Emocionante rescate del cine clásico

18 May 2019 Por Guillermo Monti
1

> CRÍTICAS DE CINE

EL CUENTO DE LAS COMADREJAS | COMEDIA DRAMÁTICA - PM13 - 129’

Muy buena

Origen: Argentina, 2019. Dirección: Juan José Campanella. Con: Graciela Borges, Oscar Martínez, Luis Brandoni, Marcos Mundstock, Nicolás Francella, Clara Lago. Guión: Juan José Campanella y Darren Kloomok. Fotografía: Félix Monti. Música: Emilio Kauderer.

En el centro de la escenografía, brillante, dorado y omnipresente luce el Oscar que obtuvo Juan José Campanella por “El secreto de sus ojos”. Claro que, por cuestiones de derechos, está tuneado y no se lo puede llamar por su nombre. Por más de un motivo la estatuilla juega un rol clave en “El cuento de las comadrejas” y ese es uno de los tantos anclajes que ubican a la película en el corazón del cine clásico. Campanella convirtió la remake de “Los muchachos de antes no usaban arsénico” en un rescate emotivo, profundo y mordaz de una cinematografía que se ve -y se disfruta- cada vez menos. Eso no implica que “El cuento de las comadrejas” quede flotando en el limbo de los homenajes. Va mucho más allá.

Mara Ordaz (Graciela Borges) vive recluida en una imponente casona, dedicada a ver una y otra vez aquellos filmes que la convirtieron en una estrella. Pasaron décadas y hoy es una reliquia propia de tiempos dorados. Pero no está sola: la acompaña su marido, un actor que no pasó de los roles de reparto (Luis Brandoni), el director de aquellas grandes producciones (Oscar Martínez) y el guionista (Marcos Mundstock). La vejez marca las rutinas del cuarteto, las mañas, las estocadas colmadas de acidez que se reparten. En esa llamativa convivencia no faltan los secretos y la basura escondida bajo la alfombra. La irrupción de dos jóvenes (Nicolás Francella y la española Clara Lago) rompe el equilibrio y enciende en Mara la ilusión de recuperar algo de la gloria añorada. Pero es un camino lleno de trampas.

En la puesta en escena se imponen la mano de Félix Monti, maestro de la luz, y el contraste entre los clásicos del rock y las dramáticas melodías de Emilio Kauderer. Pero el juego fuerte de la película pasa por la palabra, por el esmero con que Campanella y Darren Kloomok reescribieron la historia original (firmadas por José Martínez Suárez y Gius en 1976) y dotaron cada línea de una deliciosa intensidad.

La dupla Martínez-Mundstock (quien a los 76 años le saca el jugo a su primer papel protagónico en el cine) brilla al máximo en el cuarteto de figuras convocado para asegurar que “El cuento de las comadrejas” funcione a la altura del material original. Además de bien actuada, de elegante, de inteligente en su condición de comedia negra con todas las letras, la de Campanella no deja de ser una buena película de amor. Otra virtud para subrayar.

> También llegaron...

- “UGLY DOLLS”

Una deliciosa producción animada, ideal para que los chicos se diviertan y a la vez adviertan la necesidad de respetar las diferencias. Promedio de críticas recibidas: muy buena.

- “EL SOL TAMBIÉN ES UNA ESTRELLA”

Recomendable en especial para quienes disfrutan los dramas románticos, aquí con un condimento político de por medio. Promedio de críticas recibidas: entre regular y buena.

- “LA RAZÓN DE ESTAR CONTIGO 2”

Nuevo capítulo de las aventuras del perro Bailey, esta vez sin tanta frescura ni originalidad. Una historia simple, apuntada a las familias. Promedio de críticas recibidas: regular.

> El estreno perdido

- “TOLKIEN”

Nicholas Hoult interpreta al autor de “El señor de los anillos” en esta biopic que cuenta el trayecto académico de J.R.R. Tolkien, el descubrimiento del amor y su participación en la Primera Guerra Mundial. Se quedó sin pantalla en Tucumán.

Comentarios