Reclamos de vecinos por la inseguridad en la ex ruta 38

10 Jun 2019

La ex ruta nacional N° 38 siempre es noticia, pero no por cosas positivas. A menudo es sinónimo de accidentes, heridos, decesos, imprudencia, exceso de velocidad que justifican el antiguo mote de “ruta de la muerte”. Ante el anuncio de Vialidad Nacional de que el tramo Aguilares-Juan Bautista Alberdi de la nueva traza de la 38 permanecerá cortado hasta mediados de agosto para efectuar obras de mantenimiento en los puentes ubicados sobre los arroyos Barrientos y Matazambi, se registraron protestas vecinales. Ese sector ya estuvo cortado tres meses en 2018, cuando se concretó un trabajo similar en el puente sobre el río Chico. Luego se iba a efectuar la misma tarea con las obras de arte del Barrientos y el Matazambi, pero se postergaron porque estaba demorado el ingreso al país de los productos químicos que se emplean en la reparación de las vigas. Por ese sector circulan diariamente alrededor de 4.500 vehículos.

El anuncio provocó la reacción de las Fuerzas Vivas del Sur Tucumano que manifestaron su preocupación ya que al derivar el tránsito por la vieja traza podrían ocurrir más accidentes y solicitaron la postergación de la obra para un momento más adecuado. En época de la zafra azucarera se intensifica el tránsito pesado.

Dirigentes de esa organización indicaron que en la nueva traza se debería impedir la circulación de los rodados pesados, que son los que podrían ocasionar problemas durante las reparaciones de los puentes. En contrapartida, consideraron que en esta época no se puede recargar todo el tránsito sobre la traza vieja.

También los usuarios expresaron su reclamo respecto de esta y otras rutas nacionales y provinciales, en las que se producen accidentes como consecuencia de la falta de señalizaciones, iluminación y banquinas adecuadas. Por ejemplo, en la ruta provincial N° 308, que une Alberdi con La Madrid, en menos de un mes murieron cuatro personas en siniestros viales.

Hace pocas semanas, un fiscal del Centro Judicial de Monteros les había pedido a las autoridades viales que extremaran las medidas seguridad en la traza vieja de la 38, luego de un trágico accidente que se produjo en Río Seco, en el que murieron tres jóvenes atropellados por un automóvil. El conductor del rodado, afectado por el accidente que protagonizó, se suicidó luego en el lugar. El magistrado advertía que en el sitio del percance la iluminación artificial era deficiente o nula y tampoco se encontraban demarcados los carriles en la calzada. “Esos factores, amén de la falta de controles, incrementan notoriamente los riesgos de producción de accidentes viales, lo cual debe ser tenido en cuenta tanto más ante el inicio de la zafra azucarera”, había señalado el profesional.

El reclamo de los vecinos del sur no es desatinado. Si Vialidad Nacional sigue adelante con su plan de reparación de los puentes, sería muy importante que tomara las medidas necesarias para garantizar que no se registraran accidentes en la vieja traza durante la zafra.

Las rastras cañeras suelen adquirir un triste protagonismo en esta época. La puesta a punto de la carretera debería haberse hecho antes del inicio de la actividad azucarera. Es responsabilidad de las autoridades poner las rutas en condiciones y brindar mayor seguridad a los usuarios para preservar su vida.

Comentarios