Fue más duro de lo esperado

Dispar labor tucumana en etapa 1

22 Mar 2015
CUTRAL CÓ.- Duro. Durísimo. No hay piloto que haya participado de la primera etapa del Rally del Petróleo y los Dinosaurios, en Neuquén, que no haya expresado su sorpresa por el estado de los caminos. Los tucumanos no fueron la excepción. La cuestión es que hoy, cuando se desarrolle la segunda manga de la prueba por el Campeonato Argentino, las condiciones incluso pueden empeorar.

Gerónimo Padilla, con un Peugeot 208 navegado por el barilochense Edgardo Galindo, es el mejor tucumano clasificado en la general (está 11°), pero paradójicamente es el más alejado con respecto a la punta de su clase, la Maxi Rally (se ubica 10°). Está a 1’59”9/10 del puntero, el cordobés Marcos Ligato (Chevrolet Agile). “Me fui afuera en el especial 2, no se rompió nada del auto pero me costó volver al camino, al punto que perdí 1’20” en esa acción. Allí perdí mis chances de pelear más arriba en la clasificación. En esa carrera, que nunca había hecho, los cruces de camino juegan un rol importante y en ocasiones confunden. Además, lo complicado del piso se siente a cada kilómetro”, comentó.

Tomás García Hamilton tuvo problemas con su Subaru Impreza acompañado por Ezequiel Queralt. Primero rompió un palier trasero en el PE1 y llegó a la asistencia perdiendo más de un minuto. Luego empezó a notar una falla mecánica en el motor, que le restaba potencia a la máquina. Está 15° en la general y 3° en la Clase 3, a 1’29”8/10 del puntero, el pampeano Luis Arceluz (Mitsubishi). “En estas condiciones será cuestión sólo de aguantar y llegar al final. Soy consciente que, salvo que les pase algo a los de adelante, no tengo chances de atacar; el auto suena raro, va fallando, ni la quinta marcha funciona. Así que a hacer tranquilo la segunda etapa, que será larga”, señaló el yerbabuenense.

Pablo Morán, con un Ford Ka de Clase 9 de elaboración propia y acompañado por Pablo Monasterolo, está 24° en la general y 4° en su división. Lo separan 46”1/10 del puntero, el santiagueño Pablo Peláez. En su caso, el sufrimiento mayor lo vivió el viernes, porque tuvo que trabajar contrarreloj en el motor dañado en la previa. Ayer, rompió un amortiguador y lo complicó la falta de tracción por la tierra batida.

Detrás de Ligato, en la general, se ubican el puntano Miguel Baldoni (Peugeot 208, a 16”2/10) y el local Alejandro Cancio (Peugeot 207, a 16”4/10). (Especial)

Comentarios