Los fueros Civil y Penal retomaron su actividad luego de la Feria Judicial

Desde primera hora los pasillos de tribunales estuvieron atestados de abogados.

03 Feb 2014
1

ARCHIVO LA GACETA

El fin de la Feria Judicial reactivó hoy la actividad en los fueros Civil y Penal. Desde primera hora los pasillos de tribunales estuvieron atestados de abogados que retomaban los trámites que les quedaron pendientes en diciembre.

Entre los casos más resonantes que figuran en la agenda estan las amenazas de muerte que recibieron los fiscales de Instrucción Adriana Giannoni, Diego López Ávila, el secretario de Seguridad, Paul Hofer y Alberto Lebbos, el padre de Paulina Lebbos, la estudiante universitaria que fue hallada muerta el 11 de marzo de 2006 a la vera de la ruta 341, a la altura de Tapia, a 30 kilómetros de esta capital. La víctima había desaparecido el 26 de febrero de ese año y la investigación de su muerte pasó años de letargo en la Fiscalía de Instrucción de la II Nominación a cargo del cuestianado fiscal Carlos Albaca.

Esta causa se reactivó el año pasado pasado cuando la causa quedó a cargo de López Ávila, motivo por el cual habrían llegado las amenazas contra el fiscal. Aunque tampoco se descarta la posibilidad de que estas intimidaciones hayan surgido desde algún grupo que integra la Policía de Tucuman debido a que, junto con la fiscala Giannoni, quedó a cargo de la investigación de los policías acusados por sedición por el Poder Ejecutivo por los reclamos salariales con abandono de su puesto de trabajo que sumieron a la provincia en un caos entre del 9 y 10 de diciembre. En concreto se sabe que todas las amenazas surgieron de un mismo número celular. La investigación quedó en manos de la fiscala María de las Mercedes Carrizo, a cargo de la Fiscalía IX° que cubrió el primer turno de la Feria.

Otro de los casos resonantes fue la reactivación de la búsqueda del niño Duilio Fernández que, luego de 18 años, tiene pistas concretas que podrían concluir con el reencuentro con su madre, Leonor Peralta. Duilio había desaparecido 1 de enero de 1996 cuando tenía tres años en la zona de El Timbó. 

Comentarios