A cinco años del crimen de un comunero, exigen que se defina la fecha del juicio oral

Javier Chocobar era de la comunidad indígena de “Chuschagasta” y lo mataron de un tiro

12 Oct 2014
1

IMAGEN DE VIDEO

La notificación de que ya se ha constituido la sala que deberá juzgar a Darío Amín y a los ex policías Luis Humberto “el niño” Gómez y José Valdivieso Sassi por el crimen del comunero Javier Chocobar, no es suficiente para los miembros de la comunidad. Exigen que se defina la fecha en la que se realizará el juicio oral, a cinco años del homicidio.

Según la investigación que realizó el fiscal de Instrucción de la VII° Nominación, Arnoldo Suasnábar, Gómez fue al autor de un disparo que mató al cacique Chocobar. Amín y Valdivieso, por su parte, son quienes habrían herido de bala a los comuneros Andrés Joaquín Mamaní (presidente de la comunidad) y Emilio Mamaní.

El crimen había ocurrido cuando la comunidad de “Chuschagasta” realizaba un reclamo por la propiedad de las tierras. El ataque fue filmado y la grabación fue reproducida por LA GACETA. Allí puede verse el momento en el que le disparan a Chocobar en el camino que conduce a la localidad de Chuscha.

Amín se encontraba en litigio por esas tierras con la comunidad indígena, y cuando el 12 de octubre de 2009 le impidieron el paso a los acusados, Gómez extrajo un arma de su cintura y efectuó disparos en dirección a los comuneros (según la acusación). Uno de los tiros impactó contra Chocobar en la pierna derecha, quien murió desangrado en el lugar. Amín y Valdivieso Sassi habrían realizado disparos al resto de la comunidad. El cacique Andrés Mamaní, Audolio Chocobar (hijo de la víctima) y el abogado Carlos Garmendia, explicaron que desde que la Cámara de Apelaciones confirmó la elevación de la causa a juicio, en 2013, tuvieron que realizar varias presentaciones hasta que la Corte Suprema de Justicia determinó en agosto que la sala IV de la Cámara Penal, integrada por María del Pilar Prieto, Wendy Kassar y María Alejandra Balcázar, deberán realizar el debate.

“Esto ocurre por los intentos por despojar a las comunidades de sus tierras ancestrales, frente a una actitud del Estado de desconocer las obligaciones asumidas para su especial protección a pesar de todos los intentos de las comunidades y sus defensores”, manifestó el cacique Mamaní.

“Desde 2009 sufrimos desalojos violentos de nuestras tierras y se criminaliza la protesta indígena. Este juicio será un precedente para la lucha por la identidad y el territorio para los pueblos originarios de Tucumán”, enfatizó.

Comentarios