Matos, Julio, Distaulo, Iturrieta, Grahl e Imbert se sumaron a la concentración de Atlético en Salta

Mañana, a las 19, por los 32avos de final de la Copa Argentina, el "Decano" enfrentará a Lanús.

ARCHIVO LA GACETA / HECTOR PERALTA ARCHIVO LA GACETA / HECTOR PERALTA
26 Mayo 2015
Salvo por el resultado adverso del domingo contra Gimnasia y Esgrima en Jujuy, que no estaba en los planes de ningún integrante del plantel de Atlético, los pasos a seguir en la semana vienen saliendo al pie de la letra. Los derrotados abandonaron el domingo mismo la concentración jujeña y se recluyeron en Salta, precisamente en el Hotel de la Liga Salteña, donde comenzó a una minipretemporada de dos días. ¿Por qué?

Es que ayer se sumaron seis futbolistas a los 18 que viajaron a visitar al “lobo”. Los delanteros Sebastián Matos, Juan Martín Imbert, Alejo Distaulo, y los volantes Miguel Julio, Gastón Iturrieta y Francisco Grahl llegaron antes del mediodía y se entrenaron con el resto del grupo en una de las canchas de un predio que está alejado de todo en La Linda, y que servirá de búnker hasta hoy por la tarde, cuando el “decano” encare una nueva mudanza, pero dentro de Salta mismo.

Mañana a las 19, por los 32avos de final de la Copa Argentina, Atlético se las verá con Lanús, en el estadio “Padre Ernesto Martearena” y como la Copa tiene sus propios sponsors, la delegación albiceleste debe ir al hotel que le brinda la competencia.

La estrategia del cuerpo técnico fue tener a todo el rebaño unido (salvo por los lesionados) y así mantenerlos bien concentrados para el duelo con el “granate” pero en especial para lo que será el choque por la B Nacional con Estudiantes de San Luis, en el Monumental, el próximo domingo.

La motivación de enfrentar a un rival como Lanús, además del premio que ofrece el evento, son atractivos para un equipo que debe borrar el mal trago y recuperarse rápidamente, sabiendo que la B Nacional no perdona. Dos pasos en falso a la vez en ese torneo pueden ser una verdadera pesadilla.

Comentarios