Estrategia geopolítica para Zootecnia - LA GACETA Tucumán

Estrategia geopolítica para Zootecnia

21 Abr 2014
1

“Hemos encontrado un espacio participativo de construcción colectiva, sin bajadas de línea ni imposiciones”, responde, sin titubear, la candidata a decana de la Facultad de Agronomía Susana Monserrat (foto) cuando LA GACETA le pregunta a qué “rectorable” apoya. Ese espacio al que refiere es el que lidera el decano de Medicina, Mateo Martínez. “Estamos con él porque desde el primer momento en que fuimos convocados hemos participado de una propuesta destinada a recuperar el orgullo de los universitarios, la calidad académica y una democracia participativa. En mi facultad creemos que son las unidades académicas las que deben contribuir al gobierno de la universidad, y no esperar a que el Rectorado digite la gestión de las facultades”, manifestó.

Entre las medidas que tomará durante este año, en caso de que resulte electa al frente de su facultad, Monserrat enumera: “mejorar la calidad en la enseñanza, mediante el ordenamiento y la distribución de los espacios y de los tiempos; empezar a desarrollar en finca El Manantial el proyecto didáctico productivo, y estructurar la planta docente, teniendo en cuenta principalmente la carrera docente y las necesidades de carga horaria de cada asignatura de las carreras que se dictan en la facultad”.

Precisamente, en Agronomía se vive una situación contradictoria entre dos carreras que se dictan allí: Veterinaria crece año tras año en cuanto a cantidad de alumnos, pero presenta un plantel docente precario; en contraste, Zootecnia tiene regularizada casi en su totalidad el plantel docente, pero este año se inscribieron poco más de 10 estudiantes. “Nuestra gestión académica para Veterinaria contempla la adecuación de la planta docente a las necesidades presentes y futuras de la carrera, buscando la optimización de la relación docente-alumno. En lo que respecta a Zootecnia, entendemos que la existencia y el crecimiento de esta responderá a una estrategia geopolítica: la producción pecuaria se desplaza de la Pampa Húmeda hacia el Norte Argentino”, explicó Monserrat. En este sentido, añadió que su equipo de trabajo ya planificó una serie de acciones para captar a todos aquellos potenciales alumnos que tengan vocación por la zootecnia: “estamos seguros de que con este el número de alumnos aumentará progresivamente en los próximos años”.

LA GACETA también le consultó sobre la inseguridad que sufre la comunidad educativa de Agronomía. En especial, los que deben trasladarse hasta la finca de El Manantial, para cursar o para trabajar. “Entendemos que el tema seguridad no puede ser encarado por una facultad, sino que debe responder a un programa global de la UNT. Coincidimos con las propuestas realizadas por el equipo de Martínez, compartiendo que toda acción que tienda a mejorar la seguridad no debe afectar la privacidad de las personas”, señaló.

Comentarios