Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

18 Feb 2015
3

--------------------------------------------

LOS PREMIOS OSCAR

En menos de una semana se realizará la entrega de uno de los premios más codiciados de la Industria cinematográfica: Los Oscar. Considerando que otra vez se encuentra nominada una película argentina para competir en el rubro mejor filme de habla no inglesa, me pareció interesante recordar al historia de este galardón. Fue instituido por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, para premiar lo mejor de las producciones de los años 1927/1928. El primer film en ganarlo fue “Alas” (Wings) de William Wellman, y hasta 2010 en que “El artista” de Michael Hazanavicius lo ganó, había sido el único filme mudo en obtener la estatuilla. La primera actriz en ganarlo fue Janet Gaynor y se lo dieron por tres películas “El séptimo cielo” , “El ángel de la Calle” (ambas de Frank Borzage) y “Amanecer” de F. W. Murnau. El primer Oscar al mejor actor fue para el alemán Emil Jannings por dos películas:”La última orden” de Josef Von Sternberg y “El camino de la carne” de Victor Fleming”. Sin contar la edición que se llevará a cabo el domingo 22, hasta la fecha hubo 86 ceremonias de entrega del premio. En esas casi nueve décadas, únicamente tres películas ganaron los cinco premios que podríamos considerar los rubros principales o sea película, director, actriz y actor: en 1934 “Sucedió una noche” con premios para el film, su director Frank Capra y Claudette Colbert y Clark Gable como mejores actriz y actor respectivamente. Hubo que esperar más de cuarenta años para que “Atrapado sin salida”(1975) de Milos Forman la igualara ganando el film, su director y los actores Louise Fletcher y Jack Nicholson, y en l991 “El silencio de los Inocentes” de Jonathan Demme quienes lo ganaron así como los actores Jodie Foster y Anthony Hopkins. Curiosamente también los tres filmes obtuvieron el Oscar al mejor guión. Desde la primera entrega y hasta 1947 inclusive, todos los filmes ganadores habían sido norteamericanos. Esta hegemonía iba a ser rota por “Hamlet” (1948), producción inglesa de y con Laurence Olivier que lo ganó ese año. Posteriormente varios filmes británicos obtuvieron la estatuilla : “Tom Jones” de Tony Richardson en 1963, “Oliver” de Carol Reed” en 1968, “Carrozas de fuego” de Hugh Hudson en 1981, “Shakespeare apasionado” de John Madden en 1988, y recientemente “El discurso del Rey” de Tom Hooper en 2011. Circunscribiéndome únicamente a los considerados rubros principales (película, director, actrices y actores principales y secundarios), el récord de premios lo siguen manteniendo Katharine Hepburn (lo ganó en 1933, 1967, 1968 y 1981) como mejor actriz principal en todos los casos y John Ford quien lo obtuvo en 1935, 1940, 1941 y 1952 como mejor director o sea cuatro Oscar para cada uno. Hay varios actores, directores y actrices con tres premios. Respecto al tercer Oscar obtenido por Katharine Hepburn en 1968 por “El león en invierno” de Anthony Harvey, fue un empate con Barbra Streisand, quien debutando en cine con el musical “Funny girl” de William Wyler lo compartió con Hepburn. El otro empate de la historia (no hubo más que dos a lo largo de 86 años) fue entre Fredric March por “El hombre y la bestia” (Dr. Jekill and Mr. Hyde) que lo compartió con Wallace Berry por “El campeón”, en el año 1932. Con relación a las nominaciones es por todos sabido que en el rubro actoral Meryl Streep (tres veces ganadora) ostenta un récord de 18 nominaciones. Billy Wilder, con doce nominaciones como guionista y ocho como director llega a las 20. En este último rubro lo obtuvo dos veces: por “Días sin huella” en 1945 y por “Piso de soltero” en 1960. Mientras hubo realizadores famosos (o no) que obtuvieron dos y tres veces la estatuilla) hubo omisiones imperdonables de la Academia: Alfred Hitchcock (cinco nominaciones) y Stanley Kubrick (cuatro) nunca se llevaron el premio. Una película de Hitchcock sí lo ganó: “Rebeca” en 1940. Ningún filme de Kubrick lo obtuvo, a pesar de que “Dr. Insólito” (1964), “La naranja mecánica” (1971) y Barry Lyndon “(1975) estuvieron nominadas. En cuanto a los actores hubo varios que estuvieron muchas veces nominados y siempre se retiraron sin el premio. Se puede mencionar a Deborah Kerr y Thelma Ritter (seis nominaciones cada una) o Glenn Close (cinco nominaciones, ningún premio). Pero la mayor injusticia al negar el premio, la podemos ver claramente en el caso de dos enormes actores, dos genios de la actuación: Peter O´Toole y Richard Burton (ocho y siete nominaciones, respectivamente) y nunca lo ganaron. En cuanto a las nominaciones a películas argentinas, recordamos que en 1947 se premió por primera vez a un film de habla no inglesa y el galardón recayó en “Lustrabotas” de Vittorio de Sica. Hasta 1955 se premió a varios otros filmes (exceptuando 1953 en que quedó desierto) y en 1956 se instituyó una nueva categoría “Mejor filme de habla no inglesa” , mal llamado en ocasiones “mejor film extranjero” (los británicos, australianos, escoceses) compiten como mejor filme del año. Nuestro país recién llegó a tener un filme seleccionado entre los cinco mejores (o sea con posibilidades de obtener el Oscar), en el año 1974 con “La tregua” de Sergio Renán, filme que marcaba el debut de Renán como director. Era muy difícil que ganara. Ese año competía con “Amarcord” , Federico Fellini, quien al final y justicieramente lo obtuvo. Diez años más tarde fue nominada “Camila” de María Luisa Bemberg que perdió frente al film suizo de Richard Dembo “La diagonale de fou”( llamada en nuestro país “Movimientos peligrosos”).-Fue al año siguiente, en 1985, que nuestro país llegaría a obtener el premio con “La historia Oficial”, de Luis Puenzo contra todos los pronósticos que daban como ganadora de antemano a “Papá salió en viaje de negocios” de Emir Kusturica. La siguiente nominación fue en 2001 con “El hijo de la novia” de Juan José Campanella cuya película “El secreto de sus ojos” obtendría el premio en 2009, sumando el segundo Oscar a nuestro país. Ahora está nominada “Relatos salvajes” de Damián Szifrón que espero que gane. Hasta la fecha ningún actor o actriz argentina obtuvo el premio y la única nominada fue la actriz Norma Aleandro pero no por un film nacional, sino como mejor actriz secundaria en 1987 por “Gaby: A true story” de Luis Mandoki. Aleandro perdió frente a Olympia Dukakis quien lo obtuvo por “Hechizo de luna” (Moonstruck) de Norman Jewison. Este premio codiciado, pero también minimizado y atacado por gran parte de la crítica (y muchas veces con razón), en sus comienzos, no tenía nombre pero cuentan los historiadores que en 1931 Margaret Herrick se presentó a trabajar como bibliotecaria en la Academia de Artes de Hollywood y le mostraron la estatuilla y Herrick manifestó “...se parece a mi tío Oscar”. De allí le quedó el nombre a este codiciado premio que carece de apellido, tiene 34 centímetros de altura, está hecho de bronce recubierto de oro y su costo de manufactura es relativamente bajo. Todos desean ganarlo. 

Gustavo Ovejero

[email protected]



La herencia del peronismo

Comparto el comentario del lector Melitón Saldaño (13/2/15), especialmente respecto de su aseveración sobre que “el peronismo tiene matriz militar indudable”. Recordemos que en abril de 1943 vino al país secretamente el general Wilhem Faupel, un hábil estratega alemán. Al poco tiempo quedó constituida una logia militar de tendencia nacionalista partidaria del régimen político imperante en Alemania. Uno de sus oficiales fundadores fue Perón. Para rodearla de mayor misterio adoptó el nombre de GOU (Grupo de Oficiales Unidos o Grupo Organizador y Unificador del Ejército). De la simple lectura del documento fundacional del GOU se desprende la “matriz militar del peronismo”. Uno de sus párrafos dice: “…La lucha de Hitler en la paz y en la guerra nos servirá de guía…” Dos meses después -el 4 de junio- el GOU comanda el golpe militar contra el doctor Castillo, asumiendo el general Ramírez, quien designa al general Farrell como ministro de Guerra, y éste a su vez nombra a Perón como jefe de la Secretaría de su Ministerio. En octubre de 1943 Farrell fue designado vicepresidente y en noviembre de 1943 se designa a Perón secretario de Trabajo y Previsión (conservando su jefatura en el Ministerio de Guerra) con amplias facultades que lo convirtieron en el funcionario más importante del país, comenzando su campaña de “idolización”. En diciembre y por decreto, disolvieron los partidos políticos. El 24 de febrero de 1944, Perón propuso que se destituya a Ramírez (ya que éste decidió romper relaciones con Alemania y el Eje) y se designe presidente al general Farrell, lo que así aconteció. El 4 de mayo de 1944 fue nombrado vicepresidente de la Nación con retención de los cargos de ministro de Guerra y de secretario de Trabajo y Previsión, el coronel Juan Domingo Perón. En agosto de 1945 los generales y almirantes plantearon a Farrell que se llame a elecciones para elegir constitucionalmente un nuevo presidente, el que debía surgir de los partidos políticos y no de fabricar sucesiones con personas vinculadas a cargos públicos. Interrogado, Perón dijo: “…no aceptaré candidatura de ninguna clase y mucho menos la de presidente, así vengan y me lo pidan de rodillas…”. Como persistió en su candidatura, el 8 de octubre de 1945, Campo de Mayo y la Escuela Superior de Guerra exigieron su renuncia a todos los cargos. Enterado, escapó y fue detenido el 13 de octubre y enviado a la isla Martín García de donde lo trajeron al Hospital Militar para internarlo. Allí llamó a sus amigos y dio las instrucciones para que se organizara una concentración popular el 17 de octubre. A partir de allí es historia conocida.

Luis Vides Almonacid

[email protected]


Variedad de precios de repuestos

Como comerciante del rubro repuestos automotor y en referencia a una parte de la carta del lector Federico Vázquez (“Inflación, picardía o robo”, 16/2) en la que cuenta la experiencia que vivió al ir a comprar un repuesto para su auto (entre un comercio y otro en el repuesto había un 400% de diferencia en el precio), vale informarles a los lectores, en especial a los que poseen vehículos, que hay casos particulares de algunos repuestos, como el caso que menciona el señor Vázquez de la tapa para el depósito de líquido refrigerante, que debido a la calidad entre una y otra, hay no sólo un 400% de diferencia en el precio, sino que a veces es más, y esto tiene que ver con motivos varios, como por ejemplo si son originales o alternativos, y no sólo si es importado o nacional, ya que en un mismo repuesto puede haber una gran diferencia aunque ambos sean importados, y esto obedece a que normalmente los de origen chino tienen un costo mucho menor a otros, como en el caso nuestro que vendemos para una marca, vienen de Brasil, Mexico y Alemania principalmente, por lo tanto el mismo repuesto entre un comercio y otro puede tener una gran variacion en el precio. Pero eso no significa exclusivamente que uno es honesto y el otro no. Creo que una de las maneras de saber si alguien se puede estar abusando con el precio, por ejemplo, es comparar que el producto que nos ofrecen uno y otro sea exactamente de la misma marca y origen, y de ser así, no tendría que variar en un porcentaje significativo entre ambos lugares. Ahora, para evitar lo que le pasó al señor Vázquez, de que le dieron en primera instancia el repuesto equivocado, es aconsejable concurrir a comercios identificados con la marca del auto que uno posee, porque al menos en nuestro caso, si el vendedor tiene una minima duda de lo que le pide el cliente, ingresando el número de chasis en un sistema informático nos da con una exactitud del 100% la pieza buscada, y eso evita el mal trance de tener que reclamar porque nos dieron algo inapropiado.

Ariel Rossi

[email protected]


A los dueños de mascotas

Vivo en una casa a poquísimas cuadras del Concejo Deliberante capitalino, referencia para ubicar el entorno por donde más me desplazo y tengo grabado; especialmente fachadas y aceras que se asemejan a mi “vía crucis” cotidiano, dado que a diario, un sector del frente, pintado de blanco, siempre recibe baños de orina, y la vereda excrementos de perros que son conducidos por sus amos, quienes se detienen sin vergüenza para cumplimentar las exigencias de animal, sin recoger luego el “regalo”. Pasan transeúntes desprevenidos, pisan las excretas llevando bacterias y gran malhumor. Mis gastos en productos de limpieza se incrementaron más que el merecido plus que le otorgo a quien asea el frente de mi casa. Con estas bochornosas conductas humanas es imposible que la ciudad mantenga la limpieza. Hasta hace 5 años, lo hacían solapadamente, de noche. Hoy, el respeto al semejante no se lo practica mayormente, por lo cual ante el desconocimiento de un hábito básico de higiene, la transgresión se comete a plena luz, a la tardecita, de noche y en la madrugada. Sugiero que la Sociedad Protectora de Animales, en este caso por los perros protagonistas, y los veterinarios, instruyan a los amos, sobre las conductas que deben practicar con sus semejantes. No generalizo. Conozco a dueños de mascotas responsables y respetuosos; pero, también, amos incapaces de criar un perrito en un departamento.

María Dip

[email protected]


Nisman I

Hoy, los ciudadanos, libremente, nos congregamos a lo largo y ancho de este suelo, para brindarle un homenaje al fiscal de la Nación, Alberto Natalio Nisman. No es un día más, es un día relevante para nuestro país. ¿Los otros? Vos y yo elegimos marchar en silencio. Dejamos la tranquilidad de nuestras casas y nos convocamos como hermanos que somos para homenajear a un fiscal, cuya muerte nos mantiene acongojados y aún con dolor. Un dolor que aún no cesa con el paso del tiempo. Un dolor que cala hondo y suma cada vez más incertidumbre. Elegimos marchar en silencio porque el silencio es un sutil pero a la vez potente comunicador. Hoy nos ayuda a tender una pausa para que el mensaje se escuche a los cuatro vientos. Es un silencio que sana, nos da la pausa nuevamente, necesaria y elemental, para reflexionar individual y colectivamente sobre el hecho ocurrido, y mantener la calma. El silencio nos cobija y aplaca el incesante dolor de un pueblo que, a un mes de la muerte, lo sigue llorando en silencio. El silencio es una manera de clamar a gritos: ¡Justicia! ¡Paz! valores que pedimos para vos, para mí, para nuestros hijos, para los que decidimos vivir en esta bella Argentina bendecida por Dios son sus paisajes, con sus costumbres, con su gente. El silencio eleva, porque en él encontramos a Dios, y solo Él puede consolarnos como un padre ante esta penosa realidad que nos toca transitar como país. Hoy, nuestra Argentina está herida y la acompañamos en su pesar y en su dolor. Hoy homenajeamos a un fiscal fallecido que murió de pie, cumpliendo con su loable deber: buscar justicia, simple y llanamente. Descanse en paz fiscal Alberto Nisman.

María del Carmen Stefanoni

[email protected]


Nisman II

Hoy 18 F es un día de júbilo en una república nunca tan vigente en su libertad de expresión, es así que hoy el pueblo se legitima rindiendo homenaje al fiscal Nisman. Luego si los oportunistas , los mercaderes de la política, los apologistas de la tortura y del apropiamiento de bebés se enancan en cuanta gesta les sea propicia a sus oscuros propósitos. Hoy le quiero pedir prestadas unas coplas al inmortal Tejada Gómez y hacer un parangón entre Cristina Presidenta y el “Elogio del Viento” para gritar ...El viento, capitán, no canta solo. Un temporal de pueblos “la” acompaña..

Adolfo Agüero

[email protected]


NISMAN III

Muchos se rajan hoy las vestiduras ante el anuncio de la marcha en memoria del fiscal Alberto Nisman, y por la independencia y seguridad de los magistrados que investigan delitos cometidos por funcionarios del Estado. Así como estos funcionarios y otros imputados tienen la libertad para ejercer ampliamente la defensa de su inocencia – lo cual entre nosotros puede llevar un tiempo de 10 o 15 años –, así también debe defenderse el libre ejercicio y autonomía de los jueces y fiscales, que en estos casos representan al Estado, y también a todos y cada uno de los argentinos, en la tarea de terminar con la impunidad instalada en la sociedad, e iniciar una etapa donde conocer la verdad de los hechos que se imputan como delitos contra el Estado sea lo normal y propio de la actividad de los magistrados de la Constitución. La libertad debe ser para todos por igual, en democracia, tanto para los que quieren explicar su inocencia cuando son imputados, como para aquéllos que solo quieren conocer la verdad ante la duda e incertidumbre que genera la realidad del delito y quieren manifestarse en tal sentido.

José Luis Robín

[email protected]



Nisman IV


Escucho a varios periodistas y políticos opositores expresar que, a raíz de la muerte del fiscal Alberto Nisman, “la gente tiene miedo, la gente está angustiada”. Me gustaría saber cuál es el alcance del concepto de gente que maneja, justamente esta gente. Porque la verdad, yo no conozco a nadie entre mis allegados, que haya manifestado sentir miedo o estar angustiado, y tampoco creo que tengan miedo ni estén angustiados los millones de argentinos que por estos días se tomaron sus vacaciones anuales o salieron a pasear por lo largo y ancho del país en este feriado de carnaval. Vi gente festejando y disfrutando de la vida en las playas, en los carnavales de Entre Ríos, de Jujuy, en los corsos de Buenos Aires y aquí en Tucumán hubo lleno total en todos los clubes y demás lugares donde se festejó. ¿De qué miedo me hablan? ¿ De qué angustia me hablan? La gente lo que quiere es seguir viviendo tranquila, es conservar sus empleos, es poder proyectar su futuro. La gente no quiere escuchar más a los agoreros (que predican males y desdichas), que quieren ver a la sociedad abatida y amargada como tiempo atrás. La gente ya no les cree, la gente está harta de ustedes, de todos aquellos que respondiendo a oscuros intereses, intentan destruir todo el bienestar que se consiguió estos últimos años. No sigan subestimando a la gente tratando de imponerles ideas o de “dibujarles realidades” que no existen. La gente no está angustiada. La gente quiere ser feliz y ustedes con sus mensajes apocalípticos quieren evitarlo. Acá los únicos que tienen miedo y están angustiados son ustedes, porque ven fracasar reiteradamente sus intentos de cambiar abruptamente la verdadera realidad.

Camilo Peral Tobar

Avenida Mate de Luna 1.855, San Miguel de Tucumán



Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios