Pérez Esquivel cruzó a Beder Herrera por la represión en Famatina

El premio Nóbel de la Paz envió una carta al gobernador de La Rioja preocupado por el ataque de la policía contra dirigentes y vecinos antimineros la semana pasada.

20 Oct 2015
1

FOTO TOMADA DE RADIOMARIA.ORG.AR.

El premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel le pidió al gobernador riojano, Luis Beder Herrera, y al juez de Chilecito que ordenó las restricciones de paso a un emprendimiento minero, Marcelo Carrizo, que terminen con la represión contra los vecinos y asambleístas de Famatina.

Pérez Esquivel envió una carta fechada el pasado 15 de octubre a Beder Herrera manifestándole su "preocupación" por la represión ocurrida en el cauce del río Blanco ese mismo día contra dirigentes, vecinos y asambleístas de Famatina que pretendían llegar al campamento minero de Midais Sociedad de Hecho, informó DyN.

En el texto le recuerda al mandatario provincial que la comunidad había entregado una petición al propietario, Miguel Urtube, una semana antes para que "se retirara del cordón del Famatina" porque la población no da "la licencia social a este tipo de actividad extractiva". La misiva indica además que ordenanzas municipales de Famatina consideran a la zona "intangible, área ambientalmente sustentable" y se "prohíbe la minería a cielo abierto".

El Premio Nobel advierte también que los vecinos que se manifestaban lo hacían "ejerciendo sus legítimos derechos consagrados en la Constitución Nacional", los pactos internacionales y la Constitución provincial.

En consecuencia, "preocupa el accionar de la policía de la provincia y el nivel de criminalización de la protesta social" como forma de "limitar la libre manifestación de los ciudadanos y ciudadanas", señala la carta.

Pérez Esquivel también repudió los dichos del ministro de Gobierno, Seguridad, Justicia y Derechos Humanos, Claudio Saúl, quien justificó el uso abusivo de la fuerza policial 'en defensa del estado de derecho' porque, dijo el Premio Nobel, "es grave que se explique la represión ejercida" con ese fundamento.

En definitiva, le solicitó a Beder Herrera que se bajen los niveles de violencia institucional porque los manifestantes cometen "el único 'crimen' de defender el agua, el territorio en el que viven y sus vidas".

Pérez Esquivel también envió una nota al juez Carrizo para expresarle que la restricción de circulación por él ordenada "resulta arbitraria a la luz de los derechos humanos" reconocidos constitucionalmente porque "pondera los intereses de capitales económicos al derecho de los pueblos y de las poblaciones a manifestarse libremente, como así el de transitar y el de hacer uso de los bienes comunes, como ser el agua de un río".

Además, le dice que ha sido como "consecuencia" de esas órdenes judiciales que se ha reprimido a la gente con "un uso excesivo de la fuerza", cuando se espera que un magistrado de "directivas" específicas al respecto.

Por eso, le reclama también al juez que resuelva "prontamente la situación".

Comentarios