Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

09 Jun 2015
2

galleryhip.com

Parque 9 de Julio

La carta del 6/6 reitera el frecuente error sobre la fecha de inauguración de nuestro Parque 9 de Julio, afirmando que tuvo lugar en 1916, lo que significaría que el año entrante este paseo cumplirá 100 años. La realidad es otra: el gobernador Luis F. Nougués inauguró el Parque el 23 de septiembre de 1908 (ver diario “El Orden” del 22 y 23 septiembre 1908). Inclusive existe una medalla de plata, acuñada al respecto,con la leyenda “Inauguración del Parque 9 de Julio. Día del Árbol, 23-9-1908”. Considerando ambos datos, no es posible argumentar en contrario. Lo que sí ocurrió en 1916 es que el Gobernador Ernesto Padilla colocó la gran placa de mármol, apreciable en el muro exterior de la Administración del paseo, donde se expresa que el doctor Alberto de Soldati obtuvo la sanción de las cuatro leyes nacionales de expropiación de las 400 hectáreas que formarían inicialmente el Parque. Y que “el Gobierno de la Provincia coloca esta placa en el primer centenario de la Independencia argentina”. Es decir, no hubo tal “inauguración” en 1916 de lo ya inaugurado en 1908. Estando por lo demás en un todo de acuerdo con la carta del lector Segura, hago esta aclaración a título de nieto materno del Dr. Soldati, y como colaboración a la precisión que debe guardarse en materia de fechas históricas.

Ignacio Páez de la Torre 
[email protected]




Afiliado sin saberlo

Soy un joven profesional que con 26 años tomé la decisión de involucrarme por primera vez en la política de manera activa. Con la intención de aportar algo a la ciudad en la que vivo, Yerba Buena, hace unos días, quise afiliarme a un partido municipal compuesto por vecinos independientes. Grande fue mi sorpresa cuando mi ficha de afiliación fue rebotada por la junta electoral provincial por pertenecer a otro partido municipal. Enfadado y desilusionado con la situación, me acerqué a la Junta Electoral de la Provincia para renunciar a un partido al cual nunca me había afiliado. En ese momento me enteré que, además de estar como miembro de un partido municipal, también me encontraba en uno provincial. Para poder afiliarme al partido al cual quiero pertenecer tengo que esperar 15 días para que se ingrese la renuncia, situación que considero injusta teniendo en cuenta que anteriormente nunca me afilié a un partido. Ver la impunidad de aquellos que se apropian de identidades con el solo fin de cumplir las formas para avalar un partido y escalar en los cargos públicos con intereses netamente particulares y propios me genera una gran impotencia. ¿Cómo es posible pertenecer a partidos a los cuales nunca me acerque? ¿Cómo creer en la Política y la democracia? ¿El apropiarse de una identidad para validar un partido no es corrupción.

Patricio Carrasco 
Patriciocarrrasco89gmail.com



Discapacidad

Estoy de acuerdo con la carta del lector Sergio Estrade referente al tema Discapacidad. Solamente le agregaría que la Ley Nº 24.901 tenga vigencia en todo el territorio nacional y no que sea puesta a disposición de cada provincia argentina para su adherencia o no. La sociedad no debe olvidar que los discapacitados forman parte de ella y tienen derechos adquiridos que los amparan.

Jacinto Barrionuevo 
[email protected]





ASUNT


Conceptos vertidos por el presidente de Asunt, Pedro Rollán, en la nota “Asunt busca combatir el desfinanciamiento” del 7/6 son realmente chocantes: El actual déficit alcanza los $ 9 millones al año. El 75% de este se debe a los gastos producidos por coberturas a los afiliados discapacitados con que cuenta Asunt. Este señor debería dar gracias a Dios que en su familia no existan discapacitados y rogar que nunca los tenga. No soy discapacitada aunque sufro de algunos problemas relativos a mi artrosis y espero nunca llegar a una discapacidad por este o por algún otro problema (la edad nos cambia, trabajo desde septiembre 1976 y hasta el 2010 Asunt se enriqueció conmigo pues cobró y pocos servicios me brindó pues no la necesitaba, ahora sí). No creo que a las familias quienes tengan discapacitados les hayan parecido muy felices sus palabras. Si la Nación reconoce nuevos derechos y nacen o se producen más discapacitados por diversas enfermedades la obra social debería adecuarse a la situación y no culpar del 75% del déficit a este sector. ¿Es necesario que Asunt promocione cruceros y otros paquetes turísticos? Reconozco que el esparcimiento es parte de una vida sana pero sí hay otras prioridades. Cuenta con unos 10.000 afiliados, pero cubre a alrededor de 28.500 personas. No sé si hay una ley que fija los aportes de los asociados, pero creo que los aportes de Asunt son injustos: Los que no tenemos carga de familia aportamos el 3,3%, mientras que los que sí la tienen pagan apenas el 1,1% más, ¡es decir sólo aportan el 4,4%! Por lo tanto hay 18.500 afiliados familiares que están recibiendo prestaciones casi gratis, en contraposición con el 3,3% de los afiliados titulares.

María Isabel Viggiani Rocha 
[email protected]



Procrear


Siendo unos de los primeros beneficiados del Procrear quiero manifestar mi indignación ante la falta de protección por parte de las autoridades de la Anses a la cual concurrí periódicamente para solicitar se contemple mi caso por la unilateral decisión del Banco Hipotecario al suspenderme el crédito otorgado y no poder seguir continuando mi obra en construcción, la cual fue iniciada finalmente tras diversos inconvenientes que tuve para habilitarla por la dirección de catastro de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán que me puso todas las trabas burocráticas en obtener el bendito permiso de obra necesario para iniciar la misma. Al transcurrir el plazo indicado, el banco no dio respuesta ante la solicitud de prórroga. Al enterarme recurrí a todos los organismos oficiales y privados (Anses; Defensoría del Pueblo, etcétera) para que intervinieran en mi solicitud, gran desilusión recibí al saber que nada se resuelve en tiempo ya que pasó más de un año y el sueño de tener una casa propia se desvanece, fruto de la desidia e indiferencia de las autoridades. Mi pregunta: la Anses que promueve y otorga el crédito ¿Por qué deja en manos y permite que la entidad financiera decida unilateralmente y frente al avasallamiento que sufrí no pueda intervenir?

Fernando Pérez 
[email protected]



Banda del Río Salí


Otra vez la inseguridad en mi querida Banda del Río Salí. Otra vez tenemos que lamentar la muerte de uno de nuestros vecinos en manos de los inadaptados. La policía estaba agazapada en la puerta lateral de la cancha de fútbol mientras los delincuentes se hacían dueños de una de las avenidas principales de nuestra ciudad, Avenida Independencia (como si el destino se burlara de su nombre) y se desataba una batalla campal entre grupos de inadaptados que mataban, robaban y destruían todo a su paso. Triste ver que estamos solos, solos frente a los delincuentes, encerrados en nuestras casas temerosos sin ser dueños siquiera de nuestras veredas, porque por ellas transitan libres los delincuentes haciendo suya nuestra libertad. Hasta cuándo? Cuándo vamos a decir basta? Hasta cuándo vamos a seguir paralizados frente a tanta impunidad?

Eliana de la Vega 
[email protected]



Bomberos

Con respecto a la carta de Octavio Alberto Racedo sobre Los Bomberos voluntarios de Monteros, quiero decirle, ya que supuestamente ignora el tema, que la institución que presido, de la cual soy uno de los tantos socios fundadores, tiene 15 años de existencia, con más de 4.000 salidas en distintas emergencias. Quiero aclararle que el cuartel de bomberos sí existe, pero que estamos inoperativos, situación esta que fue informada a Defensa Civil Provincial, de acuerdo al procedimiento habitual para estos casos, teniendo que venir, en caso de emergencias, el cuartel más próximo, es decir Concepción, porque desgraciadamente se rompieron simultáneamente las tres autobombas­. Es muy fácil criticar, pero sería mejor aportar una idea para colaborar.

Hugo César Conegliano 
[email protected]



CORTE DE LUZ


Soy un vecino del Barrio Las Acacias de Yerba Buena. El viernes sufrimos el corte del servicio de electricidad en nuestro hogar. Al preguntar telefónicamente la razón, fuimos informados de que debíamos la factura de abril, la que sí habíamos pagado por el sistema “pago mis cuentas” de los cajeros automáticos con la tarjeta de débito. Es obvio que debido a una falla del sistema, EDET no fue notificada del pago. Independientemente del debate acerca de la seguridad de las transferencias desde cajeros automáticos, mi reclamo va dirigido a EDET por el maltrato que nos dispensa a nosotros los ciudadanos. Ya que para recuperar el servicio tuvimos que pagar primero la boleta “adeudada”, esperar 24 horas sin luz y hacer el reclamo luego, personalmente, en la empresa. Paradójicamente, estuvimos todo el viernes y el sábado sin luz, castigados, sin un servicio por el que ya habíamos pagado dos veces. Se me ocurrió, ya que vivimos en la “era de la información”, que a la empresa no le costaría nada, tratar de comunicarse con los usuarios en este tipo de casos, como hace por ejemplo Telecom por alguno de los de medios existentes, como el teléfono, el celular, el mail, el whatsapp o una simple nota impresa de “aviso”, para de esta manera, evitarnos los perjuicios ocasionados por los cortes “punitivos”, pongo como ejemplo los problemas en heladeras y freezers, las PC y otros equipos electrónicos hogareños delicados. En nuestro caso, mi mujer y yo, somos profesionales que dependemos de la tarea en casa con la PC, y este fin de semana era un momento crucial en este sentido, justo el fin de semana que EDET nos dejó sin luz por una causa ajena a nosotros. Seguramente, además de todos estos perjuicios (me olvido de la noche sin luz) y de pagar dos veces la misma boleta, tendremos que pagar la reconexión. Recuerdo además, que la relación entre los usuarios y EDET es bastante asimétrica, ya que cuando el servicio se corta en alguna zona por fallas técnicas o de otra índole, la empresa no se hace cargo de las pérdidas ocasionadas en las casas ni de su propio incumplimiento. Sería bueno que el servicio de EDET fuera también motivo de debate y propuestas por parte de los partidos que se presentan en los comicios.

Carlos Miguel Figueroa
Barrio Las Acacias Mza M, casa 13
Yerba Buena



ENFERMEDAD INSTITUCIONAL


En estos últimos días la FIFA, una entidad deportiva nos ha dado cabales muestras del pernicioso efecto de las reelecciones indefinidas. El principio aquel que “el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente” nunca fue tan bien aplicado. Y será de obligatoria cita cuando se quiera escribir la historia de la FIFA, de algunos países atrasados o ¡ay! de nuestra querida Patria. Porque no cabe duda de que la reelección instaurada en la Constitución de 1949 exacerbó la autocracia del primer gobierno peronista y todos sabemos lo que ocurrió. No podemos modificar la historia pero sí aprender de ella. En estos días Brasil, sacudido por un terremoto de corrupción, está pensando en desterrar la reelección para todos los cargos. Y que la reelección es una enfermedad mortal y contagiosa lo demuestran los miles de sindicatos, cooperativas, centros vecinales, y aún clubes de barrio, que nacieron y murieron por la perpetuación de uno o un grupo en su conducción. Porque la reelección nace del mito del “indispensable conductor”, duce, caudillo y otras denominaciones. Ello implica un serio insulto a un país de 40 millones de habitantes, que con seguridad tiene varios cientos de presidenciables. Y como toda enfermedad, el “reeleccionismo” conlleva lo que algunos llaman su “efecto tapón”, porque obstruye la indispensable renovación de los cuadros políticos, y la República envejece sus gobiernos, que con el paso del tiempo pierden el pelo pero no sus mañas. Y estos mágicos personajes no sólo no se equivocan nunca sino que tienen una afición extremada por sus propios parientes, a quienes, para no perderlos de vista, los arriman al gobierno, y agregan un nuevo mal, el nepotismo. Mirando hacia nuestros vecinos de América Latina vemos que no tienen reelección inmediata Chile, Costa Rica, El Salvador, Perú, República Dominicana, Uruguay y Panamá, para nombrar algunos. México, que debió soportar a Porfirio Díaz, aprendió su lección. Este general fue primeramente presidente entre 1877 y 1880. Le gustó el poder y fue electo nuevamente en 1884 y se quedó hasta 1911, fecha en la cual fue derrocado por Madero, padre de la actual democracia del país. Y México resolvió que los presidentes no pueden ser reelectos nunca más. Tal como suena. Hoy precisamente Colombia acaba de aprobar una legislación similar. ¿No será hora de pensarlo para nosotros?

Tulio Santiago Otonello
Sarmiento 170
Monteros



HACIENDO CITAS


Shakespeare llegó a la conclusión que la vida es una historia llena de furia y ruido contada por un idiota. Y también que “el resto es silencio”. Esto nos aproxima al tema de la soledad. Kosinsky, en “El pájaro pintado”, escribió: “cada uno de nosotros está solo, y cuanto antes un hombre lo comprenda, mejor para él”. Bernard Shaw agrega: “la soledad es una gran cosa, lástima que uno esté solo”. Ibsen expresa en “Un enemigo del pueblo”: “el hombre más fuerte es el que está más solo”. “Pero ¡cómo! dice Isidoro Blaisten en sus Anticonferencias, “¿entonces es Robinson Crusoe el hombre más fuerte?”. De ninguna manera. Se trata de estar solo entre mucha gente. Como Lisandro de la Torre y Copérnico, como Galileo y Sarmiento. Como Kafka. La soledad se liga a la angustia; planteando cómo salvarse de ella, si cambiar o no. Jean Paul Sartre escribía: “lo que me gusta de mi locura es que me ha protegido, desde el primer día, contra las seducciones de la elite; nunca he creído ser el feliz propietario de un talento, de lo único que se trataba era de salvarme”. San Agustín parece retrucarle al decir “Aquel que te creó sin ti no te puede salvar sin ti”. Agregando: “una cosa es levantarse presto y otra no caer”. ¿Se habrá referido a la depresión, tan común hoy en nuestra realidad? Cambiar parece constituir una aptitud indispensable para no quedar prisionero hasta de las propias virtudes. Ameghino interviene: “compadezco de todo corazón a todos aquellos que una vez asumida una actitud son incapaces de cambiarla”. El humor y su filosofía son indispensables porque todo lo aburrido es inútil. Dice Blaisten que el humor es una forma de piedad. Un enfermo de lucidez. Un enfermo de los ojos. Porque pensar, escribió Fernando Pessoa, pensar es estar enfermo de los ojos. Si no, hay que explicar lo inexplicable. Explicar lo inexplicable … En la tradición del budismo Zen existe una anécdota atribuida a Basho: He estado explicando Zen toda mi vida, confiesa, y sin embargo nunca he podido comprenderlo. Pero, dijo su interlocutor, ¿cómo puede usted explicar algo que no entiende? ¡Oh!, exclamó Basho, ¿también tengo que explicarle eso?

Osvaldo Aiziczon
[email protected]


Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios