Boudou representa a la Argentina en la reasunción de Dilma Rousseff

La ceremonia se llevará a cabo a las 15.30, hora de Argentina.

01 Ene 2015
1

ARCHIVO LA GACETA

BUENOS AIRES.- El vicepresidente Amado Boudou representará hoy al gobierno argentino en el acto de reasunción de Dilma Rousseff como presidenta de Brasil, luego de que Cristina Fernández suspendiera todas sus actividades hasta el próximo 12 de enero por sufrir una "contusión en su tobillo izquierdo".    

La participación de Boudou en la ceremonia se produce en el marco de los procesos judiciales que afronta Boudou por las causas Ciccone Calcográfica y la falsificación de documentos de un automóvil de su propiedad.
   
Boudou compartirá estrado junto a los presidentes de Chile, Michele Bachellet; Paraguay, Horacio Cartes; Uruguay, José Mujica, Venezuela, Nicolás Maduro, y el costarricense Luis Guillermo Solís, que confirmaron su asistencia a la ceremonia.
   
El acto de investidura está previsto para hoy a las 15.30 hora de Argentina y concluirá cuatro horas después con un cóctel ofrecido por Rousseff a las delegaciones extranjeras en el Palacio de Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.
   
En paralelo, el PT organizó en las inmediaciones del Palacio de Itamaraty una gran fiesta popular, bautizada como "Marcha de la Esperanza", a la que el propio partido calcula que asistirán entre 15.000 y 20.000 personas, informaron medios de prensa local.     

La única mandataria de los países del Mercosur que no asistirá al acto será Cristina Fernández, quien permanecerá por indicación médica, en reposo en la provincia de Santa Cruz hasta la segunda semana de enero por la lesión en el tobillo producida en un accidente doméstico en su casa de El Calafate. 

También confirmaron su presencia a la reasunción de Rousseff, los vicepresidentes de Colombia, Germán Vargas Lleras; Cuba, Miguel Díaz-Canel; Ecuador, Jorge Glas; El Salvador, Oscar Samuel Ortiz; y Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens; así como el de Portugal, Paulo Portos.
   
Estados Unidos también estará representado por su vicepresidente, Joe Biden, considerado como un "gesto" del gobierno de Barack Obama dirigido a recomponer la relación con Brasil, tras una etapa de enfriamiento en 2012 por un escándalo de espionaje. China, uno de los principales socios comerciales y políticos del Gobierno de Rousseff y de Fernández de Kirchner, ha confirmado la presencia de su vicepresidente, Li Yuanchao.
   
En el caso del uruguayo, Mujica viajará a Brasilia acompañado por el presidente electo, Tabaré Vázquez, quien le sucederá en el cargo a partir del próximo 1º de marzo.
Comentarios