Un abrazo de manchas pictóricas y poesía

Presentan mañana en el Museo Iramain un libro de Fued Amin y Roberto Espinosa.

06 Dic 2018

Un homenaje a Fued Amin, uno de los maestros de la pintura tucumana, tendrá lugar este viernes, a las 20, en el Museo “Escultor Juan Carlos Iramain”, Entre Ríos 27. En la oportunidad, se presentará el libro “Klecsopoemas”, de Amin y Roberto Espinosa. Se referirá a la obra la licenciada Gloria Zjawin de Gentilini. La parte musical estará a cargo de Ana Marcilla, María José Soldati y Carlos Podazza.

El trabajo que reúne klecsografías (manchas simétricas) de Amin y textos literarios de Espinosa, fue diseñado por Andrés Tula Molina y Franco Guevara, y auspiciado por el Museo Iramain. Klecsografía deriva del vocablo alemán “klecks” que significa mancha o borrón de tinta o color. Estas manchas fueron usadas por Botticelli y luego por Leonardo da Vinci. El psiquiatra suizo Hermann Rorschach las empleó como una técnica de psicodiagnóstico.

LOS AUTORES. Amin y Roberto Espinosa en 1993.

El libro fue editado en forma artesanal en 1996. “Las 25 manchas simétricas del pintor Fued Amin reflejan un mundo interior en el cual la observación repetida ayuda a perfilar formas, o esbozos de tales, que recuerdan contornos propios del reino animal (mariposas sobre todo), también rostros o parte de estos, siluetas, órganos, quizá monstruos observados a través de la lupa. Sobre ellos ha trabajado Espinosa, aunque la creación puede haberse dado en el orden inverso. El resultado es una perfecta compenetración entre ambos que lleva al contemplador a detenerse en las manchas y entrever algo que, después, se ilumina merced a los textos de Espinosa”, escribió el escritor Federico Peltzer, en LA GACETA Literaria.

UN MAESTRO. Fued Amin falleció en 2005.

Sobre la pintura de Amin, fallecido en 2005, el crítico de arte Ramón Alberto Pérez dijo: “Pintar es buscar la paz y la serenidad. ¿Cuántos pintores han podido adherirse a ese criterio y mantenerse en él en nuestro tiempo, sacudido por la tremenda realidad de una existencia distorsionada y trágica? ¿Cuántos han podido excluirse del caos? Ciertamente, pocos. Fued Amin es uno de ellos y viene realizando en Tucumán una labor pictórica sutil decantada, cuyos valores crecen con el tiempo”. Acerca de la producción literaria del escritor y periodista, la doctora en Letras, Adriana Marisa Olivera, señaló: “Roberto Espinosa escucha, recuerda y escribe; presta sus manos generosas, su fino oído, su oscura voz cuando recita sus versos. Es un duende de la noche, del vino, del silencio. Un escriba de la memoria, de las voces y los silencios. Es un ancla que resiste a la evanescencia de la vida posmoderna. Como los clásicos, su voz permanece y transmite la fusión entre arte y vida”.

Comentarios