“El éxito depende de todos”, dijo el DT del "Santo"

Solo, recluido en su casa, Orsi pide a los ciudadanos que tomen conciencia de la situación.

26 Mar 2020
1

“Estoy en mi casa, cumpliendo con la cuarentena. Ante esta norma vigente que decidió el Gobierno todos los ciudadanos debemos tener consciencia y respetarla. Es por el bien de todos”. Desde su hogar, en Yerba Buena, a unos pocos kilómetros del complejo “Natalio Mirkin”, un lugar que se trasformó casi en su segunda casa desde hace poco más de ocho meses (a la primera por ahora no puede volver), Favio Orsi comienza la charla con LG Deportiva apelando a un mensaje que tiene como objetivo concientizar a una sociedad que parece no haber tomado la real dimensión del problema que nos aqueja por estas horas.

Sin poder ir a trabajar todos los días, pero manteniéndose bien cerca -gracias a la tecnología- de sus jugadores, a uno de los entrenadores “santos” parece no entrarle en la cabeza que algunas personas no cumplan con el plan para tratar de vencer esta pandemia. “Esto es algo muy serio, muy serio. A la gran mayoría es la primera vez que nos toca vivir algo así; entonces debemos entender que el cumplimiento de esta cuarentena total tiene que ser obligatoria y debemos tomar consciencia de que el éxito depende de cada uno de nosotros”, asegura, tratando de que su mensaje le llegue a cada tucumano, de la misma manera que le llegó a un equipo que hasta el momento de la suspensión del fútbol había logrado un rendimiento casi ideal en la Primera Nacional.

Orsi pasa sus días en soledad y piensa. Piensa mucho. Analiza cada detalle, trabaja mirando videos de los partidos que San Martín disputó en esta temporada y toma nota de lo bueno y de lo malo. “Estoy solo en mi casa y tengo mucho tiempo, jaja”, intenta encontrarle el lado jocoso a la situación. “Pienso mucho, hablo por teléfono con mi familia que está en Buenos Aires y trato de estar lo más conectado posible con ellos. De esa manera puedo asistirlos o darles recomendaciones en lo que necesiten; y ellos también pueden asistirme en lo que necesite”.

Pero su vida es la dirección técnica. Estar a diario con sus compañeros del cuerpo técnico o compartir cada hora con sus dirigidos es lo que más extraña. La pandemia impide muchas cosas y una de las tantas es lo que Orsi verdaderamente ama: trabajar.

Por ahora no puede ir ni al predio ubicado en Cebil Redondo ni a La Ciudadela. Tampoco sabe cuándo podrá retomar esa rutina. Así las cosas no le queda otra que encontrar la manera de despuntar el vicio, a la distancia aunque más no sea. “Otra cosa que hago es tratar de estar cerca de los jugadores. Hablo por teléfono y voy viendo que sigan las pautas de entrenamientos que les hemos pasado antes de licenciarlos”, explica, advirtiendo que su computadora no tiene descanso. “Estoy prácticamente todo el día mirando videos de partidos que hemos jugado y que me interesan repasar; también observo imágenes de entrenamientos y obvio que después me distiendo viendo películas o series y me informo mucho también, claro. Mucho más no se puede hacer”, se resigna.

Orsi es una persona que analiza todo y por eso medita tanto sobre cualquier situación. El tema de la pandemia lo mantiene alerta y él lee, se informa y saca conclusiones. “Que la gente entienda lo que está pasando y cumpla con lo que se le pide. El éxito en este caso depende de todos”, repite intentando que su mensaje aporte a parte de una sociedad que parece hacer oídos sordos en un momento bastante complicado.

Comentarios