Pedicone (preopinante), Eudoro Albo y Liliana Vitar desliza que ex el funcionario, hoy jubilado, paralizó la investigación del homicidio brutal acaecido en febrero de 2006.

Según la Cámara, están dadas las condiciones para pasar al debate, pese a que el imputado recusó a la fiscala que lo investigó, Juana Prieto, por haber actuado con demasiada celeridad, y a que dijo que la pesquisa era incompleta. Pedicone, Albo y Vitar rechazaron la impugnación, y afirmaron: “de las constancias de la causa surge que Albaca tuvo en su esfera de poder la plena dirección de la investigación del hecho ocurrido (el crimen contra Lebbos) y que al menos 17 actuaciones complementarias no recibieron trámite alguno entre 2006 y 2013, cuando fueron remitidas a la Fiscalía de Instrucción N°4”.

El ex fiscal controló una causa con intensas repercusiones institucionales hasta que Bernardo Lobo Bugeau, abogado de la Nación, logró acceder al expediente. El informe que el profesional elaboró determinó el apartamiento de Albaca y su reemplazo por el fiscal Diego López Ávila (N°4). Entonces comenzó el itinerario administrativo y judicial que precipitó las renuncias con fines jubilatorios de Albaca y de su ex jefe, Luis De Mitri, y la interposición de denuncias penales por parte de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (votaron por esa solución los vocales Antonio Gandur, René Goane y Antonio Estofán); del letrado y peronista disidente Oscar López, y del entonces diputado José Cano (UCR).

Después de que la mayoría de los ex pares de Albaca se inhibiese y de que el juez Juan Francisco Pisa anulase -por motivos formales- un pedido de investigación formulado por el fiscal Carlos Sale, la instrucción del caso quedó en manos de la fiscala Prieto. Esta avanzó rápido para los tiempos procesales de la Justicia penal: el 4 de marzo, el juez Víctor Manuel Pérez dio el visto bueno al requerimiento de elevación a juicio, que la Cámara confirmó ayer.

Albaca está acusado de incumplir su deber de promover la represión y de encubrir a los homicidas de Lebbos. Estos delitos se habrían perfeccionado a partir de la omisión de profundizar pistas; de solicitar adecuadamente informes telefónicos; de practicar en tiempo y forma el análisis de ADN de los cabellos hallados entre los restos de la víctima; de atender las propuestas investigativas de la Policía, etcétera. “El Derecho Penal debe prestar especial atención a los delitos perpetrados por funcionarios públicos en el ejercicio de su cargos, porque ellos son los que por propia voluntad eligieron asumir la administración de las cuestiones públicas y esa elección implica, per se, asumir una responsabilidad respecto de la totalidad de la ciudadanía. Los funcionarios públicos deben ejercer sus funciones en procura del bien común”, dijo el juez Pedicone en el voto al que adhirieron sus pares.

Se trata de la segunda buena noticia que el querellante Alberto Lebbos recibe de parte de la Cámara en la última semana. El 14 de septiembre, Albo, Vitar y Pedicone confirmaron la elevación a juicio del caso principal -investigado por López Ávila-, donde hay cinco ex funcionarios alperovichistas acusados: el ex jefe de Policía, Hugo Raúl Sánchez; Nicolás Barrera, ex subjefe de la Policía; el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito; Eduardo Di Lella, ex secretario de Seguridad, y el policía retirado Hugo Waldino Rodríguez. A ellos se suma Roberto Luis Gómez, único imputado en prisión preventiva desde hace más de dos años y medio. “La lucha sirve. Muchísimas gracias por el apoyo y la solidaridad para que triunfe la verdad y la justicia. Quiero destacar el trabajo de la fiscala Sólimo, del juez Pérez y de los camaristas”, dijo el padre de la víctima durante el Día de la Primavera.

Comentarios