García tendrá protección especial hasta que termine de declarar

El fiscal Diego López Ávila pidió que el testigo sea custodiado en el penal de Villa Urquiza

18 May 2018
2

DE VUELTA AL PENAl. El ex comisario Enrique García continuará declarando el lunes en el juicio. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

El juicio en el que se investiga el crimen de Paulina Lebbos y su posterior encubrimiento transita momentos que podrían resultar decisivos para algunos de los imputados. La declaración del ex comisario Enrique García dejó en una posición incómoda a Luis Nicolás Barrera y Héctor Brito.

Cuando se produjo el hallazgo del cuerpo de la joven estudiante, en la tarde del 11 de marzo de 2006, en Tapia, Barrera era el subjefe de la Policía y Brito, responsable de la Unidad Regional Norte de esa fuerza. García estaba a cargo de la comisaría de Raco, que realizó las primeras actuaciones en el lugar a pesar de que no se trataba de su jurisdicción.

El testigo declaró que fueron sus superiores quienes le ordenaron documentar que los restos habían sido encontrados por la Policía y no por los hermanos Sergio y Marcelo Goitea, dos lugareños, como se supo a partir de la reconstrucción realizada por Gendarmería.

Ayer la sesión se interrumpió debido a un problema de salud que habría atravesado Brito. Entonces, como García no terminó de declarar, el fiscal coadyuvante Diego López Ávila solicitó medidas de protección para el testigo.

El ex comisario está detenido en Villa Urquiza desde hace dos años, donde cumple una condena por haber falsificado actas del procedimiento del hallazgo del cuerpo de Paulina. El pedido de resguardo se extendió a Manuel Yapura y Roberto Lencina, los subalternos de García. Ellos también fueron condenados en el juicio de 2013.

“Pedí la protección de los testigos para que tengamos la garantía de que no van a sufrir ningún tipo de amenazas o coacciones”, fundamentó López Ávila. García contó que en 2013 sufrió un ataque armado y lo relacionó con el caso.

“Lo más importante es proteger a la persona. Tengo un interés como representante del ministerio público de que este testigo no reciba ningún tipo de amedrentamiento y que declare con absoluta libertad”, indicó el fiscal.

Luego de analizar el pedido, los jueces Dante Ibáñez -presidente-, Rafael Macoritto y Carlos Caramuti ordenaron que se arbitren los medios para que los testigos queden bajo una protección especial. En los casos de García y Yapura -están presos-, estas tareas deberán ser coordinadas por el juez de Ejecución y Sentencia, Roberto Guyot. “Si bien se sospecha que el testigo podría ser influenciado por algunas de las defensas, también podría serlo por alguien que no esté de este lado”, dijo Cergio Morfil, abogado de Brito.

Solidario

Cergio Morfil estaba dispuesto a reemplazar a su par, Gustavo Carlino, en el debate. Los letrados tienen intereses contrapuestos. “No voy a plantear oposiciones que perjudiquen a mi colega”, aseguró.

Careos

El Tribunal comunicó que el próximo miércoles se concretaría un careo entre Alejandro Noguera (el primer fiscal que tuvo el caso), Javier Noguera (era secretario de Gobierno en 2006) y Alberto Lebbos,

Otro contratiempo que complicó la audiencia

A la ausencia de Héctor Brito se sumó otra complicación: el fallecimiento de un familiar de Gustavo Carlino, defensor del imputado Nicolás Barrera, quien era subjefe de Policía. Cergio Morfil, quien es abogado de Brito, iba a reemplazarlo, pero finalmente los jueces dispusieron suspender la audiencia.

Incidente con Sánchez 
El fiscal Diego López Ávila le pedirá al Tribunal que informe la tarea que desarrollaron los custodios del ex jefe de Policía Hugo Sánchez en un incidente que se registró ayer. El imputado se abalanzó sobre el fotógrafo de LA GACETA cuando tomaba imágenes de su retiro de tribunales. Los policías, según quedó registrado en las tomas, marchaban pasos detrás del acusado y no lo detuvieron cuando fue contra el reportero gráfico. “Me parece que no están siendo rigurosos con el papel que deben cumplir y eso merece ser analizado”, indicó el investigador. José Luis Chaván, defensor del ex comisario, señaló que no sabía que se había producido el incidente. Sánchez fue detenido en abril por mensajes considerados injuriosos enviados por su defensor contra un testigo.

Incidente con Sánchez 

El fiscal Diego López Ávila le pedirá al Tribunal que informe la tarea que desarrollaron los custodios del ex jefe de Policía Hugo Sánchez en un incidente que se registró ayer. El imputado se abalanzó sobre el fotógrafo de LA GACETA cuando tomaba imágenes de su retiro de tribunales. Los policías, según quedó registrado en las tomas, marchaban pasos detrás del acusado y no lo detuvieron cuando fue contra el reportero gráfico. “Me parece que no están siendo rigurosos con el papel que deben cumplir y eso merece ser analizado”, indicó el investigador. José Luis Chaván, defensor del ex comisario, señaló que no sabía que se había producido el incidente. Sánchez fue detenido en abril por mensajes considerados injuriosos enviados por su defensor contra un testigo.

En Esta Nota

Paulina Lebbos
Comentarios