En San Martín apuestan a un trabajo serio

En el plantel sostienen que se está produciendo un cambio de mentalidad.

PREOCUPACIÓN. Martos considera que el fútbol tucumano de las divisiones formativas tiene pocos meses de competencia.  la gaceta / foto de franco vera (archivo) PREOCUPACIÓN. Martos considera que el fútbol tucumano de las divisiones formativas tiene pocos meses de competencia. la gaceta / foto de franco vera (archivo)
06 Julio 2016
Con el ascenso de San Martín a la segunda categoría del fútbol argentino, en la entidad de La Ciudadela consideran en que llegó el momento de jerarquizar los distintos estamentos futbolístico del club.

Por esa causa, quienes tienen a su cargo los trabajos en las divisiones formativas del club, observan con un enorme beneplácito este presente que abre una enorme perspectiva para el futuro.

LG Deportiva dialogó con Ariel Martos, el responsable táctico del plantel liguista, quien mostró su satisfacción porque varios de los jugadores que hasta hace poco, estuvieron trabajando con él, ya hayan tenido su roce a nivel profesional.

“Cuando hace cuatro años, junto a Omar Marchesse, iniciamos este proyecto de trabajo, nos propusimos formar jugadores que, en un futuro no muy lejano, tengan participación activa en el plantel profesional. A la luz de los hechos, con mucha alegría, podemos decir que estamos en buen camino. Los hermanos César y Gustavo Abregú, Oscar Mamaní, Facundo Rivero, son jugadores que más que proyectos ya son saludables realidades. Debemos agregar a Lucas Chacana, que fue vendido a Huracán, también producto de la tarea que día a día hicimos en el complejo”, dijo.

Martos confiesa que desde la llegada de Diego Cagna al club, su dialogo con el técnico del plantel profesional y con los directivos fue cotidiano. “En las charlas que mantuvimos con ambas partes llegamos a la conclusión de que el aporte económico hacia el fútbol amateur no es un gasto, sino una inversión necesaria para poder autoabastecer al plantel superior. Que ellos hayan tomado esta determinación, es un paso adelante; porque significa haber cambiado la mentalidad para encarar las cosas”, señaló el técnico liguista.

Ariel resalta la preocupación que muestra Cagna por las divisiones inferiores del club. “Es una persona, que regularmente le gusta observar los partidos donde participan los chicos y dialoga conmigo sobre los pibes a los que le nota condiciones técnicas interesantes. Haber obtenido el respaldo de los dirigentes y de Cagna es un aliciente para redoblar el esfuerzo en nuestro trabajo”, señaló.

Una de las cosas que más preocupa a Martos es la falta de competencia que existe en el fútbol tucumano. “Si pretendemos llevar adelante un trabajo serio, bajo ningún aspecto, los torneos oficiales deberían empezar en mayo. Si esto ocurre, perdemos casi cinco meses de competencia activa que no le hace nada bien a la formación del pibe”, acotó. Martos considera que lo ideal sería poder competir en los torneos de la AFA. “Jugar a ese nivel de competencia, en caso de concretarse, le posibilitaría al juvenil, no sentir tanto el cambio, en el ritmo del trabajo físico que existe cuando pasa a entrenarse con el plantel profesional”, aseveró.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios