No te pierdas en el cerro: consejos para salir de trekking

Una jornada en los senderos de la montaña puede ser una pesadilla si no se sale preparado. Volver antes de que oscurezca y llevar abrigo son avisos sensatos, pero que no todos cumplen.

20 Jul 2016
1

FÁCIL Y CORTA. La senda del funicular es ideal para principiantes, está rodeada de selva y ahora está habilitada hasta el tercer puente. FOTO ARCHIVO

Dos jóvenes que se perdieron en el cerro San Javier tuvieron que ser rescatados anoche por el Grupo Cero, que los encontró en la zona de La Virgen, pasada la medianoche. Ambos estaban en buenas condiciones de salud y todo lo que tenían era un susto, al haber pasado un par de horas sin saber cómo regresar. "Se les hizo de noche y perdieron la senda. Por suerte, pudieron pedir ayuda por teléfono y se quedaron donde estaban hasta que los fueron a buscar", explicaron en la comisaría de El Corte.

Este tipo de episodios es mucho más común de lo que se cree, comentaron policías de esa seccional, pero no se conocen porque usualmente no son graves. "Están perdidos un par de horas y hay que salir a buscarlos", relató un agente. En un día como hoy, cuando el cerro se convierte en lugar de encuentro para cientos de jóvenes, se espera que haya más "extraviados" que de costumbre.

El cerro San Javier es una zona de fácil acceso y de recorrido poco exigente, pero eso no significa que haya que tratarlo con poco respeto. Se trata de una zona selvática, con sendas que se bifurcan y pueden hacer que uno se desvíe del camino previsto. Para evitar perderse o pasar un mal momento, conviene tener en cuenta algunos consejos:

1- Volver antes de que empiece a anochecer: hay que empezar a bajar a las 17, como máximo a las 18. Si el descenso comienza a esa hora, bajar por ruta (no por sendas) o en colectivo.

2- Calcular las horas de caminata y los horarios de salida y de regreso para no volver de noche. Por ejemplo, subir por el sendero Puerta del Cielo hasta San Javier puede llevar de dos a cuatro horas, según el estado físico.

3- Tratar de seguir la senda más marcada (no tienen carteles más que a la entrada o la salida) y no desviarse por los senderos menos visibles, aunque parezca que se acorta camino.

4- Vestir ropa adecuada. Suena obvio, pero no siempre se toma la decisión más sensata: zapatillas con buen agarre, pantalones y remera o buzo mangas largas para proteger brazos y piernas de los raspones, abrigo por si baja la temperatura y rompevientos o capa plástica para lluvia. Un par adicional de medias en la mochila tampoco está de mas.

5- Llevar agua. No importa si el plan es caminar 15 minutos, o cinco horas. Un par de botellas de medio litro, como mínimo, pueden hacer la diferencia entre pasarlo muy mal o sobrevivir unas horas a la intemperie bien hidratado.

6- Cargar algo para comer: un par de barras de cereal, turrones, bananas o nueces son snacks cómodos para cargar y que proporcionan mucha energía.

7- La linterna frontal forma parte esencial de la mochila de todo trekkinero. Si se hace de noche y no podemos bajar, una fuente de luz aleja los terrores que viven en la oscuridad.

8- Antes de salir, consultar el pronóstico del tiempo, para saber si va a llover o si se espera niebla o mucho frío. Estos datos permiten armar la mochila con conocimiento de cuáles serán las necesidades en el camino.

9- Siempre, pero siempre, avisar a familiares o amigos que uno está por salir, y a dónde irá. Si hubiera un puesto policial o de guardaparques, también dejar allí los datos. En el caso de subir a San Javier por las cortadas desde la ruta 340, hay que avisar en la comisaría de El Corte. Si se va a entrar por El Funicular o por Puerta del Cielo, hay un puesto del Parque Sierra de San Javier.

Comentarios