Belgrano, Tafí Viejo, el MICA y Tucumán en la Ballena Azul

10 Ene 2020 Por Guillermo Monti
1

Tucumán recibió a Tristán Bauer con todo el rigor que enero es capaz de provocar. Al ministro de Cultura de la Nación no le quedó otra que ponerle el pecho al calor y desplegó una agenda colmada de reuniones, charlas y recorridas. Contó además con diversidad de anfitriones: los presidentes de los Entes, Martín Ruiz Torres (Cultura) y Sebastián Giobellina (Turismo), y el intendente de Tafí Viejo, Javier Noguera. En la hostería Atahualpa Yupanqui, Bauer fue protagonista de un animado almuerzo, durante el que recibió consultas de todo tipo. Pidió calma y tiempo.

Uno de los principales motivos de la visita del ministro fue la búsqueda de locaciones para un documental sobre la vida de Manuel Belgrano. Estuvo en la Casa Histórica, en el templo de La Merced y en barrio Sur, en la plaza que lleva el nombre del prócer. El Gobierno nacional decretó que 2020 es el Año Belgraniano, al cumplirse un doble aniversario redondo: 250 años del nacimiento y 200 años de la muerte del creador de la bandera. Se sabe además de la admiración de Cristina Fernández de Kirchner por Belgrano. Muchos proyectos en torno a la figura del héroe irán desgranándose con el correr de los meses.

En Tafí Viejo, Bauer visitó los antiguos talleres ferroviarios y comprobó las excelentes condiciones que presentan esas estructuras -con techos de nueve metros de altura- para funcionar como sets de filmación. También como locaciones para proyectos audiovisuales de distinta naturaleza. El mes próximo Bauer se reunirá con ejecutivos de Netflix, compañía que mantiene un ambicioso plan de expansión por los cinco continentes. Todo lo que suene a inversiones es un canto de sirenas en el marco de una economía que lucha por escapar de la depresión.

En detalle

Noguera condujo al ministro al sector anexo a la hostería, donde el municipio planea construir un museo antropológico. También lo acompañó a la hora de comer, junto a Ruiz Torres y a Giobellina. A la lista de comensales se sumaron el arquitecto Ricardo Viola (director de Obras e Infraestructuras del Ente de Turismo), Marcos Acevedo (secretario de Culturas de Tafí Viejo), Oscar Zamora (director de Teatro del Ente de Cultura), el legislador Gerónimo Vargas Aignasse y el periodista Ramiro Rearte.

Hombres del “palo” teatral, Acevedo y Zamora le preguntaron a Bauer quién quedará al frente del Instituto Nacional del Teatro y qué pasará de aquí en más con el organismo. “Tranquilos, estamos trabajando en eso”, fue la respuesta. El llenado de los casilleros va completándose con extrema cautela en el Ministerio. Hasta aquí la política ha sido ir de a poco y apoyándose en figuras inobjetables, como Luis Puenzo (en el Incaa), Juan Sasturain (en la Biblioteca Nacional) y Diana Saiegh (en el Fondo Nacional de las Artes). El lunes quedará oficializado el nombramiento de Alejandro Pont Lezica al frente de Radio Nacional, una estructura que comprende más de 50 emisoras en todo el país. A partir de allí se definirá el futuro de Nacional Tucumán, a la que Rearte condujo antes del advenimiento de Cambiemos.

Ruiz Torres enhebró los primeros acuerdos con Bauer. El más importante fue el compromiso de traer por primera vez a la provincia la edición central del Mercado de Industrias Creativas de Argentina (MICA). Tucumán ya había sido sede de instancias regionales (los PreMICA). Se piensa en el Centro Cultural Juan B. Terán para albergar la feria de emprendedores nucleados en seis áreas de trabajo: artes escénicas, audiovisual, diseño, editorial, música, y videojuegos. Eso implicará avanzar rápidamente en la puesta a punto del espacio ubicado junto a los túneles de la calle Marco Avellaneda, ya que el MICA está previsto para julio.

También se acordó el regreso de la Orquesta Estable al Centro Cultural Kirchner (CCK), donde se presentó en mayo del año pasado bajo la batuta del maestro Alejandro Jassan. ¿La fecha? Podría ser en noviembre.

Siguiendo con la Ballena Azul, la exquisita sala de conciertos del CCK, Juan Falú está entusiasmado con la organización de una vigilia del 9 de julio. Y qué mejor que hacerlo presentado en Buenos Aires “La Cantata Tucumán”, que compuso junto a “Poli” Soria. De eso hablaron Bauer y el secretario de Extensión de la UNT, Marcelo Mirkin, en el hotel Sheraton, donde se hospedó el ministro. Fue la última reunión que mantuvo antes de emprender el regreso. La participación de la Orquesta Juvenil de la UNT formaría parte de ese proyecto, que cuenta con la simpatía del gobernador Juan Manzur y del que ya está al tanto el rector José García.

Lo que viene

“Queremos que la Casa Histórica tenga el brillo que debe tener”, sostuvo Bauer, sin brindar mayores precisiones. Sonó más a expresión de deseos que a un plan de trabajo orientado a definir el tratamiento que les espera a los museos nacionales en la gestión que se inicia. Son varias las áreas en las que se aguardan definiciones de esta naturaleza, a sabiendas de que el Ministerio está afrontando urgencias de todo tipo. Por caso, Bauer registró en un video el abandono que encontró en Tecnópolis, incluyendo muñecos destrozados de Belgrano y de San Martín.

“Trato de contener el llanto y recuerdo cuando desde los canales públicos abordábamos nuestra historia. Frente a esta imagen de San Martín los niños celebraban, bailaban, jugaban. Pedían en los cumpleaños su imagen para poner en las tortas. Y ahora esta destrucción”, sostuvo frente a la cámara.

La gestión del kirchnerismo en Cultura fue pródiga en lo referido a “bajadas” de programas y subsidios, además de los numerosos espectáculos que llegaban a las provincias motorizados por esa usina de alcance nacional. La política de Cambiemos fue distinta -Cultura pasó de Ministerio a Secretaría- y varios de esos programas fueron suspendidos o dados de baja. Habrá que ver qué sucede de aquí en más, porque hay una realidad económica insoslayable.

En la agenda de Bauer no figuró el contacto con representantes del área cultural del municipio capitalino, todo un símbolo de los vientos políticos que corren. Hasta no hace mucho, los anfitriones de un ministro de la Nación hubieran sido Germán Alfaro y Mariano Campero. Integrar a los equipos de trabajo de la capital y de Yerba Buena, escenarios tan importantes de la vida cultural, no puede dejarse de lado. Que integren el flamante Consejo Provincial de Cultura es una buena noticia, lo vital es que esa pertenencia se transforme en hechos.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios