Dolina y Fontanarrosa se desafían en otro contrapunto - LA GACETA Tucumán

Dolina y Fontanarrosa se desafían en otro contrapunto

Gustavo Delgado y Pablo Latapie ofrecen una nueva selección de textos humorísticos de los dos escritores, con cuatro historias.

03 Jul 2015
1

ALMA DE BARRIO. Al igual que los autores elegidos, Gustavo Delgado y Pablo Latapie comparten códigos.

DEBUTAN HOY

• A las 22.30 en El Árbol de Galeano (Virgen de la Merced 435).

Será un duelo sin sangre, que se resolverá a plena risa y emociones. Esta noche Gustavo Delgado y Pablo Latapie estrenarán la segunda parte de “Dolina versus Fontanarrosa”, con textos de dos autores muy distintos entre sí, pero que terminan siendo complementarios en una puesta teatral que enlaza cuatro cuentos.

“Este Volumen II está compuesto por los textos de Alejandro Dolina ‘Psicoanálisis en Flores’, en el que se refleja el singular efecto que produjo la llegada de un psicólogo al barrio porteño de Flores, y ‘Teatro I y II’, con su singular forma de analizar el arte teatral; mientras que de Roberto Fontanarrosa tomamos ‘Una lección de vida’, con consejos de cómo sobrellevar el matrimonio y ‘Asignatura pendiente’, que es el reflejo de las famosas charlas dadas en la Mesa de los Galanes que inmortalizó este genial humorista y su particular forma de abordar temas cotidianos”, explica Delgado en diálogo con LA GACETA.

- ¿Hacía falta una segunda parte?

- El primer “Dolina vs. Fontanarrosa”, originariamente, constaba de ocho cuentos. Por una cuestión de tiempo, lo desdoblamos en dos volúmenes. Para nosotros ambos espectáculos tenían que salir a la luz y más con la respuesta favorable del publico respondió.

- ¿Quiénes eran y qué representan los autores?

- A Dolina lo conozco por la radio y lo escuchaba desde casi adolescente. Era fanático de su programa, que oía en mi radio de onda larga. A Fontanarrosa lo conocía por “Inodoro Pereyra” y por “Boggie, el aceitoso”, pero no sabía que ambos tenían cuentos. Los leí casi en simultáneo y me imaginé hacer una obra con los dos, pero nos llevó un tiempo investigarlos hasta que lo concretamos.

- ¿Es razonable que se enfrenten?

- El argentino es así: Boca o River, peronista o radical, frío o caliente. Eso es lo que quisimos reflejar con dos artistas que saben y que conocen al argentino tipo, futboleros ambos. No podían llevar otro nombre un espectáculo con texto de ellos. De todos modos, no es un enfrentamiento sino un contrapunto.

- Los dos eran hombres de barrio, ¿tenían los mismos códigos?

- Totalmente. Según como divide Dolina a los hombres de barrio, Fontanarrosa sería el Refutador de Leyendas y Dolina, de los Hombres Sensibles, que es como hablar de la diferencia de los barrios dentro y fuera de las cuatro avenidas para traerlos a la realidad de Tucumán. En cuanto a nosotros como actores, creo que también tenemos el barrio en la piel, por eso es que entendemos perfectamente los textos y los disfrutamos a pleno. Encontramos en las historias que se narran similitudes con anécdotas propias.

- ¿Una ficción mezclada con experiencias personales?

- Creo que la realidad supera a la ficción siempre. La similitud de cada cuento con hechos propios y de gente conocida es increíble; es por ello que muchos se sentirán identificados y hasta reflejados en los personajes y textos que desarrollamos en la obra, que dice muchas verdades.

- ¿Cuánto hay de stand up?

- Nada, son géneros distintos. En esta obra teatralizamos cuentos a través de personajes y situaciones que proponen los autores. El stand up refleja historias en primera persona.

- ¿Por qué vuelven a trabajar juntos?

- Con Pablo somos amigos, este proyecto quedó inconcluso y teníamos ganas de hacer reír y de divertirnos.

Comentarios