La otra sucesión - LA GACETA Tucumán

La otra sucesión

14 Nov 2013 Por Juan Pablo Durán
En la Universidad Nacional de Tucumán, esa inagotable fuente de recursos que lanza a sus funcionarios al estrellato de la política local y nacional, se viven momentos de extrema incertidumbre. El clima de sucesión por el poder en la llamada "Municipalidad de los radicales" es de entera convulsión. Y más aún después de que el rector Juan Alberto Cerisola designara como su sucesora en la casa de Juan B. Terán, a su actual vice, Alicia Bardón. La temporada de rosca comenzó y se profundizará en los próximos días. Y los actores de la política comarcana, ajenos a la UNT, comenzaron a estirar sus tentáculos para apuntalar a uno u otro potencial candidato a rector. Hasta ahora, Bardón, Eduardo Coletti (decano de la Facultad de Arquitectura) y Mateo Martínez (decano de la Facultad de Medicina) picaron en punta y se ubican en la pole position de la carrera hacia la conducción de la casa de altos estudios por el período 2014- 2018. Aunque más relegado, también asoma su cabeza el decano de la Facultad de Derecho, José Luis Vázquez. No obstante, los operadores de cada sector en pugna coinciden en que Vázquez sólo contaría con chances de pelear por ser un mero acompañante de fórmula de cualquiera de los tres postulantes. Como ocurre en la arena partidaria provincial con la polarización entre el Frente para la Victoria y el Acuerdo Cívico y Social, en la UNT también avizoran un futuro escenario de marcada dualidad entre Bardón y Coletti. Por un lado, los armadores de la candidatura de la vicerrectora - Sergio Aragón, Edgardo Cutín, Miguel Carletti y el propio Cerisola- no ven con desagrado que Martínez secunde a Bardón en una eventual fórmula. Además, Martínez cuenta con el apoyo de un sector amayismo. Este espacio peronista de la capital comenzó a empujar desde afuera para posicionar al actual decano de Medicina. En tanto, los operadores de Coletti -Luis Sacca, Susana Maidana y Edmundo Bórquez- trabajan a destajo para sumar a los anticerisolistas, juntar a los heridos que dejó el cisma entre Cerisola y la ex vicerrectora María Rossi de Hernández, y lograr que el diputado Sacca llegue el próximo año sin las magulladuras que le podría ocasionar la investigación judicial que lleva adelante la Procuraduría Adjunta de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) sobre un presunto desvío de fondos provenientes de Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), cuando el actual parlamentario se desempeñaba como Secretario de Política Administrativa y Gestión de la UNT. En 2010 se originó en los Tribunales Federales una denuncia sobre la colocación de plazos fijos de unos $ 400 millones provenientes de YMAD. El fiscal federal Carlos Brito pidió al Procelac la colaboración en la investigación de la causa, por contar ese órgano con experiencia y tecnología para peritar delitos contra la administración pública. Ahora, su titular, Carlos Gonella, no sólo tiene la misión de investigar, en Tucumán, a Rubén "La Chancha" Ale. Gonella buscará verificar qué fue lo que hizo la UNT con los intereses que generaron varios plazos fijos depositados en entidades bancarias de primer nivel.

¿Amaya, fuera del aire?

A juzgar por los últimos acontecimientos, en la sucesión por el poder provincial tampoco habrá tregua. Antes de partir a la paradisíaca Riviera Maya, el gobernador José Alperovich habría dejado precisas directivas a los propietarios de medios donde mantiene una fuerte influencia de limitar, hasta nuevo aviso, las apariciones radiales y televisivas del intendente Domingo Amaya. La mojada de oreja alperovichista fue rápidamente respondida por el amayismo. El concejal Germán Alfaro regresará al municipio como secretario de Gobierno, un cargo que el propio titular del PE le había vedado.

Comentarios