La lluvia los mandó a casa

Djokovic y Murray siguen jugando la semifinal hoy

06 Jun 2015
1

FIN. Djokovic se va de la cancha, mientras Murray termina de guardar sus cosas. REUTERS

PARÍS.- Si bien hoy se jugará la final de damas en Roland Garros no antes de las 10, desde las 8 se producirá la mayor tensión. Sucede que Novak Djokovic completará la semifinal que ganaba 6-3, 6-3, 5-7, 3-3 ante el británico Andy Murray cuando fue suspendida el partido en el cuarto set porque una tormenta estaba a punto de azotar París. Sin azotar, pero con autoridad, el que sí logró su billete a la final del segundo Grand Slam de 2015 fue el suizo Stanislas Wawrinka, que venció antes al francés Jo-Wilfried Tsonga por 6-3, 6-7 (1-7), 7-6 (7-3) y 6-4.

El encuentro entre Djokovic y Murray pone frente a frente a los dos únicos jugadores imbatidos este año sobre polvo de ladrillo: el serbio ganó los torneos de Montecarlo y Roma, mientras que el escocés conquistó Múnich y Madrid. Djokovic busca convertirse en el octavo hombre en ganar los cuatro Grand Slams tras Fred Perry, Don Budge, Roy Emerson, Rod Laver, Andre Agassi, Roger Federer y Rafael Nadal, mientras que Murray quiere ser el primer británico en jugar la final de Roland Garros desde Bunny Austin en 1937.

Por su parte, Wawrinka encarará la final más descansado que cualquier rival que le pueda tocar, pese a que eliminar a Tsonga le costó tres horas y 46 minutos. Sin embargo el suizo, que luchará por su segundo título de Grand Slam tras el logrado en el Abierto de Australia 2014, se metió en un embrollo al eliminar al último francés en competencia: se fue abucheado por el público y es probable que en la definición también esté en su contra.

Las chicas

La estadounidense Serena Williams y la checa Lucie Safarova definirán la corona femenina. La realidad es bien diferente, no solo porque Williams jugará su vigésima tercera final de majors y Safarova recién su primera, sino porque la estadounidense atraviesa un cuadro febril que, entre otros contratiempos, le impidió entrenarse ayer. Muy distinto a lo de la checa que se preparó ganando una de las semifinales de dobles. (Reuters-DPA)

Comentarios