Donás sangre y podés evitar la muerte por hemorragia de una mujer

El sábado se conmemora el Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre. Campañas

12 Jun 2014
1

UN ACTO DE AMOR. Dar sangre le toma poco tiempo al donante, pero ayuda a extender muchas vidas.

Más del 15% de las muertes maternas en América Latina y el Caribe se deben a hemorragias. Garantizar la disponibilidad de sangre segura de donantes voluntarios no remunerados podría salvar la vida de más de 670 mujeres cada año en la región, consignó ayer la Organización Panamericana de la Salud. En el marco del Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre, que se conmemora el sábado. El organismo llamó a donar sangre para disminuir las muertes maternas por hemorragia en América Latina y el Caribe.

Elemento vital
“Dona sangre para las que dan vida. Sangre segura para una maternidad segura” es el lema de la campaña de este año. Según la OPS, alrededor de 4.400 mujeres fallecieron en 2011 durante el embarazo, el parto y el puerperio en la región. El 15,3% de ellas (unas 676) murieron por hemorragia. La mayoría de las muertes maternas son evitables. “La disponibilidad, el acceso y la seguridad de la sangre para transfusiones es un servicio esencial para la cobertura universal de salud, ya que contribuye a salvar millones de vidas y a mejorar la salud de las personas que la necesitan”, afirmó James Fitzgerald, director del Departamento de Sistemas y Servicios de Salud de la OPS/OMS. “La sangre segura debe estar esperando al paciente que la necesita, y no el paciente esperando la sangre que le salvará la vida”, subrayó.

La mortalidad materna no afecta sólo a la mujer que muere dando vida, sino que tiene un amplio impacto social de inmediato y largo plazo, al generar dolor, la posible desintegración de la familia y la disminución de oportunidades del niño huérfano de madre.

Mortalidad materna
Según la OPS/OMS, existe una relación inversa entre la disponibilidad de sangre y las muertes maternas: en los países con la más baja disponibilidad de sangre, la razón de mortalidad materna es mayor.

Sólo en 12 países de América Latina y el Caribe el 100% de las donaciones proviene de donantes voluntarios no remunerados y de repetición, y no a través de la reposición por donaciones de familiares y amigos.

En los últimos cinco años se duplicó el número de unidades de sangre colectadas en la región. Sin embargo, este incremento fue desigual entre los países y proviene en su mayoría de donantes familiares o de reposición, lo que afecta la seguridad de la sangre y su disponibilidad en el momento oportuno. Por eso, la OPS instó a reforzar la educación e información a la comunidad sobre la importancia de la donación voluntaria, altruista y de repetición. “Debemos duplicar los esfuerzos y garantizar que los servicios de salud mejoren la disponibilidad y el acceso a sangre y componentes sanguíneos seguros procedentes el 100% de donantes voluntarios”, afirmó María Dolores Pérez Rosales, asesora regional de Servicios de Sangre y Transplantes de la OPS/OMS. Pérez Rosales indicó que “donar sangre permite salvar vidas, por eso necesitamos el compromiso de más personas que se sumen a ser donantes voluntarios no remunerados y realicen esta acción solidaria con mayor frecuencia”.

La educación e información a la comunidad sobre la importancia de la donación voluntaria, altruista y de repetición es fundamental para motivar la participación de la población y para realizar colectas exitosas.

Y por casa...
Los especialistas en hematología señalan que la sangre humana es irremplazable. Por eso en los países más concientizados, el 100% de la sangre que se pone a los pacientes proviene de donaciones voluntarias. No es así en todo el mundo.

En América Latina, sólo el 41% proviene de un acto solidario y en Tucumán ese porcentaje baja estrepitosamente al 10%. Esto significa que una de cada 10 personas viene a reponer sangre porque tiene un familiar o un amigo internado, pero no porque sienta que es su deber hacerlo.

Comentarios