Cartas de lectores

09 Jun 2019

El valor de los debates

A poco de una nueva contienda electoral, vi con gratitud que algo está cambiando para bien: un cambio que muestra cierta madurez en nuestra democracia. Tal es el caso relevante de los debates que tan exitosamente organizó este prestigioso medio, al que  felicito por la iniciativa. También a los periodistas Federico van Mameren y Carolina Servetto, quienes dieron muestras suficientes de estar a la altura de los grandes profesionales del país y son nuestros. Ahora bien, considero que para seguir en estas líneas que abre una pequeña luz de esperanza a una sociedad mejor, aquellas personas que participaron de la contienda y procedieron a ensuciar la provincia, sean vencedores y/o vencidos, deberían, el día siguiente de las elecciones, regalarnos, así como nos regalaron panfletos, pasacalles, remeras, etcétera, imágenes limpiando las ciudades y vecindarios donde supieron hacer su campaña. Creo que esta actitud sería otro paso positivo en esta vapuleada democracia.

Marcelo Maza- Constitución 1.600-Tafí Viejo

Viene clareando (versión libre)

Meditando lo oído y leído durante la reciente campaña electoral  se me cruzó por la mente el recuerdo de la hermosa zamba “Viene Clareando”, que alguna vez cantó la inolvidable Mercedes Sosa y, casi sin querer queriendo, me brotó una suerte de parodia utilizando la misma melodía de esa canción. Dice así:

I

Mi negrá,  yo me voy,

a la escuela para votar.

Llevo un GPS p’a que me ayude, mi negra,

el voto a encontrar. (bis)

Al dentrar  mago hei  ser

si en el cuarto se cómo hacer

para que ese voto que seleccione, mi negra,

sea el que deba ser (bis).

A votar, yo me voy

dictadura no quiero más.

Pero democracia desmejorada, mi negra,

es lo que hay acá.

Para mejorarla un gran esfuerzo, mi negra,

debemos realizar.

II

Si al votar sano estoy

y me oriento por dónde voy

es porque la saña de la campaña,  mi negra,

hondo no me caló (bis)

Ahora voy a esperar

el recuento que hay al final,

y que nos informen del escrutinio, mi negra,

sin realidad virtual (bis)

Quiera Dios conceder

qu´en mi pago se pueda ver

que las elecciones en un futuro, mi negra,

sean como deben ser.

Y si conseguimos que esto cambie, mi negra,

un progreso va a haber.

Eduardo [email protected] 

Quijotes (versión libre)

Cervantes en su gran novela escribe y describe  las aventuras y reflexiones de su loco personaje: Don Quijote de la Mancha. Ingresando a una aldea, montado en su caballo Rocinante, dice a su escudero: “Los perros ladran, Sánchez, señal que cabalgamos”. El escudero replica: “los perros ladran porque tienen hambre y quieren comerse mi burro. Y ruego a Vuestra Merced llamarme Sancho y no Sánchez  a quién no conozco”. Mientras tanto Rocinante piensa -pero sin decirlo-“aquí el único que cabalga soy yo”. ¿Entonces si no ladraban los perros cómo sabríamos que cabalgábamos? se preguntó el Quijote. Porque yo creía que el ladrido y la alimentación van juntos, contestó el escudero. Eso te pasa por creer lo que quieres y eso entorpece mi marcha. Debieras comportarte como Rocinante, que habla poco y dice mucho, Sánchez. Siguiendo tus advertencias -agrega el Quijote encolerizado- sólo conseguiré lo peor: ¡que mis lectores me crean cuerdo! Mi misión es salvar a mi dama y, si es posible, a la Argentina. Mi ama, Dulcinea del Toboso, está esperándome en algún lugar y a este paso la encontraré vieja, agria y desdentada. En este caso es imprescindible averiguar si tiene una hermanita mejor que ella. Pero es mi elegida. ¿qué opinas de esto, Sánchez?  Quizá conviene elegir como se lo hace en Argentina,  repuso el escudero. Pedirle a los perros que no ladren, solicitar al burro que haga una mediación y decirle al caballo que no coma hasta que se acostumbre. Además, poner el caballo delante para poder seguirlo sin conseguirlo, activando así el mercado de la zanahoria. Oh Dios mío acabo de recordar que mi burro no está empadronado, grita desconsolado el  escudero. Calla ya, Sancho: es hora que dejes ese burro y cambies de pareja. En nuestro próximo viaje te daré  una psicopedagoga o una demagoga, como prefieras. Pero atención: los molinos de viento han cambiado mi obsesión: ahora debo luchar  contra los semáforos argentinos para reconquistar mi onda verde…

Osvaldo [email protected] 

Para equilibrar las quejas

Indudablemente, los tucumanos somos quejosos porque nos sobran las razones para serlo. Pero, si escarbamos en nuestra sociedad, encontraremos gente que nos aliente con su historia de vida. Por ejemplo: el viernes pasado fui al médico y me encontré con un señor anciano de 91 años, un hombre muy humilde que me contó gran parte de su rica historia personal. Bastó que le preguntara cuántos años tiene al abuelo, para escucharlo más de una hora contarme cosas que me encantaron escuchar, sin siquiera una queja de su parte. Y voy a reproducir en esta nota, un poco de lo que me dijo. El hombre se llama Santos, nació en García Fernández y trabajó pelando caña hasta los 16 años. Como era objeto de maltratos por parte de su padre, un día tomó la decisión de venirse a vivir a la ciudad. Y lo hizo. Anduvo errante unos días hasta que dio con un señor albañil, el cual, debido a su insistencia por conseguir trabajo, lo incorporó a su cuadrilla y le enseñó el oficio. Es más, le enseñó detalladamente la mayoría de los secretos de este trabajo, porque lo veía que era más dispuesto para aprender y más enérgico para trabajar que el resto de sus operarios. Así, el hombre comenzó a independizarse laboralmente, se casó, tuvo dos hijos que viven actualmente, y una esposa a la que amó sin medida y que falleció a los 80 años, luego de 59 de los mismos de convivencia. Hoy el hombre agradece a la vida todo lo que le dio. Especialmente, que tiene y siempre tuvo una gran salud, al punto tal que jamás tomó remedios y desde hace tres años, recién comenzó a tomar una pastilla para la presión. Más tarde, luego de que el médico lo atendiera, me recalcó: “El doctor me vio los análisis y me dijo que estoy mejor que él, porque todos los valores están bien”.

Daniel E. Chavez- Pasaje Benjamín Paz 308- San Miguel de Tucumán

Reserva ecológica

Para aclaración de la carta publicada el 8/6: la reserva ecológica costanera es una idea- proyecto que abarca los márgenes del rio salí, margen oeste hacia la banda y margen  este hacia  San Miguel de tucumán. Sí aumenta la superficie de espacios verdes de ambas ciudades involucradas. Esta reserva, será otro paso más hacia  la integración del gran San Miguel de Tucumán. Una vez creada, debe transformarse urgentemente,  y mediante leyes de bien público, en la reserva ecológica educativa costanera, representante de un ecosistema en formación y, por lo tanto, de un alto valor didáctico. pues al formarse artificialmente en muy pocos años, demostrará con la fuerza de la naturaleza, que aún estamos a tiempo de lograr un ambiente como el que nos merecemos. Será de fundamental importancia en la educación de miles de alumnos y ciudadanos, ya que el contacto con la naturaleza es la actividad formativa por excelencia, por su carácter de ámbito natural y de relaciones sociales, además de sacar las enseñanzas de las ciencias naturales de un encuadre puramente teórico. Las riberas del rio serán una reserva natural recreativa y didáctica.

René [email protected] 

La herida de Malvinas

Ya pasaron 37 años de la gesta de Malvinas y la herida sigue sin cicatrizar. Para nosotros, los veteranos de la Guerra de Malvinas, no fue fácil transitar durante todos estos años con la mochila de la derrota, de los falsos relatos de algunos inescrupulosos que solo buscan el bien personal y con esto pretenden devaluarnos y desprestigiarnos. Lo peror que nos puede suceder es el desprecio y el olvido, y nuestra principal causa de lucha es “no al olvido” de nuestros héroes que dieron su vida por la Patria. Pero lo importante es que no estamos solos; tenemos el apoyo incondicional de nuestro pueblo y en cada desfile del 9 de julio y en los actos relacionados con el 2 de abril nos hacen sentir su fervor patriótico. Esto para nosotros es una caricia al alma que nos reconforta y nos da fuerza para seguir luchando por nuestra causa. Los veteranos de Malvinas también contribuimos para que la demopcracia se restaure en 1983. ¡Y de qué manera lo hicimos! Lo pagamos caro, entregando la vida de 649 héroes al servicio de la patria. “Cuando la Patria está en poeligro, todo está permitudo, excepto no defenderla”. Hoy, gracias al trabajo arduo y desinteresado de los docentes, varios establecimientos educativos privados y estatales nos abren las puertas de sus escuelas para que podamos disertar y contar a sus alumnos la verdadera historia de la Guerra de Malvinas por sus propios protagonistas. También en la ciudad de Concepción, a través del canal 5, tenemos los jueves un espacio de una hora en  en el programa que se llama “De qué hablamos cuando hablamos de Malvinas”, para que nuestros VGM cuenten a los televidentes sus distintas experiencias en la gesta de Malvinas. El director de la academia General Belgrano, también conduce un programa a través de la |100,5 los viernes desde las 20 hasta las 21hs y escucharlos hablar a los integrantes de su panel con tanto patriotismo de Malvinas emociona hasta las lágrimas. La casa Histórica también nos abrió sus puertas para que la Armada argentina les rinda un justo homenaje a sus héroes. El 29 de mayo es el día del Ejército. El liceo Militar también nos invitó y desfilamos con los cadetes. La desmalviniación y el olvido de nuestros héroes contemporáneos nos pegaron duro en un principio, pero gracias a toda esta gente que menciono y muchos ´as hemos logrado que nuestra causa no se negocie con ningúin político. “El soldado no muere en el campo de batalla; muere cuando la patrioa lo olvioda” .

Luis Alberto Quinteros- Manz. 1 Casa 2 B° 260 Viviendas-Los Vallistos- Banda del Río Salí

Comentarios