Buscan a un argentino y a su hija, que desaparecieron en Florianópolis - LA GACETA Tucumán

Buscan a un argentino y a su hija, que desaparecieron en Florianópolis

Están perdidos desde el viernes. El sábado encontraron a otra de sus hijas. La chica contó que su hermana y su papá habían caído al agua.

25 Ene 2016
1

DESAPARECIDOS. Javier Caballero y Trinidad. FOTO TOMADA DE INFOBAE

BUENOS AIRES.- Autoridades de Brasil ampliaron la búsqueda de un turista argentino de 42 años y su hija, de 7, perdidos desde el viernes en una playa de Florianápolis, en el estado de Santa Catarina, el sábado encontraron a otra de las hijas, de 9 años, quien relató que su hermana había caído al agua y su padre se arrojó a buscarla.

El Diario Catarinense reportó que la búsqueda se realizaba en la zona de Costa de Ingleses, donde pasaban sus vacaciones una familia de Wilde, al sur del Conurbano, integrada por Javier Caballero, sus hijas Candelaria, de 9 años; Trinidad, de 7, y Analía Greco, su esposa.

La mujer radicó la denuncia ante la policía local cuando su esposo y las niñas no regresaron el viernes a las 21 de una caminata entre Playa Ingleses y Santinho, y de inmediato se inició la búsqueda, que se extendió hasta las 2 de la mañana del sábado y retomaron con las luces del día.

El capitán de bomberos André Pratts detalló que buzos, un helicóptero y un avión fueron afectados a los rastrillajes para encontrar al hombre y su hija menor, Trinidad.

En tanto, Candelaria, la mayor, fue avistada en la mañana del sábado por pescadores sobre una roca y rescatada luego con un helicóptero de Arcanjo, que coordina las búsquedas en la región.

De acuerdo con el reporte, la nena tenía solo heridas leves, pero estaba en estado de shock tras pasar la noche sola y quedó al cuidado de su madre.

Germán Greco dijo a la prensa desde Buenos Aires que su sobrina contó que su hermana menor cayó al agua, su padre se lanzó a buscarla y ella, asustada, comenzó a caminar y se llevó un celular que usó a modo de linterna para alumbrarse.

El hombre manifestó que el día anterior habían paseado por esa zona y enviado fotos a través de las redes sociales y que, aunque era un lugar peligroso, no había carteles que prohibieran el acceso. La familia Caballero había llegado a Florianópolis el 15 de enero, se alojaba en la zona de Playa Ingleses y tenía previsto regresar este martes a su casa en el partido de Avellaneda. (Télam)

Comentarios