Dos crímenes habrían ocurrido por una vieja enemistad familiar

Buscan al homicida de Nora Nilda Gómez.

31 Ene 2015
Nora Nilda Gómez murió el martes a la tarde en el Centro de Salud. Su presunto homicida, un joven conocido como “El Gordo” que vivía en el barrio Juan XXIII, está prófugo y, de acuerdo con las pericias que se realizaron en la escena del crimen, le disparó desde una distancia de unos cuatro metros.

Esta mujer de 54 años fue la única víctima mortal de un violento enfrentamiento entre dos familias que, además, dejó un saldo de cinco personas heridas con armas de fuego. Los investigadores de la causa sostienen que el prófugo identificó a Gómez, que tenía 54 años, antes de dispararle. Por esto, se descartó la versión que había sido mencionada por los vecinos del barrio, según la caul la mujer había recibido el balazo que la mató cuando pasaba caminando ocasionalmente por el lugar en el que se produjo la balacera.

Pero esta no es la única particularidad de los tiroteos que ocurrieron ese día en el Primer Pasaje, ubicado a la altura de Thames al 1.300, de este barrio que es conocido como “La Bombilla”. Según la pesquisa, este homicidio estaría vinculado con el crimen de otra mujer que se cometió a principios de este mes.

Sonia Rojas tenía 40 años y el 1 de enero murió por causa de un balazo que le asestaron en el ojo izquierdo. Este homicidio sucedió en la calle Uruguay al 2.700, en donde dos familias resolvieron a los tiros sus diferencias. En ese trágico episodio, uno de los bandos entró a la casa en la que estaba Rojas y le dispararon.

Un mismo rival

La causa, por orden de la fiscala de Feria Marta Rivadeneira, está siendo investigada por la división Homicidios de la Policía, que está a cargo del comisario Marcelo Sallas. Al parecer, según las hipótesis que se manejan, en los tiroteos del martes allegados a los parientes de Rojas se unieron a una familia de apellido Suárez para enfrentar a “los Lazarte”, que son señalados como los supuestos autores del asesinato de la víctima de 40 años.

La presunta enemistad entre los Lazarte y los Suárez, que viven en casas ubicadas enfrente en el Primer Pasaje, tiene larga data y el martes estalló -una vez más- por una agresión que habría recibido uno de los miembros de la familia Suárez.

Por otra parte, se detalló que todavía no se ha determinado el calibre de la bala que mató a Gómez, que había recibido un disparo en el pecho, pero las versiones preliminares indican que le habrían disparado con un pistola 9 mm.

El asesinato en el edificio

El viernes de la semana pasada, la Policía encontró al farmacéutico Walter Alberto Quintana tirado en el piso de su departamento ubicado en el quinto piso de un edificio situado en Bernabé Aráoz al 100.

Quintana vivía solo y lo habían asesinado a golpes. Según se informó, su cuerpo estaba cubierto de sangre cuando lo encontraron pero todavía no hay rastros de quién fue el asesino. La víctima había desaparecido el miércoles de esa semana y los investigadores de Homicidios intentan reconstruir el rompecabezas de las últimas horas que estuvo con vida para intentar dar con el homicida. Pero hasta ahora, no pudieron hallar nada.

Comentarios