Choque con España por trabas al biodiesel

Las plantas de producción están paralizadas

15 Nov 2013
BUENOS AIRES.- El gobierno argentino "llevará adelante medidas en el ámbito del sistema multilateral de comercio" frente a la decisión del gobierno de España de excluir a las empresas nacionales del mercado de biodiesel de ese país. Así lo informó el canciller Héctor Timerman en una nota enviada a su homologo español José Manuel García Margallo y Marfil en señal de protesta por la medida a la que tildó de "discriminatoria" y "proteccionista".

La decisión del gobierno español de excluir a la Argentina de la lista definitiva de las plantas de biodiesel que podrán comercializar con su país fue adoptada a través de la resolución 11.614 publicada en el Boletín Oficial de esa nación, y se conoció el martes. En la misiva difundida ayer por la Cancillería, Timerman señaló que "la República Argentina llevará adelante medidas en el ámbito del sistema multilateral de comercio que permitan preservar los derechos de las empresas argentinas productoras de biodiesel en el mercado español".

"El Gobierno argentino desea expresar firmemente su preocupación bajo el entendimiento de que dicha norma, de evidente corte discriminatorio, tiene por objetivo resguardar la industria europea" de biodiesel de la competencia con los productores argentinos, quienes elaboran este combustible de manera sumamente eficiente, gracias a la estructura productiva del sector y a las importantes inversiones realizadas en los últimos años", manifestó Timerman . España importaba desde la Argentina biodiesel de soja por un valor superior a los U$S 800 millones anuales.

El presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Luis Zubizarreta, aseguró ayer que "están paradas" las plantas dedicadas a la producción de biodiesel por las restricciones tomadas por la Unión Europea, a la que se sumó España con medidas adicionales. En tal sentido, Zubizarreta pidió la adopción de medidas para incrementar la demanda doméstica, que permitan minimizar el parate en una actividad que moviliza más de 6.000 empleos.

"Las plantas están paradas, ya que Europa adquiere el 90% del biodiesel producido en la Argentina, y se deberá exportar más aceite, abaratando su valor internacional. Por tal motivo necesitamos incrementar la participación en el mercado doméstico, con el corte (para el consumo de vehículos) de hasta 12%", indicó Zubizarreta. (DyN)

Comentarios