Resurrección

En el día de Pascuas, Altuna ganó tras casi tres años

06 Abr 2015
1

PURA FELICIDAD. “El Monito” Altuna celebró en el circuito de Toay una victoria casi de manera impensada con su Chevrolet. foto de Guillermo Cejas / especial corsa

En tiempos en los que los buenos espectáculos y las emociones brillan por su ausencia, el TC volvió a entregar una carrera especial con una final que tuvo el cambio obligatorio de un neumático. Con esta variante, Mariano Altuna se llevó en Toay (La Pampa) una victoria impensada en un polémico cierre.

Como en 2014 en Olavarría, entre las vueltas 13 y 26 todos los pilotos debieron ingresar a reemplazar la goma delantera derecha. El orden de cambio fue según el número que le tocó a cada piloto de acuerdo al box asignado. A quienes les tocó una carpa impar lo hicieron en los giros tales y viceversa para los pares.

Aunque tanta estrategia previa quedó opacada en el inicio por la gran lucha en la punta que protagonizó el tridente de Chevrolet compuesto por Agustín Canapino, Guillermo Ortelli y Matías Rossi. Con una pista húmeda, el arrecifeño largó adelante en la final luego de ganar la serie más veloz, pero en la quinta vuelta pisó mal un piano y se despistó. Detrás, Rossi superó a Ortelli, pero este recuperó la vanguardia, y pasó a liderar.

Llegaron los recambios y en la vuelta 13 los dos primeros ingresaron a los boxes y Rossi salió delante de Ortelli. El campeón era el virtual puntero y pasó a serlo de forma real cuando el líder parcial, el novato José Manuel Urcera, cumplió con su recambio.

Parecía otra victoria más para Rossi, pero no fue así… Es que lo sancionaron con 5” porque al salir de su box obstruyó a Matías Rodríguez, que ingresaba con su Dodge para hacer su cambio. Rossi no pudo plasmar esa diferencia en la pista y el triunfo quedó para el vencedor de la porfía entre Ortelli y Altuna (largó 12º). “El Monito” superó al “Guille” en la última vuelta y logró la victoria. “Estoy muy feliz. No sabía que era el final cuando lo pasé a Ortelli”, dijo el de Lobería, que en domingo de Pascuas resucitó y cortó una larga sequía ya que no ganaba desde el 29/04/2012 en Trelew.

Sin embargo, el éxito de Altuna quedó opacado por la polémica desatada con Rossi, que llegó tarde al podio (quedó 3°) tras pedirle explicaciones a los CD por su sanción. “Tengo una tristeza inmensa. No tuve la intención de molestar a nadie”, dijo el campeón.

Tensión, dramatismo, polémica y emoción en una carrera con ocho líderes: Canapino, Rossi, Ortelli, Sergio Alaux, Juan Marcos Angelini, Lionel Ugalde, Urcera y Altuna, que tuvo su domingo de gloria y resurrección.

Comentarios