Con sello ecológico y responsabilidad social, así es el diseño tucumano

Doce marcas tucumanas serán seleccionadas por los curadores de la Feria Puro Diseño para participar de este megaevento, con sede en Buenos Aires. Este año las propuestas apuestan por una conciencia sobre lo natural. Hoy se conocerán los ganadores.

14 Ago 2019 Por Guadalupe Norte

El diseño está impreso en todas partes, sólo basta con detenernos en algún objeto para encontrar su veta artística. Eso lo saben bien los curadores de la feria Puro Diseño: una imponente “vidriera” estética que convoca a diseñadores de todo el país para que difundan su arte y puedan generar intercambios comerciales a nivel nacional e internacional.

Ayer, un equipo de representantes del evento llegaron de visita a Tucumán para conocer las nuevas propuestas locales. Este año, 19 marcas tucumanas se presentaron a la convocatoria, pero sólo 12 de ellas podrán ocupar el stand provincial en el predio de la Sociedad Rural (Buenos Aires).

En una de las salas del Instituto de Desarrollo Productivo (IDEP) los curadores observan atentos cada pequeño detalle de los diseños. Las piezas ilustran de entramados y texturas la habitación, con prendas perfectamente colgadas, joyería geométrica labrada en plata y accesorios (como carteras y sobres) de colores intensos.

Valeria Polacsek, directora de Puro Diseño, no para de sacar fotos. La máxima es buscar la innovación y que cada producto sea auténtico, capaz de seducir con su concepto. “La creatividad tiene que mandar, la meta es que cada diseñador pueda diferenciarse y sorprendernos”, declara la curadora.

Para lograr este objetivo, el desafío de los diseñadores que concursan es lograr un triple impacto. Además, el ojo de los expertos está puesto en las historias que hay detrás de cada costura y aplique de bijouterie.

FLORAL. La curadora Valeria Polacsek evalúa las piezas de Mirá.

“Desde Puro Diseño queremos que los productos se enmarquen dentro de la conciencia ambiental, que haya una rentabilidad para los emprendedores y que, hoy más que nunca, se piense en su impacto social”, destaca Mónica Cohen, especialista en diseño sustentable y otra de las curadoras.

Esta oportunidad para los creativos es posible gracias a la asistencia técnica y al acompañamiento económico brindado por el IDEP, institución que se encarga de la convocatoria, el diseño y el montaje del espacio tucumano dentro de La Rural.

A futuro...

Luego del proceso de selección, hoy los mentores se entrevistarán con cada creativo para darle una devolución de su trabajo. A partir de allí, los diseños más atractivos tendrán la puerta de acceso para que -del 26 al 29 de septiembre- el predio porteño ostente sus creaciones.

Con sello propio

En las vidrieras la ropa que exhiben los maniquíes tiene un parecido notable entre sí. Las mismas telas, estilo de apliques, talles únicos... Durante muchos años la masividad de la industria textil llevó a que, incluso sin quererlo, acatemos las tendencias que impone el mercado.

Pero luego vino la revolución. “Hoy los consumidores ya no quieren vestir tendencias frívolas y pasajeras. En su lugar buscan ser diferentes y sentir que destacan, por eso el diseño de autor está en auge”, explica Polacsek.

Y al parecer, para los creativos, de la crisis también vienen las ideas. “En este rubro tenemos una ventaja porque justamente creo que la creatividad nace de los conflictos -comenta Cohen-. Por ejemplo, en 2001 muchos autores comenzaron a trabajar con descartes por los costos de la materia prima y proyectaron el reciclaje”.

NATURAL. El jabón está hecho con vellón de oveja.

Qué nos inspira

Vanguardistas, tradicionales o ingeniosos, ¿cómo son los diseñadores locales al momento de pensar sus colecciones? “Cada vez hay más tucumanos que tratan de experimentar con nuevas técnicas y telas sin perder de vista el componente ancestral y la inspiración de la naturaleza”, reflexiona Matías Röhmer Litzman, director del Instituto de Diseño, Estrategia y Creatividad de la Universidad de San Pablo-T y acompañante en la curaduría.

Así son los paisajes que ilustran con cactus y llamas, las decoraciones de “Aromas del Valle”, jabones hechos con fieltro artesanal y vellón de ovejas y que nos prometen ser aptos para usarse como perfumeros o exfoliante.

“También hay diseñadores que utilizan textiles de fibras naturales y pigmentan las prendas con hojas, flores y plantas”, añade Belén Páez, coordinadora de la carrera de Diseño Textil y de Indumentaria de la San Pablo-T.

Con sus tonos verdes inspirados en Las Yungas, “Alkimia” es una de las marcas que se alinea en esta apuesta. En especial, con un llamamiento a redescubrir nuestra selva interior y usar, en el intermedio, holgadas prendas de algodón.

DELICADEZA. Cada joya está elaborada a mano.

“Todavía faltan algunos cambios, pero Tucumán está encaminado hacia un diseño sustentable. La idea es que los diseñadores comienzan a experimentar e investigar con otros materiales y nos atraigan con ese toque autóctono que los diferencia desde siempre”, finaliza Polacsek.

Comentarios