Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

09 Ene 2015
2

la gaceta / foto de jorge lmos sgrosso (archivo)

 CAMPO NORTE

Día a día observo como la clase dirigente lo único que le importa es permanecer en el poder. Algunos de ellos están en el poder hace más de 10 años y no pudieron solucionar temas básicos como la seguridad y la limpieza de la ciudad. Vivo justo frente al denominado Campo Norte, el cual se había proyectado como nuevo pulmón de la ciudad. La intención se llevó a cabo con la apertura de calles, la construcción de caminería y la colocación de alumbrando público, pero todo quedó en buenas intenciones solamente. Los alrededores del parque son depósitos de toda clase de basura. Hace más de un mes, personal de la Secretaria de Saneamiento y Mejoramiento de Espacios Públicos se encargó de cortar en pasto de algunos lugares del parque, amontonando los desperdicios en determinados lugares, es hasta el día de hoy que esos residuos todavía no pueden ser recogidos, peor aún, ya que se incrementaron por culpa de personas que arrojan más basura. La creación de esta Secretaría supuestamente era la respuesta al problema de la basura en los espacios públicos, algo que la municipalidad de la ciudad no podía solucionar, pero los resultados están a la vista; la basura se sigue acumulando en diferentes espacios verdes o baldíos de la ciudad. A los políticos no les importa los problemas de la ciudad, sino no se entiende como ellos nos obligan a vivir en una ciudad tapada de basura, con las consecuencias de lo que eso significa. Muchos de estos políticos se quieren presentar en las próximas elecciones, llegaran a 16 años en el poder y de seguro dirán que necesitan más tiempo para seguir “haciendo”.

Lucas Albarracín



 ESTIMULADOR VAGAL

Respecto al artículo publicado por LA GACETA el domingo 28 de diciembre, donde se hace referencia a la colocación del primer estimulador vagal en medio hospitalario en nuestra provincia, deseo poner en conocimiento de vuestro diario y de nuestra población que hace años siendo jefe del equipo quirúrgico, doctor Néstor Forenza, se colocó el primer estimulador en el Hospital del Niño Jesús. Desde aquel momento y dependiendo de la posibilidad de acceder a este, a la fecha en nuestra provincia, tanto en el ámbito público como privado, colocamos este equipo en no menos de diez oportunidades a niños afectos de epilepsia refractaria de difícil control. Enhorabuena y felicito a los doctores Campero, Maldonado y Paiz por haber podido lograr en el adulto lo que a nosotros nos costo tanto esfuerzo conseguirlo en los niños. 

Luis Alberto Pasteris

 Jefe del Servicio de Neurología

Hospital del Niño Jesús


 LA TORMENTA PERFECTA

A la película “La tormenta perfecta”, citada por el lector Eduardo Alsina (cartas del 7/1) se le extraviaron varios rollos, problema más frecuente que lo que uno se imagina. Falta el tercer rollo, el cual muestra cuando se toman por asalto los fondos de los jubilados, el famoso 82 móvil, los fondos de los jubilados que estaban en las AFJP, genial maniobra de Boudou, y la plata del PAMI. El siguiente rollo faltante es aquel que muestra a buena parte de la tripulación abandonando el barco siguiendo al contramaestre de la nave, un tal Massa. La tormenta sigue. La nave escora por estribor y otra nave lo advierte; y su capitán, que es chino, le tira un salvavidas con el compromiso de pagar duros intereses. Nadie se rasca para afuera, salvo el perro. El último rollo faltante es crucial. El capitán decide desposar a una de las dos millonarias (en votos) y así salir del paso. Una es rubia y de ojos celestes (no confundir con la pulpera de Santa Lucía) y la otra no es fea pero le falta un brazo. Mientras cavila la nave llega al puerto y se hunde. Está finalizando el año 2015. En el fondo se oye la música de un clarín. Fin.

Melitón Saldaño



 LA SAT (I)

Hace más de seis meses que la SAT, redujo el servicio de agua en la casa de mi madre (cliente N° 16617249), y cuando nos apersonamos a reclamar esta anormalidad, la empresa nos confirmó que no registraba deuda alguna y que la reducción se produjo como consecuencia de una situación irregular de pago de un vecino y como el medidor es compartido, compartimos la sanción.  El tema es que desde esa fecha, al no haber presión, no sube agua al tanque con todos los inconvenientes que esto provoca, habida cuenta que mi madre se encuentra impedida de movilizarse. La cantidad de reclamos telefónicos y personales (reclamo N° 118332), fueron numerosos sin poder contar hasta la fecha con el servicio como corresponde conforme con los pagos que uno realiza en tiempo y forma. Y encima tenemos que soportar que dicha empresa anuncie muy alegremente, que el aumento de la tarifa que considera necesario es del 115%. Como siempre, esto es un globo de ensayo para que luego de varias “negociaciones” con el Gobierno, el aumento ronde el 50% y todo quede como que el gobierno “luchó” en favor del pueblo. Por lo expuesto, pregunto (y me gustaría que me contestaran) al defensor del Pueblo y al responsable del Ersept, ¿por qué no toman cartas en el asunto teniendo en cuenta la multiplicidad de problemas que ocasiona esta empresa por la falta de mantenimiento en su estructura en toda la capital? ¿Controla el Ersept los ingresos que obtiene la SAT a través de la ley N° 7938 (cargo especial por infraestructura a edificaciones superiores a 200 metros cuadrados), habida cuenta de que esta ley está vigente desde el año 2007 y la cantidad de edificios en altura que se construyeron, es innumerable?  Si esta ley establece que estos importantes ingresos, serán destinados a ejecución de perforaciones de pozos semisurgentes para agua potable y la ejecución de redes colectoras cloacales, ¿por qué  cada vez hay más problemas de infraestructura? Espero que la presente sirva para una pronta solución a todos los problema existentes y en especial al de mi madre que fue generado por la misma empresa.

Rodolfo Emilio Castillo



 LA SAT (II)

Leí que el aumento de la tarifa del agua que la SAT considera necesario debería ser superior al 100% de la tarifa actual. La prestataria expone sus condiciones, las que serán evaluadas por el Ersept y la intervención además de la Defensoría del  Pueblo. Se menciona  estudios realizados sobre estas cuestiones para determinar su aplicación. También se habla de  un aumento según la categoría de los usuarios. Al respecto resulta oportuno conocer en cuál “categoría” se encuentran los innumerables lavaderos clandestinos que se encuentra  por  todos lados, con la enorme cantidad de tanques para el acopio del elemento; dejando sin servicio a muchos barrios. Si se realizaron estudios serios, como tratan de explicar, es dable preguntar si fueron hechos los relevamientos a estos particulares usuarios de un servicio que consumen y que sería importante comprobar si pagan. Sin embargo el PE, solicitó un mayor control al respecto. Pregunto en mi ignorancia: ¿se desconocen estas situaciones? ¡Qué importante sería aplicar la tolerancia cero durante todo el año a estas situaciones y aquellas que obstaculizan la accesibilidad a los peatones con veredas llenas de vehículos, las que determinar un caos permanentes en algunos lugares! He aquí tarea para los “aparatitos de control”. En esta licuadora estamos los usuarios de los servicios y formamos un combo difícil de digerir. Escuché decir que es momento de trabajar, no de hacer política. Entonces hagamos un mejor trabajo para que la política florezca sola.

Sergio Estrade



 EL NIÑO QOM (I)

La Argentina fue el asombro del mundo; quebró el analfabetismo antes que todos los países súper desarrollados, como EE.UU., Inglaterra, Francia, etcétera. Hoy, lamentablemente la Argentina también es el asombro del mundo, que se pregunta como un país tan grande e inmensamente rico, que tiene la capacidad de alimentar a 400 millones de seres humanos del planeta, 10 veces más grande que Italia, con la mitad de sus habitantes de aquel país, puedan morir niños por desnutrición. ¿Como es posible con gobiernos “progresistas dedicados en forma especial a la igualdad de sus habitantes”, sobreviva la dictadura del hambre? La muerte del niño Qom de tan solo 7 años del Chaco no es un caso aislado, como afirmó el jefe de Gabinete. Muchos de nuestros compatriotas pasan hambre en nuestro rico país, o lo que es lo mismo, el nivel de pobreza llega a un punto que es insoportable y sumamente inmoral. Para no ir tan lejos recordemos el caso en nuestra provincia de Barbarita. En los últimos tres años se ha producido una desaceleración dramática en el número de persona que consiguen salir del hambre, agravado desde el comienzo por la crisis económica y, con ella, el alza de los precios de los alimentos. Que haya niños desnutridos y muchos en camino de ser los que pasan hambre, no es algo que ocurra exclusivamente en El Chaco. Esta dramática realidad (la verdad, en contra del mentiroso relato), afecta a toda la Argentina. Muchos niños viven por debajo del umbral de la pobreza, y muchos son los hogares donde ningún adulto tienen trabajo. La pobreza ofende. El hambre y la indigna situación en que viven muchos en Argentina es obra de una clase dirigente de políticos deshumanizados, inmorales y corruptos que eligen priorizar su status, antes de atender, antes que nada, la vida de sus habitantes. Los derechos humanos es sobre todo vivir como seres humanos, y no en las condiciones paupérrimas en que deben vivir miles de compatriotas con necesidades básicas insatisfechas, inmersos en la indigencia que acentúan las muertes de niños por desnutrición que deberían ser evitables. Algunos funcionarios de gobierno explican ante la opinión publica, con distintas maniobras inmorales por cierto, liberándose de la responsabilidad que les cabe ante las muchas muertes por desnutrición, con certificados de defunción que no detallan la verdadera causa, abreviando sobre estos fallecimientos, como muerte “por enfermedad” como en el caso del niño Qom; quedando convalidado de esta forma el fraude que tiene como objetivo disminuir las cifras reales de las muertes por desnutrición.

Pablo José Giunta



 EL NIÑO QOM (II)

El 29 de julio de 2014 Gustavo Martinelli escribía en la columna Panorama Tucumano sobre el “Juramento ateniense”, el cual discurre sobre la ética y al cual invito a todos a releer. Extracto de allí una cita de J. Ingenieros y su comentario: “Cuando las miserias morales asuelan a un país, la culpa es de todos los que por falta de cultura y de ideal no han sabido amarlo como patria: de todos los que vivieron de ella sin trabajar para ella”. Y tenía razón. En este país supuestamente inclusivo, la corrupción prosperó amparada por la falta de ética de todos y no sólo de una parte de nuestra sociedad. Por qué me vino a la memoria este artículo: por la gran tristeza que me causó la muerte de Néstor Femenía, que no es solo un niño Qom. Rotularlo así solo lo margina más, no por ser Qom que ciertamente es un orgullo; es un niño argentino que murió por desnutrición y tuberculosis en pleno siglo XXI. La ética falta hasta en el certificado de defunción, causa de muerte: enfermedad. Nadie tiene el coraje de decir la verdad. Algunos por que no tuvieron gestión directa, siendo que se les eligió para ello; y otros por acción u omisión. El juramento ateniense decía: “nunca traeremos vergüenza sobre nuestra ciudad mediante actos de deshonestidad o cobardía. Lucharemos por los ideales y las cosas sagradas de la ciudad, tanto individualmente como en grupo. Reverenciaremos y obedeceremos las leyes de la ciudad. De esta manera, legaremos una ciudad aun más grande y esplendorosa que la que hemos recibido”.

Jorge Antonio Rojas



 EL NIÑO QOM (III)

Cuando muere un niño por desnutrición o se producen actos procurando dañar a una sociedad que busca verdades a través de sus representantes, no son casos aislados, de ninguna manera. Se profundizan las causas que llevaron a esa situación, la muerte  de una persona o cualquier  anomalía, ello merece análisis serios y no opiniones burdas. La expresión de los funcionarios que hacen pensar en que están mas allá del bien o el mal, la soberbia, preocupa, porque si falta algo en nuestro país es seriedad y no palabras que sugieran lo que no se puede permitir. Es avasallar los principios y los derechos de los ciudadanos, la muerte es el último acontecimiento de un ser desprotegido en estos casos.

Carlos Rubén Ávila



 EL NIÑO QOM (IV)

Las malas e inverosímiles noticias, tanto en el país como en el mundo, nos dejan consternados y muchas veces, ahogados en llanto. Haciéndome eco de una nota de un medio periodístico, paso a transcribir algo aberrante que, un alma caritativa consideró que era justo y oportuno el momento para destacar la muerte de un niño, por falta de “comida”. Efectivamente, en El Chaco, provincia de este país, morada de Capitanich, alto funcionario de Cristina Fernández de Kirchner, murió el niño Qom Néstor Femenía por desnutrición y tuberculosis. La verdad es que para él, no existió Tango 01 ni avión sanitario ni sanatorio Otamendi ni estatua millonaria de Néstor Kirchner ni Bandera a media hasta. Murió por el abandono y por ser pobre. Murió por la corrupción política. Murió un inocente. ¿Algún político o funcionario del Estado, los que cobran elevados sueldos del erario, tiene la valentía o la decencia de arrimarse a los que menos tienen? En definitiva, son el producto de la avaricia que carcome las entrañas de los enriquecidos, enfermos de poder.

Alba Cuozzo



 SIN TELÉFONO

El teléfono de mi casa en San Javier no funciona desde hace más de un mes (desde el 1° de diciembre). La rama de un árbol que cayó sobre el cable lo cortó y a pesar de múltiples denuncias y pedidos de arreglo del desperfecto, la situación se mantiene sin variantes, con el cable tirado en la calle e incomunicadas las familias de los usuarios afectados. La lamentable actitud de la empresa, considerando los trastornos que genera este prolongado aislamiento, resulta socialmente agresiva por la falta de cumplimiento de la obligación de la prestataria de asegurar el servicio a la comunidad con la mayor eficiencia. Acabo de recibir la factura de Telecom con vencimiento el 9 de enero, es decir, ¡correspondiente al mes sin servicio! Ello transforma la desidia o impunidad en una forma de humor pesado que lleva a cuestionar un sistema sin control de organismos del Estado.

Roberto García



 ESCASEZ DE AGUA

 Es alarmante la noticia difundida por el secretario de Medio Ambiente: “Hay muy poca agua en el dique El Cadillal”. Se están tomando los recaudos técnicos para salvarnos de sufrir la tan temida escasez del vital fluido. Sin embargo, en el anuncio, no escuché algo importante como recomendar a los que diariamente malgastan irresponsablemente enorme cantidad de agua, en el lavado de las veredas. La autoridad debería prohibir estos actos absurdos e inconscientes disponiendo que esta tarea se realice una o dos veces por semana y sólo si es necesario. Caso contrario, multarlos como cualquier hijo del rigor. Es fundamental que aprendamos a defender la vida.

María Emilia Farros



 ILUSTRES CIUDADANOS

Se cumplen hoy 17 años del fallecimiento de Fernando Riera, ocurrido en 1998. En la calle principal de Bella Vista, perdida en el  paisaje urbano, sin nada que la distinga, se encuentra la casa que perteneció a su familia, en la que Riera vivió toda su vida. Riera completó el cursus honorem de la política a lo largo de casi 50 años. Fue juez de paz (enero a agosto de 1944), presidente de la Comisión de Higiene y Fomento de Bella Vista, diputado provincial (1946-1948), ministro de Gobierno de la Provincia (1948-1950), gobernador (1950-1952), senador nacional (1952-1955), gobernador electo (1962), diputado nacional (1965-1966), y gobernador (1983-1987). El 31 de octubre de 2002 el Concejo Deliberante de Bella Vista sancionó la ordenanza N° 35/2002, proyecto del entonces concejal y ahora diputado nacional, Marcelo Santillán, que en el considerando expresa: “que el ex gobernador de nuestra provincia, Fernando Pedro Riera, no puede quedar en el olvido, porque su calidad como persona de bien se amparaba en los valores de capacidad, honestidad y humildad”. En el artículo primero declara monumento histórico municipal al mausoleo donde descansan los restos de Riera, y también a la tumba del poeta Lucho Díaz. En su artículo tercero dispone que el Departamento Ejecutivo Municipal debía colocar dos placas recordatorias con la leyenda: “Aquí vivió don Fernando Riera, ilustre ciudadano de nuestra ciudad” en el inmueble de calle Manuel García Fernández N° 285, y “Aquí vivió Lucho Díaz, ilustre poeta de nuestra ciudad” en el inmueble en el que vivió el vate. Han pasado 12 años desde que se sancionó esta ordenanza y no fue cumplida. La Fundación Bella Vista, que presido, se encuentra realizando los trámites pertinentes para que la casa de Riera se transforme en el Museo Histórico de Bella Vista, en el que además de reunir los muebles y la documentación relativos al ex gobernador sirva también para recordar a los grandes dirigentes que tuvo Bella Vista a lo largo su historia: empresarios, funcionarios públicos, sindicalistas, sacerdotes, poetas, docentes, deportistas, dirigentes comunitarios, etcétera. Que esta casa en la que también vivió Eva “Cuqui” Ayat Riera, quien trabajó junto a su hermano y fue diputada provincial en el período 1989-1991, y su hermano Hugo Riera, que ocupó la presidencia del Consejo de Educación durante el último gobierno de su hermano, muestre la historia viva de Bella Vista para que sea conocida y valorada por las nuevas generaciones.

Manuel Roberto Valeros


Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios