Concejales rechazan una nueva suba del boleto y en los taxis

Una asociación de taxistas pidió que la bajada de bandera pase a costar de $ 4,50 a $ 8. "No tenemos pensado solicitar un aumento del cospel en el corto plazo", afirmo el titular de Aetat, Cristóbal Cazorla.

05 Nov 2013
1

TRANSPORTES PÚBLICOS. Por el momento, los concejales de la capital descartan una suba en taxis y ómnibus. LA GACETA / FOTO DE ANALíA JARAMILLO (ARCHIVO)

La concejales opositores y oficialistas le cerraron las puertas -por el momento- a la posibilidad de un inminente incremento en el precio del cospel y en la bajada de bandera de los taxis.

La semana pasada, la Asociación de Conductores de Taxis de Tucumán (Acott), presentó una nota a la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante solicitando un aumento en la tarifa del servicio. Solicitaron que la bajada de bandera se eleve de los $ 4,50 actuales a $ 8, y que la ficha suba de $ 0,38 a $ 0,55 centavos.

En tanto, desde la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) aclararon que aún no presentaron ningún pedido de aumento del cospel. No obstante, no descartaron que esa solicitud se materialice a fin de año, a través de una presentación formal.

"No hemos realizado ninguna presentación y no tenemos en carpeta hacerlo en el corto plazo. Estamos siguiendo con preocupación la situación de las empresas que están funcionando al límite a raíz de la situación económica. El proceso de renovación de unidades está estancado por el problema inflacionario", señaló ayer a LA GACETA el titular de Aetat, Cristóbal Cazorla. "No obstante, no descartamos que antes de fin de año realicemos formalmente el pedido. Los subsidios que aporta el Gobierno nacional están congelados desde hace un año", renegó el empresario.

Diferente es la situación de los representantes de taxistas, quienes ya formalizaron la solicitud. "Nosotros tuvimos una reunión la semana pasada y justamente queríamos dejar pasar las elecciones para solicitar un aumento de tarifa junto con la Federación de Taxistas, Taxistas Autoconvocados y la Asociación de Taxistas Independientes, explicó el titular de Acott, Julio Rodríguez. "Vamos a esperar un tiempo prudencial para sentarnos con todos los concejales de la comisión y exponer los porqués del porcentaje que estamos solicitando", explicó el dirigente. El pedido de los propietarios de taxis es resistido por los choferes. El secretario general del Sindicato de Peones de Taxis, Carlos Pizarro, dijo que los choferes no están de acuerdo con el monto solicitado por Acott. "Nosotros pedimos un aumento acorde a la realidad y exigimos que los propietarios de taxis pongan a los choferes en blanco, con todos los papeles en regla, que tengamos los beneficios sociales y los aportes como corresponde", señaló el gremialista. "Somos más de 14.000 choferes que estamos en negro, sólo el 10% están registrados", aseguró Pizarro, al tiempo que denunció que los empresarios "niegan sistemáticamente" el convenio colectivo de trabajo.

El concejal alperovichista y presidente de la comisión de Transporte, Esteban Dumit, afirmo que el pedido de aumento de tarifa no es un tema prioritario para los ediles que integran el grupo de trabajo. El alperovichista cuestionó la falta de respuesta por parte de las autoridades municipales, encargadas del control del servicio de taxis. "Nosotros tenemos muchos temas que están antes que el aumento de tarifas de los taxis. Por ejemplo, necesitamos que nos llegue desde el Sutrappa un informe relacionado a la cantidad de permisionarios que están fuera del sistema, que son casi 2.000 licenciatarios. Tampoco se termina de implementar el sistema único de registro de choferes y son pocos los autos que cuentan con las obleas identificatorias detrás de los asientos. Por eso creo que la prioridad del incremento en el precio de las tarifas está muy lejos de la realidad", cuestionó el peronista.

Respecto del posible incremento del cospel, Dumit aclaró: "hasta el momento no ingresó ningún pedido y tampoco se dialogó los empresarios".

Por su parte, la opositora Sandra Manzone (Coalición Cívica-ARI) también rechazó un eventual incremento en las tarifas del servicio público de transporte. "El pedido de incremento de bajada de bandera y la ficha cada 100 metros para el servicio de taxis no resiste análisis en este momento", sostuvo Manzone.

Sobre el precio del boleto urbano, la concejala aseveró: "resulta poco oportuno ponerse a analizar un incremento tarifario en un momento en que nos encontramos en una transición del viejo sistema de cospel a la implementación de las Tarjetas Ciudadanas".

El costo del servicio para los usuarios

1- El 2 de mayo pasado, los concejales de la capital autorizaron la suba del cospel. El boleto urbano pasó a costar $ 3.

2- En octubre del año pasado, la bajada de bandera fue fijada en $ 4,50. Antes de esa fecha, la tarifa tenía un costo de $ 3,50.

3- La semana pasada, propietarios de taxis presentaron un pedido en el Concejo para llevar la bajada de bandera a $ 8.

Comentarios