Amnistía Internacional reclama en Tucumán la liberación de Belén - LA GACETA Tucumán

Amnistía Internacional reclama en Tucumán la liberación de Belén

La joven fue condenada a ocho años de prisión por homicidio, pese a que reclama que sufrió un aborto espontáneo.

26 Jul 2016
1

FOTO DE LAIZQUIERDADIARIO.COM

La organización humanitaria Amnistía Internacional inició en Tucumán una serie de actividades para exigirle al gobierno provincial la liberación de la joven condenada a ocho años de prisión luego de sufrir un aborto espontáneo que la Justicia consideró un homicidio.

Integrantes de la filial argentina de Amnistía Internacional entregarán este mediodía a funcionarios del gobierno de Tucumán un petitorio con más de 120.000 firmas recolectadas en todo el mundo, a fin de exigir la libertad de la joven presa hace dos años y a la que solo identifican como Belén.

La organización aseveró que exigirá "la liberación inmediata e incondicional de Belén, garantizando que ni ella ni ninguna otra mujer o niña será sometida a un proceso criminal por haber sufrido un aborto espontáneo o cualquier otra complicación obstétrica".

Amnistía Internacional entregará hoy el petitorio a las secretarias provinciales de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, y de Derechos Humanos, Erica Brunotto.

El documento cuenta con el respaldo de la Mesa por la Libertad de Belén, que reúne a unas 40 organizaciones sociales, gremiales, feministas y políticas.

"El Estado debe revisar el caso de Belén, a la luz de los estándares internacionales en la materia, con miras a su inmediata liberación, y considerar la descriminalización del aborto", sostuvieron los firmantes en el petitorio.

"El Estado debe multiplicar y asegurar la aplicación de programas de educación y sensibilización a nivel formal (escuelas y colegios públicos y privados) e informal (medios de comunicación y otros) sobre la importancia del uso de anticonceptivos y los derechos a la salud sexual y reproductiva", agregaron.

Asimismo, reclamarán a las autoridades locales que "se inicie de manera rápida, imparcial e independiente una investigación sobre las alegaciones de malos tratos y violación del derecho a la privacidad de los efectores de salud y miembros de las fuerzas policiales" contra la joven detenida.

El jueves se peresentarán formalmente las organizaciones que intervendrán como "amicus curiae" en el pedido de nulidad de la condena que se impulsa ante el máximo tribunal de la provincia.

La joven de 27 años, llamada Belén para preservar su identidad, está presa tras haber sufrido un aborto en la guardia del hospital Avellaneda, en la capital tucumana, al que concurrió por dolores abdominales.

Según el testimonio de la joven, que aseguró que desconocía estar embarazada, los médicos le informaron que había sufrido un aborto espontáneo de un feto de aproximadamente 22 semanas, aunque el fiscal de la causa la acusó de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía".

El expediente que se tramitó ante la Justicia, se consigna que el feto tenía más de 30 semanas de gestación. Esto no pudo constatarse a través de una repetición de la autopsia porque el cuerpo desapareció.

El principal testimonio en su contra es el del médico que la atendió y denunció el caso en la policía.

El 19 de abril la Sala III de la Cámara Penal de Tucumán condenó a la joven a ocho años de prisión por homicidio, aunque la defensa de la joven apeló la decisión y solicitó su libertad inmediata. Hace más de dos años que está presa, en una cárcel común.

Comentarios