¿Será que no estamos solos?

La aparición de un objeto raro en algunas fotos tomadas en el cielo tucumano reinició el debate: ¿nos visitan OVNIs? Los ufólogos aseguran que sí. La Fuerza Aérea mantiene una comisión especial, encargada de investigar estos fenómenos.

¿Será que no estamos solos?
23 Marzo 2013
Un hormigueo le recorrió el cuerpo. Era una extraña sensación. Ocurrió justo cuando, en el cielo, divisó luces que subían y bajaban de una forma extraña. En medio de la oscuridad, un objeto circular blanco apareció ante sus ojos. A los pocos días, el fenómeno de las luces se repitió. "Entonces, me di cuenta de que algo raro ocurría", cuenta Hugo César López. Es jefe de la comisión de Topografía de Vialidad provincial. Desde hace un tiempo está trabajando en la apertura de la ruta desde Hualinchay a Colalao del Valle. No imaginaba lo que viviría a 3.000 metros de altura. Nunca creyó en esos "cuentos" de los hombrecitos verdes que vuelan en platillos voladores. Pero ahora duda. Y dice: "que los hay, los hay..."

No sólo las luces inexplicables sorprendieron a López y al equipo con el que trabaja en los Valles. Muchas veces, cuando hacen secuencias de fotos para los nuevos caminos, al revelarlas descubren uno que otro OVNI (Objeto Volador No Identificado). "Hablé con gente del lugar, con los docentes de la escuela de Lara. Todos han visto cosas extrañas allí", relata. Y añade: "recorriendo la zona, hasta encontramos rocas talladas con letras muy extrañas".

López fue uno de los tantos tucumanos que el mes pasado retrataron lo que aparentemente era un OVNI en el cielo, muy cerca de un llamativo arcoiris que pintó el paisaje. Las misteriosas imágenes conmocionaron a los lectores del sitio web de nuestro diario y llegaron a la Agrupación Tucumana Investigación Fenómeno OVNI (Atifo), que dirige Orlando Jiménez. El ufólogo lleva muchos años indagando el tema en la provincia. "Mi primer encuentro del tercer tipo fue en 1972. Yo estaba en la zona de Boca del Tigre, en Alderetes, cuando de repente una nave se posó delante mío, a cinco metros. Quedé paralizado. A los pocos minutos se fue", describe.

Atifo recibe una gran cantidad de denuncias, fotos y videos que envían los tucumanos con material sobre objetos raros en el cielo o luces intensas que aparecen en medio de la noche, en los campos. Jiménez detalla que los lugares con más avistamientos de OVNIs en la provincia son El Cadillal y Río Nío. "Tucumán es un lugar muy visitado", asegura antes de atender su celular, que suena con el ringtong de la famosa serie los "Expedientes secretos X".

No tiene aspecto de loco visionario. Viste, se peina y se mueve como cualquiera. Lo que lo diferencia es su pasión por los OVNIs: dedica 15 horas de su vida a ver el cielo con el objetivo de encontrar señales extraterrestres. "En todo el universo hay distintas civilizaciones. Muchos de los que nos visitan estuvieron antes que nosotros", apunta.

Los ufólogos no tienen muy en claro cómo serían supuestamente los extraterrestres, cómo hacen para trasladarse y qué quieren de nosotros. Silvia Pérez Simondini, directora de la Comisión de Estudio Fenómeno OVNI República Argentina (Cefora), asegura que cada día aumentan los avistamientos de objetos raros en el cielo. Ella supone que "nos visitan" atraídos por el clima y por el agua. Basa su teoría en el hecho de que la mayoría de las supuestas apariciones se producen en lugares en los que hay terrenos elevados (cerros) y agua.

Por suerte, ya pasó la época en que tildaban de locos a los ufólogos, reconocen Simondini y Jiménez. "Ahora hay más apertura con estos temas", coinciden. Y hablan específicamente de la creación, en 2011, de una comisión especial en la Fuerza Aérea para investigar las apariciones en todo el país.

La Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales (CEFAE) analiza con un enfoque científico la presencia de objetos voladores no identificados. Reciben cientos de denuncias de fenómenos extraños, aunque la gran mayoría fueron confusiones ópticas o malas interpretaciones de sucesos explicables, e incluso fotos adulteradas. Sin embargo, hoy hay 23 investigaciones que siguen su curso en la Fuerza, destaca Simondini. Fuentes de la Fuerza Aérea no quisieron dar detalles a LA GACETA acerca de estos casos. "Es información confidencial", contestaron escuetamente ante la consulta.

A diario, los astrónomos captan muchos sucesos raros en el espacio. Y aunque a la mayoría de estos casos les encuentran explicación, hay un 5% que no se puede asociar con nada conocido, admite el astrónomo tucumano Alberto Mansilla, quien dirige el Observatorio Ampimpa.

No habrán aparecido hombrecitos de ojos saltones ni alienígenas o marcianos en platos voladores; sin embargo, los amantes del misterio y buscadores de extraterrestres sostienen que si este fenómeno de "creer o reventar" ya ha llegado a instancias oficiales es porque tal vez estemos cada vez más cerca de probar que no nos encontramos solos en el universo.

Relatos

El Archivo de LA GACETA atesora una gran cantidad de historias que, con algunos ajustes, podrían ser hits del cine de ciencia ficción. De hecho, existe el mito de que un "encuentro" en Trancas inspiró a Spielberg para una de sus películas. Aquí, un resumen de los relatos más jugosos.

1963 - De Trancas al cine

La historiografía OVNI, si podemos decir que existe una, tiene uno de sus capítulos fundamentales en nuestra Villa de Trancas. El supuesto avistamiento de seis OVNIs -una "cuadrilla" como la definieron los testigos- dio vueltas al mundo por considerarse una "prueba irrefutable" de la vida extraterrestre. Una de las protagonistas de este episodio, la tucumana Jolié Moreno, dijo más tarde que la película "Encuentros cercanos del tercer tipo", de Steven Spielberg, se hizo en base a sus relatos.

Según recogió LA GACETA en esos convulsionados días, el 21 de octubre de 1963, Jolié, su hermana y demás familiares se disponían a descansar cuando la empleada doméstica, de 15 años, vio unas luces extrañas en las vías del ferrocarril. Pensaron que podían ser técnicos o guerrilleros dispuestos a instalar una bomba. Pero las luces tenían un comportamiento extraño, entonces decidieron salir a ver de qué se trataba. Una nueva luz verde y tenue se les acercaba y de pronto, a unos ocho metros de ellas, se encendió otra que las encandiló. Consiguieron notar durante un instante que había un aparato gigante, con gajos y grandes remaches en la superficie. Se refugiaron en la casa, pero las supuestas naves permanecieron allí un rato, desplegando luces de todo tipo. Después se perdieron.

1969 - ¿Plato volador?
En julio de 1969, un vendedor de diarios de Famaillá tuvo un supuesto "encuentro del tercer tipo". El canillita relató que vio "un misterioso objeto grande y redondo que despedía una intensa luz celeste, volando hacia el norte, donde se perdió dejando una estela luminosa". "Yo levanté la cabeza y una luz celeste me dejó como ciego. Creí que se me venía encima, estaba como a unos 10 metros de altura. Yo sentía que no me podía mover", prosiguió el repartidor en una entrevista con LA GACETA, publicada el 25 de julio de ese año.

1971 - En Tafí Viejo
"Era redondo, tenía como un sombrero y dos antenas tiradas hacia atrás. Echaba un zumbido", fue la descripción del joven Antonio Lobos, quien en enero de 1971 dijo ver "aterrizar un plato volador" en la finca La Picada, de Tafí Viejo.

1978 - Los "hombres rana"
En septiembre de 1978, en la localidad de Las Salinas, departamento Burruyacu, una familia propietaria de un almacén de ramos generales dio testimonio de un supuesto encuentro con seres de otros planetas: dos desconocidos de muy baja estatura, apenas un metro. Contaron que estaban viendo televisión cuando la imagen empezó a achicarse sin razón al tiempo que el tocadisco detenía su marcha. Escucharon un ruido extraño en el local comercial y acudieron a ver qué sucedía. Más tarde, cuando todo había pasado, relataron el supuesto encuentro con los extraterrestres: "estaban enfundados en trajes ceñidos de color azul, como de hombres rana, con largos guantes negros y a la altura de las orejas tenían un objeto brillante en forma no bien definida; empuñaban a modo de pistola algo que parecía un secador eléctrico de cabellos; los rostros eran humanos pero feos, cual si estuvieran picados de viruelas".

1984 - En Yerba Buena
"Una bola de fuego del tamaño de la luna llena y rodeada de una aureola oscura". Así describieron los testigos que, el 3 de julio de 1984, divisaron un objeto volador no identificado en la calle Los Ceibos al 500 (Yerba Buena), en barrios del oeste tucumano y en Santiago del Estero. El suceso causó un revuelo que obligó al Servicio Meteorológico de Tucumán a dar una explicación: "fue una nube de rotor formada por turbulencias a grandes alturas y que se da frecuentemente en el sector antártico".

Un estudioso de los OVNI, Luis Emilio Dumeynieux, desestimó esa explicación y dijo que, a su entender, era un plato volador. "Para mí, era un Ovni", dijo.

Testigos tucumanos

7/02/2013 - La usuaria Luciana Cq tomó las fotos con su teléfono cerca de la plazoleta Mitre, cuando un arco iris pintaba el cielo.

7/02/2013 - Hugo César López se presentó en el diario para dejar evidencias de que él también había visto algo en el Valle de Yasyamayo.

30/01/2013 - Un ciudadano le sacó una foto a un arco iris. Sin embargo, se llevó una sorpresa. El autor de la imagen no reveló su identidad.

20/12/2012 - Hugo César López ya está acostumbrado a estos fenómenos. Capturó la imagen en el Valle de Yasyamayo, a las 16.

8/07/2010 - "Aquí envío una foto panorámica para los fanáticos del fenómeno OVNI", publicó el lector Jorge Gianserra. Ocurrió en San Javier.

8/06/2010 - "Desde el balcón de casa, mi hermana sacó una hermosa foto de los cerros nevados", escribió una lectora de LAGACETA on line.

Comentarios