Por la F-1, el dueño de Red Bull hizo pintar un pueblo

21 Jun 2014
1

UN REVOLUCIÓN. Por la “máxima”, en Spielberg se espera una multitud.

SPIELBERG.- Miles de casas de esta pequeña localidad austríaca estrenan estos días una nueva capa de pintura. Y es que el multimillonario Dietrich Mateschitz quiere que todo reluzca en el regreso de la F-1 al país.

El derroche de pinturas amarillas, naranjas y azules fue financiado en su totalidad por Mateschitz, dueño de la escudería Red Bull y de la empresa de bebidas energizantes. Con su ayuda, unas 5.000 viviendas fueron repintadas y engalanadas con nuevos cercos y plantas en los jardines.

El objetivo último de Mateschitz es embellecer Spielberg en honor al regreso de la categoría reina del automovilismo, ausente en Austria desde 2003. Los propietarios de viviendas que enviaron fotos de sus hogares y una estimación de los costos recibieron el dinero para los gastos de renovación. La demanda fue alta entre los 75.000 ciudadanos de Spielberg, una localidad rural ubicada en el estado federado de Estiria.

En lo que respecta a los ensayos de ayer, el británico Lewis Hamilton y el alemán Nico Rosberg dieron a Mercedes los mejores tiempos en los entrenamientos por delante de la Ferrari del español Fernando Alonso.

La acción continuará hoy cuando se realice la clasificación, a partir de las 9. Televisará Fox Sports. (DPA)

Comentarios