Una nueva renuncia desnuda la crisis del Parlamento británico

Se retira el carismático líder de la Cámara baja.

10 Sep 2019

LONDRES, Reino Unido.- A poco de comenzar una nueva jornada de tensión en el Parlamento británico, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, anunció su renuncia y, aunque no lo vinculó a la crisis política actual, adelantó que dejará el cargo el 31 de octubre, la fecha establecida por ley para concretar el Brexit.

Bercow pertenece a la mayoría oficialista, pero fue una de las figuras que más resistió en el último mes los embates del primer ministro Boris Johnson contra el Parlamento. La semana pasada, luego que el jefe de gobierno perdiera dos votaciones seguidas y pidiera adelantar las elecciones para renovar el pleno, el enfrentamiento llegó al punto que le recordó que su poder nacía de esa cámara.

La renuncia del carismático Bercow, personaje que ha dominado en los últimos años los encendidos debates en la Cámara de los Comunes, es la última de una serie de salidas de ministros del gobierno y de anuncios de diputados conservadores que no renovarán sus bancas en las próximas elecciones.

Esos casos sobrevuelan la crisis interna que vive el Partido Conservador desde la victoria del Brexit en las urnas y que se ha intensificado bajo el liderazgo de Johnson.

La sesión en la Cámara de los Comunes es la última antes de que el Parlamento entre en receso por un mes, hasta el 14 de octubre, por orden del propio Johnson.

La oposición y parte del oficialismo acusan a Johnson de no tener un plan para buscar un acuerdo con la Unión Europea (UE) y de avanzar deliberadamente hacia un Brexit desordenado. Por eso, si la mayoría de los diputados acepta debatir la moción y la aprueban -lo que parece posible dado el malestar generalizado-, el gobierno se verá obligado a hacer pública toda su estrategia hacia el Brexit.

Isabel II aprobó ayer una ley que busca evitar que Johnson retire al país de la UE sin acuerdo previo con Bruselas. El trámite, conocido como Royal Assent, es un sello que la reina pone a la ley, aprobada por el Parlamento, pese a la oposición del gobierno.

En el texto, se pide al Gobierno que solicite una prórroga del Brexit hasta el 31 de enero si no logra la ratificación de un acuerdo o un permiso del Parlamento para sacar a Reino Unido de la UE sin un pacto de por medio. (Télam)

Comentarios